La Historia de la Humanidad
es la historia de la estupidez Humana.

24 de julio de 2016

¿Qué es el odio?


Después de leer y reflexionar tanto sobre el amor, me vinieron a la cabeza varias preguntas. Y es que se ha dicho y escrito mucho sobre el amor, pero no ocurre lo mismo en el caso del odio. 

 A partir de eso solicité la opinión de los seguidores en Facebook, con las siguientes preguntas:
  1. ¿Qué es para ti el odio?
  2. ¿Es el odio lo contrario del amor? ¿O -como dicen algunos- la indiferencia es el contrario del amor?
  3. ¿El odio es algo totalmente malo? Por ejemplo, ¿Sentir odio hacia la injusticia es algo malo? ¿Existe un odio positivo?
Es inclusive difícil de conceptualizar el odio, dado que -irónicamente- se odia al odio, y todo aquel que pueda sentir odio inmediatamente rechaza sentirlo. Por ejemplo, "no odio a los chinos, simplemente me desagradan que hayan tantos en mi país", "no te odio, pero no deseo verte nunca más" o situaciones similares.

Veamos como es definido el odio:
  • Antipatía y aversión hacia algo o hacia alguien cuyo mal se desea. (DRAE)
  • El odio es un sentimiento de profunda antipatía, disgusto, aversión, enemistad o repulsión hacia una persona, cosa, o fenómeno, así como el deseo de evitar, limitar o destruir a su objetivo. (Wikipedia)
Aunque no obtuve muchas respuestas, uno de los usuarios de Facebook definió el odio como "un sentimiento defensivo hacia algo que me hace daño" y otro como "lo contrario al amor".

Sentir rechazo hacia alguien o algo no necesariamente implica, según señala el DRAE, desearle el mal. Que no te agrade el profe de matemáticas no implica que deseas o planeas hacerle daño de alguna manera, lo cual quiere decir que el odio requiere una manifestación más activa de "evitar, limitar o destruir".

Suelo recordar muy a menudo a Erich Fromm quien señala que el amor es más un arte que un sentimiento, es decir, que es algo que se aprende y se practica. Y en cierta manera, el odio se aprende y practica de una manera más a menuda y sencilla que el amor. El rechazo hacia una persona, grupos, cosas e ideas se fomenta con gran facilidad y se pone en práctica tanto en religión, economía y en políticas públicas. Temas muy actuales de odio es el rechazo al mundo occidental por parte de los musulmanes, el odio hacia el Islam por parte de los occidentales, el rechazo a las personas LGBTI, el rechazo a los extranjeros que fomenta Donald Trump, el rechazo hacia los ricos y poderosos que fomentan los grupos de izquierda. El odio es una parte muy común de nuestras vidas y que seguramente permanecerá durante mucho tiempo, para no decir permanentemente.

¿Pero es realmente el odio lo contrario del amor? Quizás, dependiendo de la definición de amor que tengas. Si creemos que el amor es la preocupación activa por el desarrollo y crecimiento de una persona sin pretender cambiarla (de acuerdo a la definición de Fromm), entonces el odio será la búsqueda activa por el no desarrollo y crecimiento de una persona. En caso contrario, si creemos que el amor es un sentimiento hacia una persona, entonces el odio también será un sentimiento hacia una persona, lo que haría a la indiferencia algo mucho más radical y contrario al amor, al ser la ausencia total de sentimiento.

¿Pero es el odio siempre algo malo? ¿Está justificado ese odio al odio? Como preguntaba anteriormente, ¿Si siento odio hacia la injusticia entonces estoy haciendo algo malo? Eso me recuerda mucho la paradoja de la tolerancia: ¿Se puede ser tolerante con intolerante? ¿No somos todos intolerantes cuando rechazamos al intolerante? La simplificación del mundo en bueno y malo, es parte de una cosmovisión falsa de la realidad. Y es que un universo lleno de colores, las cosas no son en blanco y negro, caliente y frío, bonito y feo, bueno y malo. Y el odio, ciertamente, puede tener sus virtudes, dado que si algo ha generado el progreso social de la humanidad es el odio y rechazo hacia las instituciones, costumbres, grupos políticos y económicos en el poder. Buscar la independencia y rechazar la monarquía, fue ciertamente una apología al odio a la monarquía. Una mujer y sus hijos pueden sentir odio hacia el padre de familia que los maltrata y humilla. Una comunidad indígena puede sentir odio hacia los grupos que intentan arrebatarle las tierras que ancestralmente han ocupado.

El amor tampoco ha sido la cura para todos los males. La Santa Inquisición se hizo por el tremendo amor que sentían los creyentes hacia sus prójimos, creyendo que a través de la tortura conseguirían la salvación de sus almas y la gracia de Dios. También hay historia reales y ficticias, como la Iliada en una guerra por amor o esposas que matan a sus maridos o hijos por amor (o por lo que creen que es amor).

Ningún sentimiento es malo, están ahí por una razón. Todos los sentimientos son nuestros y los necesitamos a todos, tanto al amor, como el odio, el miedo y cualquier otro. Lo importante es no alimentar exclusivamente a uno sólo de ellos. Si siguen teniendo dudas, quizás lo ideal sería que vieran la película "Intensa-mente" (por aquí la película completa).

17 de julio de 2016

El Arte de Amar (Gif)

Resumen del primer capítulo del libro "El arte de amar" de Erich Fromm. Si quieres seguir leyendo el libro se encuentra disponible por aquí.


2 de julio de 2016

¿Qué puedo hacer yo como individuo razonable que busca su propia felicidad?


Ayer fui víctima de la más común consecuencia del imperante sistema capitalista y la desigualdad social. Es decir, fui víctima del hampa. Me quitaron la cartera, el celular, el bolso y el reloj. Sin embargo, pude salvar 1 kg de papas y mi intachable apariencia personal. Fue ahí mismo, en el centro de Caracas, justo debajo del poder electoral.

Cuando la mayoría sale de dicho hecho echando pestes sobre los malandros, yo salgo echando pestes del sistema económico y social que empuja al ser humano a hacer ese tipo de cosas contra otro ser humano. Yo no ando con esos cuentos de la decadencia moral de la sociedad porque soy realista: el ser humano se mueve por el interés propio y, si lo necesita, pasará por encima de ti haciendo caso omiso de cualquier norma social o jurídica. Así, el malandro no es malandro nada más porque su mamá no le enseñó "valores" en la casa, sino porque hay una desigualdad social imperante que empuja a los que menos tienen a buscar alternativas "no convencionales". Esto no es física cuántica: en los países nórdicos, como Islandia, la brecha entre ricos y pobres es tan baja que la policía no usa pistolas y mata 1 persona una vez cada mil años.

¿Qué puedo hacer yo como individuo razonable que busca su propia felicidad? ¿Que evitaría que los demás amenacen mi felicidad? La respuesta es sencilla, si todos los demás alrededor de mi son felices, mi felicidad no podrá ser amenazada por otro. ¿Que causa la infelicidad de las demás personas y cómo la soluciono? La infelicidad de los demás, puede ser causada por su incapacidad para cumplir cabalmente con sus deseos. ¿Que impide que cumplan sus deseos a diferencia del resto de las personas que si lo hacen? Posiblemente, sea por las desigualdades que existen entre las personas. Eso quiere que mientras menos desigualdad, más felicidad para mí. Incluso cooperar o colaborar con los demás a cumplir sus deseos, me ayudaría (ya sea de manera indirecta) a cumplir con mi felicidad. Con ello estoy apelando a aquel bastardo egoísta que hay en todos nosotros y convencerlo de que el "apoyo mutuo" no es algo moral o políticamente correcto, no es porque eso nos haría mejores personas o cualquier cochinada de esas cristianas, sino porque es lo más razonable, lo mejor para nosotros mismos si queremos tratar de vivir lo más cómodamente posible en el tercer planeta desde el Sol.

Y por desgracia esa igualdad social no se alcanza en capitalismo. Tampoco pueden brincar en una pata los "socialistas", porque inclusión social no es equivalente a igualdad social. La teoría señala que a menor desigualdad, menos violencia y crimen, lo cual evidentemente no es el caso venezolano. La alta cifra de criminalidad quiere decir que, a pesar de los numerosos programas sociales y asistenciales iniciados por el Gobierno venezolano, no ha existido una verdadera reducción de la desigualdad. El sistema no deja de ser capitalista por vender libros o electrodomésticos baratos, de lo contrario Amazon sería la cosa más socialista del mundo.

No tengo nada en contra de los 3 chamos que me robaron, porque son tanto víctimas del entorno como yo de ellos... Aunque si por casualidad se los quiere violar un burro tampoco diré nada. Sin embargo, la venganza y la cárcel no soluciona nada, porque dicho hecho no dejará de ocurrir, ni mucho menos solucionará sino se ataca el problema de raíz.

26 de junio de 2016

¿Qué es la democracia?

¡Que otros no decidan por tí! ¡Organízate! ¡Organicémonos!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...