La Historia de la Humanidad
es la historia de la estupidez Humana.

22 de marzo de 2014

El mejor títere del Imperio

Normal incoherencia de la política exterior del gobierno venezolano.
Se dice muy fácilmente que la actual situación de Venezuela es una injerencia de los EE.UU. para robar el petróleo, pero la verdad es que EE.UU. ya tiene poder sobre el petróleo venezolano y no sólo no le interesa desestabilizar a Venezuela, sino que no le conviene.

El verbo incendiario contra EE.UU. del gobierno venezolano no pasa más allá de eso, dado que en los hechos hay muchos negocios y cooperación con las transnacionales norteamericanas y entre otras potencias, en especial en materia petrolera. La figura preferida es el de las empresas mixtas (empresa resultante de capitales públicos y privados), entre las que destacan (1):
  • Petroboscán, S.A.= PDVSA + Chevron (EE.UU.)
  • Petroregional del Lago, S.A.= PDVSA + Shell (Reino Unido-Países Bajos)
  • Petroquiriquire, S.A. = PDVSA + Repsol (España)
  • Petrodelta, S.A. = PDVSA + Harvest-Vinccler (EE.UU.)
  • Petroindependiente, S.A. = PDVSA + Chevron (EE.UU.)
  • Petrolera Sino-Venezolana, S.A. = PDVSA + CNPC (China)
  • Baripetrol, S.A. = PDVSA + TECPETROL (Argentina) + LUNDIN (Suecia) + PERENCO (Reino Unido-Francia)
  • Boquerón, S.A. = PDVSA + TNK-BP (Rusia)
  • Petroperijá, S.A. = PDVSA + TNK-BP (Rusia)
  • Petrowarao, S.A. = PDVSA + PERENCO (Reino Unido-Francia)
  • Petrocumarebo, S.A. = PDVSA + VINCCLER (EE.UU.)
  • Petroguárico, S.A. = PDVSA + INPEX (Japón) 
  • Petronado, S.A.  = PDVSA + CGC (Argentina) + BPE (Ecuador) + KNOC (Corea del Sur)
  • Petrowayu, S.A. = PDVSA + PETROBRAS (Brasil) + WILLIAMS (EE.UU.)
  • Petroven-Bras, S.A. = PDVSA + PETROBRAS (Brasil) + COROIL (Francia)
  • Petrokariña, S.A. = PDVSA + PETROBRAS (Brasil) (2)
Y eso sólo por mencionar algunas y exclusivamente en materia petrolera, pues también hay empresas mixtas y cooperación en materia agrícola, industrial, automotriz y tecnológica con muchas otras grandes transnacionales. Inclusive, ejecutivos de la petrolera Chevron dijeron sentirse muy orgullosos de ser socios de PDVSA(3), y por consiguiente, de la Revolución. De ese modo, veremos que EE.UU. ya tiene pleno acceso al petróleo venezolano y sus mercados y no necesita de ningún otro tipo de injerencia para lograrlo. Además, problemas en la producción petrolera ha llevado a un insuficiente suministro de gasolina para el consumo  interno(4), por lo que el gobierno se ha visto en la necesidad de importar gasolina, especialmente de los EE.UU.. Esto no sólo pone en riesgo la independencia energética, sino que nos devuelve a los períodos de la 4ta República en que éramos exportadores de materias primas e importadores de productos procesados o refinados. El ambiente económicamente hostil de Venezuela, con alta inflación, control cambiario, engorrosas regulaciones, beneficia a las grandes compañías que pueden compensar esos obstáculos, al mismo tiempo que evita que ellas tengan que competir con nuevas empresas. De hecho, las grandes transnacionales ya establecidas en el país, a pesar del verbo anti-empresarial del gobierno, quieren permanecer en Venezuela dado que las ganancias son exorbitantes a pesar del riesgo(5). Así se demuestra que Venezuela no representa ningún rompimiento con el capitalismo internacional, sino una profundización enmascarada del mismo.

De otro lado, la tesis de un EE.UU. hambriento de petróleo extranjero ya no es tan válida como antes. Desde la llegada del gobierno de Obama, EE.UU. ha dado grandes pasos hacia una política de independencia energética, la cual ha sido bastante agresiva. De ahí la alegría de los gringos por el deshielo del Ártico (con posibles fuentes de hidrocarburos bajo mar helado), la explotación de esquisto y el devastador fracking. Incluso, Obama, antes del desastre en el Golfo de México por la plataforma Deepwater Horizon, había sido un gran promotor de la explotación petrolera en aguas profundas. Después del desastre ambiental, quizás vio que esto daría mala publicidad. El gran punto es que EE.UU. va camino a la autosuficiencia energética (6) y, muy posiblemente, en los próximos años se convierta en exportador de petróleo, compitiendo con sus actuales vendedores(7).

Hasta ese día, a EE.UU. no le conviene una situación de desestabilización en Venezuela, dado que ello suele venir acompañado con fallas en el suministro y más altos precios del barril. El gobierno venezolano, de Chávez a Maduro, representan el mantenimiento del status quo, dado que son sus acciones y no su discurso lo que importa a los EE.UU.. Incluso, el gobierno venezolano es efectivo contra la disidencia, no sólo en contra de la oposición, sino contra los mismos movimientos sociales que reivindican los derechos ambientales, laborales e indígenas, criminalizándolos  y acusándolos de traidores y de trabajar para las oligarquías. Este descrédito a cualquier lucha social que no esté acorde con los intereses del Estado, suele beneficiar a las transnacionales, de cualquier industria y país.

Muchos chavistas e izquierdistas dicen que no quieren a un gobierno títere de los EE.UU., pero el mejor gobierno títere para los gringos es aquel que responde a sus intereses con el apoyo popular del país saqueado. Un gobierno títere que un pueblo engañado mantendrá en el poder.

Notas:

1 de marzo de 2014

Guerrilla de Guarimbas

Vecinos de una zona de Caracas que tras mutuo acuerdo colocaron una bandera entre los edificios como gesto simbólico de su lucha. Una leve muestra de auto-organización.
En mi opinión las protestas de la oposición venezolana son la cosa más estúpida y contraproducente que jamás hayan hecho (desde el punto de vista de lo más beneficioso para la oposición), dado que el radicalismo/fanatismo opositor, en lugar de convencer al chavista dudoso, lo alientan a guarecerse aún más adentro del chavismo; y peor aún, al opositor dudoso, que no está de acuerdo con las "guarimbas", lo alientan a alejarse aún más de la oposición. Sin embargo, este asunto no importa para este artículo, dado que sin importar quien gobierne siempre estaré en contra, y lo que vengo a señalar es que las protestas de oposición sí tienen algo muy interesante, y esa es la forma horizontal y autogestionada en que se manejan en ciertas ocasiones, sobre todo en las denominadas "guarimbas".

Primero, ¿Qué es una guarimba? Guarimba, coloquialmente, se entiende como un "refugio". En este contexto, se les denomina "guarimba" al cierre de calles para protestar, con o sin obstáculos, y de tenerlos suele ser con basura, cauchos quemados u algún otro tipo de material.

Los vecinos, estudiantes, jóvenes, "guarimberos", delincuentes o como se los quiera denominar, suelen hacer estas actividades organizándose previamente, sin necesidad de la injerencia de un liderazgo partidista. Así diferencio las guarimbas de las marchas, ya que las marchas de oposición convocadas últimamente han sido convocadas por líderes de la oposición, mientras que las guarimbas son iniciativas propias de grupos o comunidades. Ahora bien, los teóricos de la conspiración del chavismo, esgrimen que estas guarimbas son el resultado de la injerencia y la financiación del Imperio Norteamericano, por lo que no tendrían nada de autogestionado. Pero para trancar una calle no hace falta haber recibido entrenamiento de la CIA y, al utilizar materiales como basura y tener que llevarla o empujarla con las propias manos para trancar la calle, me dice que la financiación de los EE.UU. no debe ser suficiente. Así, obviemos a estos conspiranoicos cuyo discurso parece el de un evangélico hablando de un diablo que provoca todos los males del mundo.

La guarimba parece ser algo así como una forma de protesta con tácticas de guerrilla. Los guarimberos están lejos de ser una multitud, y probablemente no es una práctica aceptada en la mayor parte de la oposición, pero aún así logran el efecto que desean: fastidiar, hacerse notar y que escuchen sus peticiones. Las guarimbas no son acciones permanentes, y pueden trancar un día y al día siguiente no. Eso las hace sorpresivas e impredecibles. Pero la similitud más grande con las tácticas de guerrilla es no suelen entrar en enfrentamiento abierto con la policía o la guardia nacional, y se repliegan inmediatamente, pudiendo o no ir a trancar otra calle. Incluso, los manifestantes pueden aprovechar el retiro de las autoridades "del orden" de una zona para trancarla inmediatamente. Se convierte así como en juego del gato y el ratón. Dejo una imagen que encontré de las redes sociales:

Estas protestas en Venezuela, son llevadas cabo en su mayoría por personas de la clase media, con alguna participación de las clases populares. Normalmente se coloca esto como argumento para alimentar el menosprecio a estas protestas, pero de nuevo, incluso hasta en las revoluciones de independencia quienes llevaron la batuta fueron la clase burguesa. El problema de fondo no es cual clase social protesta, sino un problema político. Hay razones coyunturales, como la escasez de insumos básicos, la alta inflación, la inseguridad, la represión policial, que catalizan las protestas; pero el factor más decisivo es la ausencia de inclusión de la oposición en la política venezolana: Estoy bastante seguro que, de haber elecciones este año, estas protestas no habrían llegado al nivel en que se encuentran ahora.

No comparo estas protestas con otros países debido a que en su intensidad y accionar no guardan muchas similitudes. Guarda cierta similitud con las protestas en Brasil y Turquía en que las razones para protestar son algo vagas e iniciaron con un hecho determinado (en Venezuela inicia con protestas estudiantiles por el abuso sexual a una estudiante en el Táchira) y que, finalmente, abarcaron otros tipos de razones; pero las estrategias para protestar son particularmente distintas en Venezuela. Eso sí, aunque la exigencia en estas protestas es la salida del presidente, es poco probable que de estas guarimbas surja un golpe de Estado.

17 de febrero de 2014

¿Qué pasa ahora en Venezuela?


Ya van varios que me preguntan desde afuera cómo está la situación en Venezuela ahora mismo. Y ni yo mismo que vivo aquí lo sé a ciencia cierta. Pero poniendo las cosas en perspectiva, yo me aventuro a decir que la gran crisis en Venezuela no es un latente "golpe de Estado" (según la conspiranoia del gobierno) ni una crisis económica (según la oposición), sino una incertidumbre ante la falta de elecciones para el 2014.

Pero antes, hablemos del contexto. Lo más resaltante, definitivamente, es el asunto económico. Aquí es interesante el uso de los términos: para el oficialismo se trata de "guerra económica"; para la oposición se trata de una "crisis económica". Hay escasez de insumos básicos, alta inflación, moneda recientemente devaluada y una intervención más fuerte del Estado en la economía. La palabra "crisis" tiene la intención de demostrar la incapacidad e ineptitud del gobierno en solucionar esos problemas; la palabra "guerra" denota la intención del gobierno de mostrarse como víctima de agentes internos o externos que causan dichos problemas. Del lado político, estamos ante una situación un tanto extraña para Venezuela, dado que este año no habrán elecciones. Las elecciones funcionaban como un modo de dirimir conflictos entre la oposición y el oficialismo, y más aún, funcionaban como un factor unificador en ambos grupos: unirse contra un enemigo común. Así, 2014 trae consigo el riesgo de la división partidista. Ambos bandos, que no sólo han perdido apoyo sino que corren el riesgo de dividirse, se ven ante todo un 2014 en el que no hay la necesidad de mantenerse unido. La inflación, la escasez, la inseguridad, son factores coyunturales, que funcionan como catalizadores de la crisis política, pero no son el gran factor de fondo en este momento.

La crisis de división es todavía peor en la oposición. Muchos en las bases opositoras no están contentas con la actuación de la MUD (Mesa de la Unidad Democrática) ni de Capriles, estos serían sobre todo los opositores más radicales. No están contentos con el reciente pacto de los dirigentes de la oposición, que han reconocido tácitamente al gobierno de Maduro al coordinar conjuntamente con el gobiernos diversos proyectos, entre los que destacan el asunto de la inseguridad. De hecho, la mayor parte de la dirigencia de la MUD no está promoviendo las protestas. Así, Leopoldo López y María Corina Machado, también ex-candidatos a la presidencia, se están aprovechando de ese descontento en las bases opositoras para robar el protagonismo. Muchos opositores están muy molestos con la situación actual y esperaban con muchas ganas el llamado a salir a las calles, por ello Leopoldo López es el nombre más sonado en estos días al ser quien exprese el sentir de muchos de ellos, mientras que la popularidad de Capriles decae. Irónicamente, las razones para protestar son bastante vagas y no hay un criterio unificado: no todos protestan por la misma razón, ya sea por estudiantes detenidos, la situación económica, la inseguridad, todo lo anterior u otra que se me escape.

Del lado del oficialismo hay más que todo alegría. El radicalismo opositor beneficia mucho al chavismo, porque si algo sabe hacer el chavismo es unirse ante la adversidad. Las protestas le sirven al gobierno para demostrar que la oposición es violenta y fuera de la ley. Le sirve para crear un escenario donde el Estado es víctima de un enemigo en común, que no hay tiempos para discusiones internas en el chavismo, porque mejor nosotros que ellos. El gobierno señala que hay un ambiente de protesta similar al del 11 de Abril de 2002, por lo que se esconde un golpe de Estado en estas protestas, pero aunque el ambiente es bastante tenso como en el 2002, y una de las exigencias es la salida inmedianta del presidente, no hay un terreno propicio para un golpe de Estado. La oposición no tiene ni un ápice de control en las Fuerzas Armadas; ni tampoco de ningún otro poder público; apenas la oposición tiene 2 gobernaciones e, incluso, sus dirigentes están negociando con el gobierno. Es poco probable que pueda ocurrir un golpe de Estado y, de ocurrir, este sólo puede venir de altos cargos en el mismo gobierno.

Es difícil conocer con exactitud lo que acontece en el país, dado que hay una barrera informativa impuesta desde el gobierno. Uno de los factores que germinaron las protestas es la falta de acceso de los medios impresos al papel, lo que cuesta la puesta en marcha de muchos diarios de circulación nacional, local e incluso medios comunitarios y autogestionados. En la televisión nacional no se están visualizando las protestas que ocurren en el país, y cuando ocurre sólo es para mostrar los actos vandálicos y violentos en que han incurrido los manifestantes. La imposición del gobierno a los medios audiovisuales ha sido tan constante que la autocensura es la norma. De ese modo, la ciudadanía salta esta muralla informativa mediante el uso de las redes sociales, en especial Twitter. Pero incluso esto no ha sido perfecto, por un lado se ha denunciado la censura de la empresa de telecomunicaciones del Estado, CANTV, que ofrece un aproximado del 90% de las conexiones a internet, a la red social Twitter; y de otro, se ha denunciado desde el gobierno el uso de las redes sociales para transmitir información falsa, sobre todo de imágenes de supuestas represiones de protestas. La información se ha usado a modo de conveniencia por ambos bandos, por ejemplo, el oficialismo sólo suele dar importancia a la muerte de un oficialista, olvidando las otras 2 muertes en la oposición; mientras la oposición suele olvidar la muerte del oficialista mientras llora la muerte de 2 opositores. En este sentido, la represión policial y de grupos parapoliciales no son ningún "cuento de camino" como lo intenta hacer ver el gobierno. La policía ha utilizado armas de fuego contra los manifestantes y lo que no puede hacer la policía (torturas y amedrentamiento, por ejemplo) lo hacen los grupos armados llamados "colectivos" que funcionan como cuerpos parapoliciales.

En mi opinión, estas protestas sólo benefician al gobierno, y lo único bueno que trae para la oposición es liberar la rabia que guardan por dentro. Eso sí, advierto, no me identifico con ninguno de los bandos. Más allá de eso, no puedo agregar más.

14 de febrero de 2014

El Arte de Amar


Si hay libros que me guste recomendar esos son los de Erich Fromm, entre ellos "El Miedo a la Libertad" y "El Arte de Amar". Pero, en este caso, sólo voy a hablar de El Arte de Amar, pero que de todos modos ambos son muy similares. En este post me dedicaré a resumir un poco el libro y, de paso, imbuirlo con mis propios pensamientos.

Por el título algunos podrían pensar que es un libro de autoyuda con recetas para encontrar pareja, pero quien lo lea con esa intención le resultará una decepción o quizás un golpe en el estómago, dado que se dedica con fervor a dudar de los conceptos y preconceptos que se tienen sobre el amor en distintos ámbitos de la vida. Fromm se dedica a analizar el amor en distintas expresiones, pero en nuestro caso sólo nos referiremos al amor romántico y el amor a dios, que son los ejemplos que mejor expresan la idea central del libro.

¿Cuál es la definición convencional de amor? La de una relación mágica y especial, donde aparentemente se mueve el piso y hay fuegos artificiales imaginarios tras un beso. Así, significaría encontrar a alguien que te hace feliz y sin la cual no puedes vivir: tu media naranja... Bueno, ese concepto es mierda. Amar se parece más a cuando tu mamá está molesta porque no prestas atención y aún así te prepara el desayuno, bueno así.

El concepto popular de amor no es realmente amor, sino una relación de dependencia. Si amas a alguien sólo porque te hace feliz, no es muy diferente de amar a alguien por su dinero, es decir, una relación basada en el interés. Lo mismo vale para quienes se enamoran de una o varias características: "Te amo por ser.. Bell@, gracios@, inteligente, romántic@, etc". ¿Y qué sucede cuando la persona deja de serlo? Pues el amor se escapa. Las personas tenemos facetas, y no podemos ser lo mismo todo el tiempo (lo joven y sexy que tengo no durará por siempre... aprovecha mientras puedas, nena), y contrario a la creencia general: La gente sí puede cambiar.

Por esto, señala Fromm, que el amor real es incondicional, como pudiera ser el amor de una madre. Y es que como dicen: "Si puedes explicar porque amas, puede que no ames lo suficiente". Así, entendemos que amar es velar por el crecimiento personal del otro, y no es un objeto para mi satisfacción personal. No puedes amar si no te amas a ti mism@ primero, no puedes amar si no eres independiente y si no puedes andar sin muletas humanas que te hagan sentir completo. Por ello, Fromm es crítico de las relaciones románticas que tienen una visión de mercado: "No encontraré a nadie mejor" o "Buscaré a alguien mejor" o similares.

De aquí saltamos a la religión, donde vamos a ver todavía más la relación de depedencia. Los dioses nacen principalmente de la ignorancia, pero se fundamentan en el miedo, en especial hacia la incertidumbre y la soledad. El dios judeocristiano promete estar siempre presente y amar incondicionalmente, lo cual es algo que nadie más es capaz de ofrecer. Dios representa nuestra necesidad de amor incondicional, pero llegamos a lo mismo: Si amo a Dios porque lo necesito, porque me hace feliz o lo que sea, es una relación basada en el interés. ¿Seguirían amando a dios si te hiciera miserable? Señala Fromm: "El amor infantil dice: te amo porque te necesito. Mientras que el amor maduro dice: te necesito porque te amo". Irónicamente, podemos denotar que el amor del dios judeocristiano no es incondicional, sino solamente para quienes creen y cumplen el dogma, y quien no lo haga, tendrá un castigo terrible. Pero el creyente no suele ver esta contradicción, porque su necesidad de creer en tan grande que lo ciega.

¿Esto quiere decir que amar es tener que aguantarse a alguien que nos hace daño? No, amar es velar por el bienestar del otro, pero eso no quiere decir no poder separarse de él, sobre todo cuando la separación es parte de la vida, de lo contrario sería una relación dependiente. Aquí Fromm señala el típico caso de un matrimonio con un esposo violento y una mujer sumisa, el sádico y la masoquista, respectivamente. Aunque a simple vista no lo parezca, ambos son dependientes entre sí. Ella, probablemente, necesite de él para satisfacer, no sólo su sustento material (techo, alimento, etc.), sino emocional (sentirse cuidada, dirigida, sin soledad ni incertidumbre), y aún con los problemas que tenga, se conforma con la seguridad que la sofocante dominación del hombre proporciona. En el caso del sádico, él necesita de ella para satisfacer su necesidad de dominar y que de alguna manera le hace sentir una leve superioridad ante una realidad que es incapaz de controlar. Por ello, cuando ella se quiere ir, él no la dejará, porque necesita desesperadamente de ella; y ella, al confundir la necesidad de él con amor, probablemente se quede. Y por ello estas relaciones son un ciclo sin fin. "Cuando amas algo, déjalo ir", dice el dicho, y aunque algunos no les guste, esa es la esencia del amor: ser capaz de soltar. Un pajarito nunca podrá volar si su madre no lo deja salir del nido, y una madre que ama desea que su hijo vuele aunque eso signifique que se aleje de él.

Para Fromm, el amor es un arte. No es un sentimiento, sino algo que se aprende, se practica y se mejora con el tiempo. Amar es un esfuerzo, y no algo que surge repentinamente y de la nada. El amor no es igual que enamoramiento, esa etapa en que el otro parece ser un ser perfecto y todo momento es especial. Nos enamoramos del enamoramiento, y sentimos que la relación ha muerto cuando ya no es tan especial como al principio. Por eso se dice que el amor se acaba, que no es eterno. Uno se acostumbra a esa persona, por lo que lo "especial", conocer "lo desconocido", ese sentimiento de "arriesgarse en una aventura", finalmente, se acaba. Pero yo dudo que a eso se le pueda llamar "amor". Yo consideraría "amor" precisamente todo lo contrario, cuando te apegas tanto a alguien que sabes que es lo que está pensando, que sabes es lo que quiere, o lo que siente... Es como cuando un conductor se acostumbra tanto a su auto, que se puede dar cuenta cuando hay algo malo con el auto, o cuando necesita cambiar la velocidad, o cuando sabe que su auto no va a caber en ese puesto de estacionamiento... Es decir, es acostumbrarse tanto a alguien que es como una extensión propia de uno mismo. Y para los adictos a los "fuegos artificiales", eso puede ser aburrido.

Al final, el único consejo en el amor que yo podría dar: olvídate de lo que has aprendido al respecto antes de entrar a este post.
"El amor es la preocupación activa por la vida y el crecimiento de los que amamos" Eric Fromm
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...