La Historia de la Humanidad
es la historia de la estupidez Humana.

18 de marzo de 2011

La ideología del "Trabajo Duro"

Creo que se me pasó de manos, y escribí demasiado jeje. Les advierto que es un texto largo, así que sientete cómodo en tomarte un descanso y servirte un cafecito en el momento que quieras =D. Hasta que te canses de leer y abandones el blog =(
Voy a divagar sobre una forma de pensamiento que principalmente le robo a casi toda la gente que conozco, así como a muchas personas con las que he tenido el gusto de conversar.

La ideología del trabajo duro -a falta de mejor nombre- no es una idea de izquierda, ni tampoco de derecha, ni comunista, ni liberal, ni cristiana, ni atea. Sin embargo, esta idea es contraria a muchas ideas de la izquierda (e incluso del cristianismo), por lo que se le suele entender como una idea de la derecha. En realidad, esta es una idea que surge debido a que vivimos en un sistema político-económico liberal y capitalista, pero no es realmente uno de sus postulados. Es una forma de pensar que surge a lo largo de la vida, a través de la experiencia. La ideología del trabajo duro dice, en palabras sencillas, para lograr tener éxito en algún aspecto de la vida, especialmente en lo económico y lo social, hay que "trabajar muy duro".

"El que no trabaja, no come". Esa es la idea básica de esta ideología. En el mundo que conocemos, hay que tener un trabajo, o mejor dicho, un "trabajo asalariado" para subsistir. Eso para muchos es una ley incuestionable de la vida, de hecho, es más fácil cuestionar la existencia de Dios que la necesidad del dinero para subsistir, pero debemos tener claro que no hay nada en todo el universo que no sea cuestionable. Incluso, la misma existencia de la pobreza es explicada de este mismo modo: "Existe la pobreza porque la gente no trabaja", o "Pobre es el que no trabaja" o "pobre sólo es el que quiere, porque no sale a trabajar". Que es una explicación posible, pero excesivamente reduccionista ya que deja por fuera otros factores, mientras que se agranda el factor "personal", o en palabras más coloquiales: "La culpa de tu pobreza es tuya, de nadie más". Cosa con la que probablemente el lector esté de acuerdo.

Pero el trabajo no es sólo un medio de conseguir recursos, sino también de conseguir "Derechos". De este modo, es bastante común escuchar a la gente que dice que tiene derecho a algo, por la sencilla razón de que ha trabajado muy duro para conseguirlo. Ejemplo: "Yo tengo derecho a este árbol de manzanas porque yo lo he cultivado y he trabajado muy duro para que crezca".

Es en este momento en que la ideología del trabajo duro empieza a chocar con las ideologías de izquierda, o inclusive, con el mismo cristianismo.

En la izquierda, o en las diferentes ideologías colectivistas, que dan preponderancia a la sociedad por encima del individuo (lo que incluye al cristianismo, islam, judaísmo, etc.), se propone que todas las personas tengan rápido y fácil acceso a todos los bienes y servicios, y cuando hablamos de todas las personas, incluimos a los desempleados, los vagabundos, los más pobres, y demás personas que producen poco o nada a favor de la economía. Aquí es donde los que profesan el trabajo duro ponen el grito en el cielo: ¿Darle beneficios a alguien que no trabaja? ¿Por qué alguien se tiene que beneficiar de mí a mis expensas? ¿Sin hacer nada?

Está claro que quien dice eso inevitablemente sonará muy egoísta de su parte, pero en el fondo cualquiera puede entender su punto de vista, dado que a ninguno de nosotros, a menos que seamos masoquistas, nos gusta que se aprovechen de nosotros a nuestras expensas. Pero, la pregunta es: Si alguien "se aprovecha" de mí, ¿Realmente no gano nada?

Los EE.UU. es uno de los países donde, por excelencia, se da este tipo de ideas. La sólo idea de que con mis impuestos le voy a pagar la salud a mi vecino, quien puede ser un alcohólico, drogadicto, desempleado, o millón de cosas malas, ya es motivo para rechazar un sistema de salud de carácter público, que de hecho no existe en los EE.UU. (único país del mundo desarrollado sin sistema de salud universal). ¿Pero eso es bueno para mí, que soy extremadamente egoísta y no lo quiero dar nada a nadie? Pues la verdad que no. Vamos a asumir que en el mundo llega a ocurrir una nueva pandemia, una enfermedad que sea extremadamente contagiosa y mortal. Si todos los demás a mí alrededor no gozan de una buena salud o de un adecuado acceso a la salud, entonces hay mucho más probabilidades de que mi egoísta trasero se contagie con una enfermedad mortal. En ese caso empezaré a rogar para que todos tengan a acceso gratis a la salud. Por otro lado, ¿De qué sirve el derecho a la vida sin el derecho a la salud? Es por ello que "el acceso a la salud" es considerado un derecho humano, y es de notar que todos los derechos humanos son interdependientes, se necesitan el uno al otro, y ninguno es más importante que el otro.

Pero mejor vamos con otro derecho humano: una vivienda adecuada. La solución del teórico del trabajo y el amor duro, es mandarlos a todos ellos a partirse el lomo, como el mismo lo hizo para comprarse su casa, sin ayuda de ningún gobierno ni de persona alguna. Pero esto imposible, o al menos muy difícil de creer, ya que "sin ayuda de nadie", quiere decir que no solicitó un préstamo al banco y que él mismo era el obrero que construyó su casa ¿No? La explicación de "quien no tiene casa es porque no trabaja" es, como ya dije, muy reduccionista dado que no se toman en cuenta diversos factores como lo es el salario mínimo, el nivel de educación, la oferta de trabajo, el estado de la economía, la inflación, etc. ¿Se puede tener una casa digna con un salario mínimo? No. De aquí la solución para el "hombre trabajador" es obvia: "tenías que haberte partido el lomo en la universidad, ya que los profesionales están mejor pagados". Sin duda, el razonamiento es cierto, los graduados universitarios son mejor pagados que el resto de los mortales. Pero, ¿Y si por diversas causas, una persona no pudo estudiar en la universidad? Quizás no tenía familia que lo apoyara, por lo tanto tiene que darse su propio sustento, lo que no da tiempo ni recursos para ningún estudio. O peor, quizás es la cabeza de familia, y además de trabajar, tiene que mantener y cuidar a otros. Además, una mejor educación ni siquiera es garantía de tener una mejor vida, ni buen empleo, ni buen salario. Puede que simplemente no exista una oferta laboral adecuada a la profesión u oficio estudiado. Quizás la economía no está en el mejor momento y los trabajos ofertados son pocos, y no sólo eso, en los tiempos de mala economía se suele despedir a la gente, o las compañías quiebran, etc. etc.

Trabajar muy duro durante toda la vida tampoco implica nada. Repito, puedes trabajar fielmente como un esclavo, y no tener una buena vida, si el salario mínimo apenas alcanza para comprar la comida de un mes. ¿Acaso necesito mostrar ejemplos reales? Puedo apostar que conoces la historia de algún familiar o conocido que siempre ha trabajado honestamente, durante toda su vida, desde que era niño, y quizás vive decentemente, o quizás no. Al final, siempre va a pesar más el estado de la economía sobre todas las cosas, y lo que hacemos tan sólo puede mejorar o empeorar un poco la situación.

La ideología del trabajo duro también dice que "a la gente no hay que regalarles cosas, puesto que se acostumbran a vivir de la regaladera, de Papá Estado, y a no hacer las cosas por sí mismos" (Es como cuando le das comida a un perro callejero y este persigue hasta tu casa). Lo cual es una intención positiva, dado que se trata de impulsar el individualismo de la persona, y enfrente la autosuperación. Eso es bueno. Pero la verdad es que la afirmación es falaz por todos lados. ¿Acaso por qué alguien te regale algo significa que quieres que todo el mundo te regale la vida entera? Algunos me dicen que la mayoría de las personas son así, porque han conocido muchos casos. Ante esto, me es inevitable preguntarles a ellos: "Guao! ¿Y tú conoces a tanta gente? ¿A la mayoría del planeta tierra?". Entonces la respuesta obvia sería "no", y la moraleja del día de hoy sería que "GENERALIZAR no es bueno", por no decir injusto y discriminador. Como ocurre en el caso de las leyes, donde toda persona se considera inocente hasta que se demuestre lo contrario, a toda persona se le debe considerar que tiene intenciones de mejorar aunque la historia demuestre lo contrario. ¿Qué eso no te agrada?... ¿Y quien dice que tiene que agradarte? jeje.

La razón de, por ejemplo, ¿Por qué el grillo prefiere hacer rumbas todos los días de la primavera y el verano, corriendo el riesgo de morir de hambre en el invierno, en lugar de trabajar y ahorrar como la hormiga para sobrevivir el invierno? (Recordando la fábula de la hormiga y la cigarra) Está claro que eso es por motivos culturales, pero no puedo extenderme en ello, aunque volveré a ello más adelante.

Es la hora de contradicciones, y nuestra querida ideología no está exenta de ella. Esta forma de pensar es hipócrita porque tiene "excepciones". De algún modo, cuando empezamos a hablar de niños, ancianos, incapacitados, enfermos, y demás seres que pueden ser considerados "inútiles", no entran en el esfuerzo de trabajar duro. La explicación es: "¡Claro! Es comprensible, dado que a una persona incapacitada se le puede entender su falta, mientras que a una persona que tiene sus dos manos, dos piernas, y en completa salud, ¡No tiene justificación!". Es decir, se apela a la moral o a la ética, y muy probablemente, a la ética cristiana de proteger al desvalido.

Aquí es cuando empiezo a hablar de religión. En el nuevo testamento de la biblia, podemos encontrar el famoso milagro de la multiplicación de los panes y los peces, donde Jesús de Nazareth, con apenas unos pocos panes y un par de sardinitas, logró alimentar a toda una multitud. Ahora bien, ¿Acaso todos dentro de esa multitud eran unos mochos e incapaces? ¿Todos estaban enfermos? ¿Todos eran niños? ¿Ancianos? Eso me resulta poco probable. Está claro que Jesús se vio en la necesidad de ayudar, de alimentar a un montón de personas que gozaban de sus 4 extremidades completas. De lo contrario, ¿Qué iba a hacer toda esa gente? ¿Sembrar en la arena? Si eres cristiano (y muy probablemente lo eres) y has pensado en la justicia del "trabajo duro", entonces se te olvidó que la ética de proteger al desvalido implica a TODOS y no a unos cuantos, sin ningún tipo de distinción.

Apartándonos de que "ayudar al prójimo" es lo "políticamente correcto", ayudar al prójimo también sirve a mis propios intereses. Volviendo al caso de la multitud hambrienta a la que Jesús alimentó, ¿Qué hubiese pasado si Jesús nunca hubiese llegado? ¿Todos ellos se mueren de hambre? Lo dudo, el instinto de supervivencia es mucho más grande que cualquier ley o moral. Lo más probable es que dicha multitud hubiese empezado a hacer disturbios, a saquear, a robar, con el fin de saciar sus necesidades. ¿Y quién sabe? Quizás eso podría haber empezado una revolución en contra de las autoridades judías y romanas. Es decir, irónicamente, Jesús, el sujeto a quienes ellos mataron, los salvó de ese escenario.

De ese modo, ayudar a mi prójimo a conseguir una casa, no tiene que ver con la moral o la amabilidad, le ayudo a conseguir una casa por mi propio interés. Todos debemos regir nuestras vidas bajo el siguiente lema: "Si la persona a mi lado está contenta, satisfecha, no vendrá a joderme a mí (a quitarme lo mío), y por lo tanto yo estaré contento. Si la persona a mi lado no está contenta, ni satisfecha, tarde o temprano, su infelicidad me va a salpicar a mí". Ahí está, lo que algunos quieren solucionar con policías y leyes para evitar que mi vecino me asalte, yo lo soluciono trabajando. Y eso señores, es la idea básica del comunismo, que algunos amigos de izquierda parecieron olvidar (o quizás nunca entendieron), y que la derecha simplemente se niega a reconocer.

¡Claro! Me pueden decir que eso no es un acto desinteresado, y claro que no lo es, del mismo modo en que provocar la sonrisa de una persona a la que queremos, tampoco es desinteresada, dado que su felicidad me hace feliz. Yo sólo aplico la misma lógica de lo que haríamos por una persona que queremos, hacia una persona que ni siquiera tenemos que conocer. Querer la felicidad de otro, porque eso me hace feliz, ¿Acaso tiene algo de malo? (Si puedes encontrarlo, entonces dígalo!)

Tengo que volver al tema del "trabajo otorga derechos", y hago recordatorio de aquel que siembra un árbol, y dice: "Yo tengo derecho a ese árbol". Peeeerooo... ¿Realmente trabajar arduamente otorga algún derecho? Hace poco menos de un par de siglos atrás, los esclavistas argumentaban que ellos no podían liberar a sus esclavos, puesto que ellos habían trabajado muy arduamente para comprar a esos esclavos, y no sólo eso, sino que les había costado mucho mantenerlos: NO ES JUSTO QUE UNO TRABAJE TAN DURO PARA COMPRAR UN ESCLAVO Y QUE ALGUIEN TENGA EL CAPRICHO DE QUITÁRMELO POR LA RAZÓN QUE SEA, OOO... ¿Si es justo? (sí me dices que sí, ya gané la partida; si me dices que no, entonces también se puede justificar la esclavitud).

Trabajar muy duro por algo, no da derecho sobre nada. La verdad, si la única razón por la que trabajas es por la de conseguir "derechos", entonces no eres un verdadero amante del trabajo. Y si nos queremos poner marxistas: ni siquiera las cosas que produces para una empresa son tuyas, son de la empresa, y no tienes ningún derecho sobre una mercancía a la que ayudaste a producir. Pero no me quiero meter en ese tema =P

Tomando otro punto: El trabajo duro es contraproducente porque va en contra de la naturaleza y el medio ambiente. "Trabajar, trabajar y trabajar", es lo que todo el mundo piensa que va a solucionar las cosas en el mundo, pero desde el punto de vista ambientalista, es todo lo contrario. El cambio climático, según afirman la mayoría de los científicos, es el resultado del aumento exponencial de las actividades humanas. ¿Qué es una "actividad humana"? Eso es "Trabajar, trabajar y trabajar". ¿Qué es lo mejor para el mundo? Pues una de las mejores opciones para evitar el cambio climático es reducir las actividades humanas o nuestro famoso "Trabajar, trabajar, trabajar". Dentro de la misma idea, los grupos ambientalistas nos han dicho una y otra vez que nuestro planeta simplemente no es capaz de soportar el "progreso humano" (metáfora bonita del "trabajar, trabajar y trabajar"). Hacen falta de 3 a 4 planetas tierras para satisfacer nuestras crecientes necesidades humanas, y es bastante obvio que no tenemos esa cantidad de planetas tierras. En definitiva, es necesario que dejemos de lado esa idea de "trabajar, trabajar y trabajar"; por "trabajar, descansar y disfrutar", especialmente descansar y disfrutar (Trato mejor esta idea por aquí).

Como última contradicción, la democracia es contraria a la idea del "trabajo duro", de que cada quien se esfuerce por conseguir las cosas por sus propios medios. La democracia representativa, algo que impera en el mundo, consiste en "delegar competencias" a alguien más, de ese modo, tú puedes dedicarte a satisfacer tus egoísmos personales sin necesidad de estar pendiente con lo que ocurre en el mundo. En palabras sencillas: "La democracia es elegir a la persona que va a elegir por mi", ¿Si quiera eso tiene algún sentido? La verdad que no lo tiene. Así, los asuntos más importantes de tu país, de tu región, de tu municipio, son entregados a un grupo de señores que... sólo Dios sabe si harán algo... Y cómo lo más probable es que Dios no exista, de seguro esos señores harán poco o nada, pero eso no es lo importante en este tema. Lo que importa es: ¿Por qué delegar? ¿Por qué hay que dejar que un sujeto tome las decisiones? ¿Por qué nosotros mismos, todos nosotros, no tomamos las decisiones? Se critica la idea de que "la gente se acostumbra a vivir de Papá gobierno si este le consiente con programas sociales"; pero de algún modo la gente no se da cuenta de que cuando se vive en democracia representativa, todos dependemos de lo que Papá Gobierno diga. ¿Acaso se necesita todo un aparato gubernamental para tapar un hueco en la calle? ¿O sólo hacen falta obreros con ganas? Incluso, ¿Ese hueco no lo podría tapar una empresa privada? ¿Un grupo de amigos? ¿O tú mismo? ¿Es necesario un gobierno para construir escuelas? ¿O lo puede hacer una empresa, un grupo de amigos, o tu solito? Y así sucesivamente, todo lo que un gobierno hace, se puede hacer sin la necesidad de escoger y delegar el poder a un líder, con la única excepción de la guerra. A mi parecer, vivir en democracia, donde la gente se acostumbra a no intervenir en los asuntos más importantes de su sociedad y su vida, influye mucho más en la flojera de la gente que un programa social donde se le da dinero a un desempleado... ¿No te parece?... ¿O lo podemos dejar en empate?

Está claro, el trabajo se debe reducir, y no parece ser que exista el momento en que eso pase. En teoría, la tecnología tiene el fin de facilitarnos la vida, y de reducir el esfuerzo y el trabajo. Pero la verdad es que eso no ha sucedido. Con cada tecnología nueva que aparece, como computadoras, robots, internet, programas informáticos, etc, el trabajo no se reduce, más bien aumenta. El "deber ser" es que la tecnología debe liberar al hombre, no esclavizarlo más. Fue en 1886 que se logró uno de los más importantes triunfos del sindicalismo: la reducción de la jornada laboral a 8 horas diarias... Pero hace 125 años que esa cifra no ha bajado... ¿Cuantas cosas puedes nombrar que todavía existan desde hace 125 años?

Finalmente, como dato curioso, la palabra "trabajo" proviene del latín "tripaliare", que significa "Tres Palos". El "Tres Palos" era un antiguo método de tortura romano, que consistía en amarrar a un esclavo a tres palos, donde el guardia podía azotarlo con mucha facilidad. De ahí que la palabra "trabajo" es una palabra que está asociada al dolor y al sufrimiento, de ahí también las palabras "trabajo de parto". El trabajo es necesario abolirlo, y sólo un masoquista puede recomendarlo.

  • "Yo pedí empleo, no trabajo".
  • "El trabajo es el refugio de los que no tienen nada que hacer" (Oscar Wilde)
  • "El trabajo no se abolió, se cambió a 8 horas". (Groucho Marx)
  • "Algo malo debe tener el trabajo porque si no los ricos ya lo habrían acaparado." (Mario Moreno Cantinflas)
  • "Arbeit macht frei." Traducción: "El trabajo libera." Este era el lema de la puerta del Auschwitz I, centro administrativo del complejo de campos de concentración alemanes de Auschwitz, en Polonia. Frase atribuida al comandante Rudolf Höß.
  • "El trabajo es todo lo que se está obligado a hacer; el juego es lo que se hace sin estar obligado a ello". Mark Twain
  • "Si amas lo que haces, nunca será trabajo" (Confucio)
  • Si trabajas para vivir... ¿por qué te matas a trabajar?
  • Trabaja para vivir, pero no vivas sólo para trabajar.
  • Trabajar como esclavos para acabar muriendo olvidados.
  • Trabajar está bien... siempre y cuando lo hagan otros.
  • Trabajar, trabaja nada más qué el que no sirve para otra cosa.
  • El trabajo es tan malo, que pagan por hacerlo
PD: Recomiendo el libro llamado "La abolición del Trabajo" de Bob Black.
    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...