La Historia de la Humanidad
es la historia de la estupidez Humana.

28 de noviembre de 2009

Sábado... Me faltaba una prosa

He ideado un plan malévolo... MUAJAJAJA... bueno, no es tan malévolo, en realidad, me propuse a mi mismo escribir algo, lo que sea, cada día durante la próxima semana. Empezando hoy mismo. Tengo trabajos y exámenes por delante, así que esto me lo propuse porque soy medianamente masoquista jajaja... Allá voy.
(Aquí esta el domingo, lunes, martes, miercoles, jueves, viernes)

Se acabó mi esfuerzo semanal, tan solo me faltaba una prosa. Ya sabemos que no todo es color de rosas, y voy por todo lo que me importa.

No me importa tu patria, tu país, tus fronteras, tus símbolos, tus héroes, tu lenguaje, tu cultura, tus costumbres, tu religión, tus leyes, tu moral, tus líderes, tus partidos, tus estudios, tus títulos, tus diplomas, tus vestidos, tus maquillajes, tu belleza, tus casas, tu dinero, tus propiedades, tu trabajo, tu oficio, tu profesión, tu negocio, tus genes, tu sangre, tu raza, tu fortaleza, tu debilidad, tu ideología... No me interesa ninguna de esas ilusiones que nos hacen ser diferentes.

Me importa tu capacidad de sentir, ser feliz, ser infeliz, de llorar, de reír, de soñar, de desilusionar, de negar, de confirmar, de ayudar, de joder, de descubrir, de ocultar, de acertar, de errar, de crear, de destruir, de querer, de detestar, de abrazar, de besar, de amar... Me importa aquello que nos hace humanos, que nos hace iguales, que nos hace hermanos.

No coloco a la razón sobre la pasión, ni la pasión sobre la razón. Ninguna tendría sentido sin la otra: ¡Yo tomo el impulso de mi pasión y lo guío con mi razón!

No coloco al individuo sobre la sociedad, ni la sociedad sobre el individuo. Ninguno podría sobrevivir sin el otro: ¡Cuando hago lo mejor para la sociedad hago lo que es mejor para mí, cuando hago lo mejor para mí implica la mejora de la sociedad!

¡No coloco a la igualdad por encima de la libertad! ¡No coloco a la libertad por encima de la igualdad! Dime cual es la diferencia entre una y otra, y empezaré a hacer distinciones.

Tengo más nombres que Dios y el Diablo juntos. Puedes llamarme apátrida, racionalista, anti-racionalista, romántico, grosero, idealista, cínico, irreverente, rebelde, sarcástico, relativista, individualista, socialista, nihilista, post-modernista, artista, poeta, ateo, deísta, libertario, ácrata, utópico... Pero sobre todo ¡No me importa tu cualidad de sostener adjetivos, me importan tu capacidad de cumplir verbos!... Prefiero me llames anarquista.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...