La Historia de la Humanidad
es la historia de la estupidez Humana.

9 de septiembre de 2009

Suburbios Vampíricos (Parte 3)

En vista de que hay tantas historias de vampiros, yo me dije a mi mismo, ¿Por qué no invento yo mi propia historia de vampiros? Y así lo hice jaja. Esta es la tercera parte de un intento de "Cuento Corto" (aquí la segunda parte), así que debería ser leído como tal y no como una noticia dentro de una historieta o algo parecido ¬¬... jaja

- Los análisis de ADN han determinado que, la persona quien habría ciertamente utilizado la tarjeta de seguridad para liberar a los antropos, es Sophia Nedstat- Afirmó un periodista de la televisión-. La cual se encuentra actualmente bajo custodia de la policía, esperando para ser procesada por los cargos de delitos contra el orden público y la propiedad privada. Su esposo y secretario de seguridad, Jerec Nedstat, ha sido suspendido temporalmente de su cargo a petición de las autoridades públicas, quienes afirman que su relación sentimental con la acusada altera sus facultades profesionales. Él se encuentra recluido en su apartamento a petición de los jueces encargados del caso.

Mike Ende, quizás el periodista más atrevido de la ciudad, trabaja para el diario El Anochecer, y es aquel cuya voz sobrepasa la de los demás periodistas, y el que había alcanzado a escuchar Jerec durante la rueda de prensa.
- Oye Mike, ¿Tu de verdad crees que ella sea la culpable?
- Pues te digo la verdad, Tawney, dudo mucho de que ella sea la culpable de que hayan escapado esas alimañas- Dijo Mike a su bella compañera del diario, a la que pretende desde hace tiempo.
- Pues todas las evidencias indican que ha sido ella, Mike. ¿Acaso no confías en las evidencias?
- ¿Quien dice que las evidencias explican algo?... La evidencia solo demuestra como la casualidad puede relacionarse de tal manera en que pueda explicarse la realidad. Quizás haya algún error en las evidencias, algo que se haya pasado por alto, algo que todavía no se ha descubierto...
- ¡Hey, Mike! -gritó un compañero del diario desde el otro lado de la oficina- Aquí hay una llamada para ti.
Mike pierden un poco la inspiración y se apresura para atender la llamada.
- ¿De quien se trata?
- No lo sé, es una chica. Si es alguna de tus conquistas, por favor, da el número telefónico de tu oficina o de tu casa. Ya me estoy hartando de que tus chicas me llamen a mi preguntando por ti.
- Esta bien, esta bien. No te enojes amigo...-responde con tono conciliador.
- Y por favor, me llamo Jacob. Utiliza mi nombre por el amor a Lucifer.
Mike ignora su último comentario y atiende la llamada.
- Tengo información sobre el caso del escape de los antropos, ¿Está usted interesado?- Por la seriedad de la voz parecía que la chica hablaba en serio, y por lo importante que sonaba, ¿Quien le diría que no?

El mundo entero era prácticamente inhabitable para todos los seres vivos que se arrastran y vuelan sobre la faz de la tierra, inclusive para los hematófagos era muy difícil la supervivencia en el planeta. Sólo existían 3 países en el mundo. Cada una de ellos, con un máximo de 3 o 4 ciudades. Cada país manejaba un gran continente. Babya, país de donde les narro la historia, tiene como su gran capital a Olstad, y otras 3 ciudades más pequeñas. Burkina y Balcán, son los otros países-continentes integrantes del status quo mundial. Estos países estaban todo el tiempo en guerra entre sí. A veces Burkina y Balcán se aliaban en contra de Babya, otras veces Balcán se unía a Babya en contra de Burkina, o incluso Babya y Balcán en contra de Burkina. Las luchas por el poder y las alianzas se tomaban de acuerdo a las conveniencias del momento. En vista de que las políticas gubernamentales cambiaban tan rápidamente, era normal que los ciudadanos no supiesen quien es el aliado o quien es el enemigo. Todos los países tienen población y fuerzas militares semejantes. En realidad, cada país tiene la fuerza suficiente para enfrentarse a los otros dos sin dificultades, es por ello qué las guerras y alianzas nunca cesaban. No era importante que los ciudadanos supiesen con quién estaban en guerra, sino que supieran que siempre están guerra. Sin embargo, dentro de las ciudades de los países, se podía vivir con mucha calma, en paz y orden. La democracia era el orden imperante en el mundo. La gran abundancia permitía el auge del consumo. Pero siempre se temía que algún otro país acabara con esa paz y orden, que amenazase todo lo que les ha tomado tanto trabajo construir. Y todas las políticas gubernamentales se tomaban de acuerdo a ese miedo.

Sherezade vive en Orhan, un pequeña ciudad de Burkina, con quien Elric ocupa sus noches con largas conversaciones. Según lo que Elric entendía, ambos países estaban actualmente en guerra, pero no lo sabía con seguridad. El tema de lo sucedido con su madre era el principal tema de conversación entre Elric y Sherezade. Lo que les resultaba curioso era la situación de que parecían conocerse de toda la vida. Para Elric, las noches eran como el regalo del día: lo ansiaba desde que se levantaba, con ganas de conocer más del uno del otro. En un correo Elric le confesó a Sherezade:
Mi querida,

Tengo una confesión que hacer, es una idea que se me ha metido desde hoy mismo, y quizás unas de las más estúpidas que haya tenido hasta el momento. En vista de los últimos días que hemos charlado, he disfrutado mucho de esas cortas conversaciones que me han dado la oportunidad de conocerte, y de darme a conocer. ¡Pero ya basta de rodeos! Seré directo: me gustas, me gustas mucho. Eres una chica muy especial, que no solamente es linda, sino también muy apasionada, inteligente y divertida. Pero no es eso lo que me hace sentir tan apegado a ti: ¡He llegado incluso a sentirme lo suficientemente cómodo contigo como para llorar y contarte mis penas! ¡Que son muchas y me sobran! Me has hecho decir cosas que no le he dicho a nadie. Tienes tus propias ideas y las defiendes, y no te cohíbes para defenderlas aunque yo me muestre tercamente en contra. Mi idea del amor consiste en tener a alguien con quien compartir los buenos y los malos momentos, sin necesidad de perderme a mi mismo. Contigo me siento libre siendo yo mismo, contigo me siento libre cuando eres tu misma.

¡Cómo me encantaría que estuvieras aquí conmigo! ¡O yo allá contigo! ¡Cómo sea, no importa! Lo único que sé, es que en este momento, le tengo cierto desprecio a la al sistema métrico. ¡Cómo me encantaría mucho verte! Ni siquiera conozco el sonido de tu voz, ni el olor de tus fragancias, ni la textura de piel... ¡Cómo me encantaría poder verte frente a frente sin mediar palabras!

No lo sé, quizás sea demasiado pronto, no te voy a mentir: no te puedo jurar "amor eterno" o alguna ridiculez de esas. Ni siquiera creo en el "amor eterno". Pero lo que si te puedo decir, es que ahora, precisamente en este tonto momento, a las 9:31 AM hora de Olstad, yo te amo con todo que tengo. Me disculpo si mi idea del amor se parece más a una estrella fugaz que dura solo un instante, pero me reconforta saber que toda una vida puede transcurrir en un instante, y así mi amor podría llegar hasta el día en que perezca.

Me despido, con mucho cariño, un idiota que aún no entiende como puede querer alguien a 8.800 Km. de distancia,

Elric Nedstat
- ¿De donde venimos es una pregunta que solemos hacernos muy a menudo? ¿Alguien sabe?- Esta era la nueva pregunta que hacía yo a mis estudiantes en la clase-.
- De la misma manera en que ha venido todo: fuimos creados por Dios.- respondió un estudiante.
- Muy bien, eso es correcto- respondí deseando una respuesta más concreta-. ¿Entonces somos parte del orgullo de Yahvé?
- Pues al menos en un principio fue así, como todo lo que él creyó que había hecho.
- Si, así mismo fue. Pero Dios, errando como cualquier otro dios amateur, cayó en vanidad. -Me sentía ansioso por responder-. Sin darse cuenta de que su propia creación estaba llena de errores. Su primera mujer, Lilith, una falla como llamaría más tarde, se negó a subordinarse ante Dios y Adán, por lo cual no tuvo más remedio que corregir su error expulsándola del paraíso. Ella se convirtió en un demonio lujurioso que vivía de sus más impulsos animales y de la sangre humana, que seducía a los hombres durante las noches, raptaba a los niños y fornicaba con demonios. Unos cuantos años más tarde, aquí estamos nosotros: los hijos de Lilith, la primera mujer. La gran diferencia que existe entre nosotros actualmente, y los primeros hijos de Lilith, es que después del Unheil hemos ganado un alma, cosa que Dios nos había negado. Cuando carecíamos de alma, no eramos más que animales, seres sin conciencia, entregados a nuestros impulsos básicos; y es por ello que sólo pudimos vivir como la escoria del mundo entre la sombra de los humanos.
- Ahora, nos hacemos llamar "civilizados"-enfaticé-. Nos jactamos de ser auto-suficientes e inteligentes. Pero algo que me resulta muy irónico, es que alabamos nuestras instituciones a la vez que las despreciamos. Adoramos esta supuesta "democracia" en que vivimos, ¿No es así? Pero a la vez decimos que podemos hacer las cosas sin necesidad de los gobiernos, por lo cual, criticamos a todos aquellos que dependen mucho de las instituciones. "Parásitos de la sociedad" los llamamos; "¡Que salgan a trabajar" les respondemos. Pero es muy fácil señalarlo todo a excepción de nuestro propio trasero. Para ver, para ver... -veo a los estudiantes con la intención de hacer una pregunta-, ¿Cuantos de nosotros no nos hemos quejado de las fallas estructurales de nuestra ciudad, por ejemplo, de una calle sin asfaltar, de la recolección de basura, etc.? -La mayoría de los estudiantes levantan la mano en forma aprobatoria-. ¿Cuantos de ustedes hacen algo al respecto?... -esta vez las manos brillaron por su ausencia-. ¿Cuantos de ustedes salen a arreglar esas calles de las que se quejan?... Ninguno de ustedes, por supuesto, ese es el trabajo del gobierno, ¿No es así? Nosotros dependemos tanto de los gobiernos como cualquier otra persona, y a veces no lo vemos, o nos negamos a verlo, y el peor caso, es que realmente no son necesario. Supongamos que hay un gran hoyo en la carretera, que obstaculiza el trafico y vuelve la calle un caos, nuestra primera idea sería la de culpar al gobierno por su ineficiencia, pero ¿Por qué si yo tengo dos manos libres y saludables, voy esperar a que nuestro problema lo solucione el gobierno? ¿Si yo les ofrezco los materiales: la maquinaria y el asfalto; saldrían tapar el hoyo?... Piensen un poco en eso, porque actualmente no vivimos en la era de la información, sino en la era del delirio y la hipocresía colectiva...

La clase terminó sin más que agregar. Me resultaba algo curioso que Yan no hubiese asistido hoy a las clases de tutoría, no era la persona más atenta pero siempre su asistencia fue impecable. Me dirigí a la salida en aquella noche, cuando del algún lado escuché una voz que llamó a mi nombre: - ¿Es usted Héctor Troy?
- Sí, soy yo- volteé respondiendo a una sombra.
Instantáneamente, recibí un golpe por la espalda que me dejó inconsciente. No recuerdo más nada después de eso.

HIJA DE LA DIRECTORA DE LA GRANJA
CONFIESA CULPABILIDAD EL CASO DEL ESCAPE
(Así titula el diario El Amanecer del día siguiente)

Yan Nedstat, hija de la directora de la granja, Sophia Nedstat, ha admitido culpabilidad en el caso de los escapes de los antropos de la granja. Ella explicó que, junto a un grupo de amigos, había robado la tarjeta de acceso de su madre para liberar a un grupo de 22 antropos. No explicó razones para llevar dicha acción, ni tampoco aclaró si pensaba entregarse la justicia. Lo cierto es que esto hace que el trabajo de la fiscalía se retrase aún más, y haga que vuelvan a revisar las evidencias y los cargos contra Sophia Nedstat. Sin embargo, ningún cargo ha sido retirado en su contra, y todavía sigue como la principal sospechosa en el caso.
- ¡Que chica tan tonta!- exclama Jerec mientras retumba el periódico en el suelo- Ahora solo ha logrado que más personas de mi familia sean perseguidas... -Lamentó mientras empezaba a servirse un trago.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...