La Historia de la Humanidad
es la historia de la estupidez Humana.

7 de marzo de 2010

Día de la Mujer: Aprendamos de Feminismo

Normalmente, cuando se habla de feminismo, se piensa que es lo contrario a "machismo", lo cual no es técnicamente cierto.

Se entiende como machismo la dominación del hombre sobre la mujer, por lo tanto, feminismo sería la dominación de la mujer sobre el hombre. Entonces, ambas serían en realidad las dos caras de una misma moneda. Es por ello que mucha gente suele decir que están en contra tanto del machismo como del feminismo. Declarando así una posición de neutralidad o de balance entre ambas partes.

Sin embargo, el feminismo no es necesariamente una declaración de superioridad sobre el género opuesto, es en realidad una respuesta a los constantes abusos que hubo a lo largo de los siglos a un grupo determinado de seres humanos, y la mitad de la población mundial. El feminismo es un conjunto de ideas, teorías, planteamientos y prácticas, que aspiran a la igualdad de derechos entre hombre y mujeres. Mientras tanto, el machismo carece de una estructura teórica, y es sencilla y llanamente una actitud y práctica que se lleva a cabo en perjuicio de las mujeres, y es más un producto cultural que se lleva de generación en generación. Es por esto que, desde mi punto de vista, el machismo y el feminismo no se pueden catalogar como "la misma cosa, diferentes ángulos". (El término correcto para identificar lo contrario a machismo, es hembrismo)

Existen muchos tipos de feminismo, cada uno con diferentes teorías y propuestas. Entre los principales tipos de feminismo se encuentran el feminismo radical, el feminismo marxista, el feminismo liberal, el feminismo de la diferencia, el feminismo anarquista, y entre otros más.

Los voy a explicar cada uno un poquito. El feminismo radical, tal como su nombre lo dice, es el más radical de todos. ¿Por qué? Porque esta es uno de esos feminismos que no desean la reconciliación entre hombres y mujeres, y si no la dominación de la mujer sobre el hombre, pues será la completa separación entre hombres y mujeres, donde cada uno, para ponerlo de algún modo, vivan en islas separadas. Dentro de este tipo de feminismo, se presenta una gran aversión a los hombres, pudiendo llegar a la misandria. Dentro de este feminismo se sostiene que todas las injusticias sociales, pudiendo llegar desde la pobreza hasta la guerra, son el producto del patriarcado. Ya que, "en un mundo dominado por mujeres, las guerras no existirían". En mi opinión, no tengo idea si eso podría ser cierto, pero lo más probable es que no, ya que quizás sea cierto que las mujeres raras veces son más violentas que los hombres, pero también pueden llegar a grandes extremos de crueldad sin necesidad de usar la violencia (las mismas niñas y adolescente pueden decirlo mejor que yo jeje)

El feminismo marxista, como todo marxismo que se respete, el problema de la mujer es el problema de la lucha de clases. El marxismo convencional nos dice que la actual sociedad en la que vivimos, está basada en la explotación del hombre (trabajador) por el hombre (burgués-capitalista). En el feminismo marxista lo único que hacemos es cambiar la frase de este modo: la injusticia social es producto de la explotación de la mujer por el hombre. De este modo, el feminismo marxista considera que la desigualdad de género está determinada en último término por el modo capitalista de producción en la división social en clases. La subordinación de la mujer es vista como una forma de opresión que es mantenida porque sirve a los intereses del capital y de la clase dominante. Pero como todo marxismo, sus conclusiones suelen ser muy economicistas, y no muy explicativas a toda la realidad.

El feminismo liberal es el feminismo institucional, es decir, el que busca dentro de las mismas bases del Estado, la igualdad de género entre hombres y mujeres. Esto se manifiesta con el sufragio femenino, la inclusión de las mujeres en la política (senadoras, alcaldesas, presidentas, etc.), y que busca leyes favorables hacia las mujeres. Con esto último, eso sería lo que se llama "discriminación positiva", que se puede ver con las leyes en caso de violencia doméstica, leyes que obliguen a que haya un ratio equitativo entre mujeres y hombres en las instituciones políticas (asambleas legislativas, universidades, etc.) y toda cosa que le otorgue beneficios a las mujeres. Y este es, a diferencia de los anteriores, un feminismo quizás más conciliador.

El feminismo liberal tiene su contraparte, el llamado feminismo de la diferencia. Este proviene del feminismo radical. Estas señalan que toda nuestra sociedad está construida sobre los cimientos del patriarcado, lo cual incluye las instituciones políticas, sociales, económicas, religiosas, etc. Entretanto ocurre de este modo, el hecho de que una mujer forme parte del sistema político, por ejemplo, como presidente, sólo significa que es una mujer "jugando (imitando) a ser hombre". Estas señalan que las mujeres no deben tratar de incorporarse a un sistema que no fue creado por ellas, sino por los hombres. Los gobiernos son por tanto una institución patriarcal, y las mujeres deben mantenerse lo más alejado de ello sin imitarlos. Los hombres y las mujeres no son iguales, y las instituciones creadas por ELLOS son violentas, agresivas e injustas; y el sólo hecho de que exista una mujer en el gobierno, no cambiará nada, sólo será una mujer que juega a ser hombre: violenta, agresiva e injusta; tal y como es considerada Margaret Thatcher, mujer que libró una guerra, y actuó fría y calculadamente, y es llamada la "dama de hierro". Todo lo contrario a lo que debiera ser una mujer, pues deberían ser "superiores" a eso.

Entre otras cosas que rechaza el feminismo de la diferencia, es la discriminación positiva que hay hacia las mujeres. Por ejemplo, algunas universidades se plantean que el número de mujeres estudiando no deben bajar de un cierto número, y se crean toda una serie de medidas para evitar que ello ocurra. Esto podría ser bien visto desde cierto punto, ya que es un modo de inclusión social. Sin embargo, desde el punto de vista del feminismo de la diferencia, esto es negativo. Esto sería admitir que las mujeres necesitan ayuda y no pueden lograr las cosas por su propio esfuerzo. Es por esto que ven esta discriminación como una concesión, y casi una burla. A estas feministas les gusta lograr las cosas por ellas mismas, y no que se las concedan.

"No se puede ser anarquista, sin ser feminista". El anarquismo es una ideología que rechaza todas las formas de poder y dominación, proponiendo una sociedad ideal basada en la libertad, la igualdad y el mutuo apoyo. Si los anarquistas luchan contra todas las formas de dominación, y entendemos al patriarcado como una forma de dominación (de hombres sobre mujeres), y el feminismo como la lucha contra el patriarcado, pues todos los anarquistas pueden ser llamados sin ningún inconveniente como feministas. Este tipo de feminismo guarda mucha relación con el feminismo radical y con el feminismo de la diferencia, la gran diferencia que tiene con ellas, es que esta busca la igualdad entre hombres y mujeres. No considera que los hombres y mujeres son irreconciliables, sino complementarios.

Al igual que el feminismo radical, el anarcofeminismo, rechaza el matrimonio. Puesto que esta es una institución creada por el hombre con las intenciones de controlar y dominar a la mujer. Dando a entender que la mujer con la que que se haya casado es "suya, de su propiedad". Es por tanto, no muy diferente a un objeto. De este modo, si llegan a conocer a un iluso de estos que se haga llamar "anarquista", y les diga que no se desea casar, no es porque no tenga la capacidad de amar, sino porque quiere amar sin dominar y en condiciones de igualdad. A pesar de todo, muchos todavía vivimos confundiendo el matrimonio con el amor, o inclusive el matrimonio con la familia...

Un concepto muy importante a entender dentro del feminismo, es la diferencia entre "genero" y "sexo". Sexo son las cualidades naturales con las que hayas nacido, en pocas palabras, son tus genitales. Mientras que género es el rol social que juega cada sexo dentro de una sociedad. Algo que nos enseñan desde muy pequeños, y aunque pueda sonar como una nimiedad, es la diferencia entre lo que los niños y las niñas hacen. "Los niños juegan con carritos, las niñas juegan con muñecas", "A los niños les gusta el azul, a las niñas les gusta el rosa", son varios ejemplos de los roles sociales. Sin embargo, no hay nada en nuestra propia naturaleza o en nuestros genes que digan que los niños juegan con carritos, y las niñas juegan con muñecas. De hecho, los niños pueden jugar con lo que sea que les plazca, y eso no cambiará su sexo. "Las niñas juegan con muñecas" es una costumbre impuesta por la sociedad, de manera arbitraria, sobre cuales son las formas aceptadas en las que un individuo, de un cierto sexo, debe comportarse. Esto se puede extender a cosas más profundas, por ejemplo, "las mujeres no pueden hacer deportes" o "los hombres no deben llorar", "las mujeres deben maquillarse", "los hombres no se maquillan" y muchos otros más. De este modo, podemos afirmar que tanto la femineidad como la masculinidad, son construcciones sociales y, por lo tanto, no son ciertas (aunque puede creas que lo sea). Incluso nuestros propios gustos, como que nos resulte más atractiva una mujer delicada o un hombre que sea rudo, son parte de una construcción social (o la combinación de tu preferencia). En definitiva, yo NO confiaría en mis propios gustos, porque puede que no sean realmente mis propios gustos...

Mañana, 8 de Marzo, es el Día Internacional de la Mujer, y cómo me he cansado de decirlo, este no es un día para dar felicitaciones, como si fuera el día de las madres o la navidad, este día es un recordatorio de la lucha que han librado las mujeres a lo largo de los años, en pro de sus derechos y libertades. Solo he dado un pequeño esbozo de lo que el feminismo significa, existen muchas más tendencias con múltiples teorías, y habría que escribir todo un libro para tratarlo a plenitud.

Puedes leer mis otros post en otros años:
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...