La Historia de la Humanidad
es la historia de la estupidez Humana.

5 de junio de 2009

La idea del "genio"

Los genios son aquellos seres mágicos que te cumplen 3 deseos cuando por casualidades de la vida te encuentras con una lampara mágica en la calle. Una vez me encontré una lata en la calle, la levanté y la froté 3 veces, de ella no salió un genio, sino como 20 cucarachas... Mi historia no tiene nada que ver con los genios, solamente quería decir lo que encontré en la desagradable lata aquel día (jaja).

Pero no son a esos tipos de "genios" a los que me quiero referir, sino a aquellas personas que poseen tan grandes cualidades que sobrepasan al ser humano promedio. Eso sería lo que algunos llaman un "genio". Muchos personajes podemos observar a través de la historia y se les ha llamado "genios": Sócrates, Platón, Da Vinci, Einstein, y blablabla, este tema no va sobre algún personaje en particular.

¿Pero cuando se considera que alguien realmente es un genio? ¿Acaso debe pasar por un bautismo? ¿Le hacen una fiesta al final de la graduación de genios? ¿O algo?... Pongamos un ejemplo: hay personas en el mundo que son capaces de hacer cálculos matemáticos muy complicados en tan solo unos pocos segundos... ¿Pero por ello se les puede considerar genios? Supongo que tal vez la mayoría diría que sí. Estas personas, que se puede decir que ya nacieron con estas habilidades especiales, les resulta fácil lograr aquello que otros no pueden, y no necesitaron de hacer mucho o ningún esfuerzo para aprenderlo o lograrlo. Para ellos su habilidad es "natural", producto de la genética.

Sin embargo, ¿Que tiene de impresionante que alguien haga algo para lo que nació?... ¿Es impresionante y llamamos "genio" a un perro que ladra? (jaja). Un genio es alguien quien supera, que va más allá de sus propios límites, no alguien quien los cumple. Es por ello que alguien que por su propia naturaleza, es capaz de hacer algo que nadie más puede, no puede considerársele "genio", a menos que haga algo que vaya más allá de sus propios límites. Siendo así que la primera característica de un "genio" es el esfuerzo que ha hecho para llegar a donde está, es por esa misma razón que se dice que "el genio es un uno por ciento de inspiración y un noventa y nueve por ciento transpiración". No está demás agregar que no importa si alguien de verdad tiene una superioridad natural, como lo pueda ser un deportista o cualquier otro tipo de persona, si esta no se esfuerza en lo más mínimo, no podrá tener ni el más mínimo éxito ni mucho menos gozar de la genialidad.
"El talentoso es aquel tirador que le pega a un blanco que nadie más puede alcanzar; el genio es aquel que le pega a un blanco que los demás no pueden ver". (Arthur Schopenhauer)
Como nos dice Schopenhauer, el genio es algo distinto al resto. Es alguien que no solo tiene talento, sino que es capaz de ver más allá de lo que los demás pueden ver. Alguien talentoso solo es capaz hacer lo que se tiene esperado, un genio no solo hace algo inesperado, sino que intenta atinar a lo imposible. Siendo así que podremos ver, de igual manera, que los genios se han caracterizado por "nadar en contra de la corriente". Siempre en contraposición a lo que se encontraba en su respectivo tiempo, y por lo general, siendo tan rechazado como amado por los demás. Si el genio hubiese tenido miedo de ser rechazado por los demás, jamás hubiese logrado alcanzar la genialidad.

A pesar de todo, a lo largo de la historia hasta la actualidad, hay ciertos tipos de "genios" que parecen merecer más atención que el resto. Los guerreros, los políticos, los deportistas, los militares, algunos bufones del arte (actores y cantantes), parecen ser más importantes que los intelectuales y artistas (escritores, pintores, músicos, etc.). Siempre veremos como se resaltan las grandes maniobras militares, a algún revolucionario que tomó algún arma y se lanzó a la calle o al monte, a algún prócer de la patria, a los grandes estadistas; en la antigua Roma, se vituperaba a los gladiadores, hoy a los deportistas, las estrellas de cine, cantantes y demás.

En todos los países podrás ver que la gran mayoría de las personas conoce algún prócer o revolucionario de la historia de su país (al menos su nombre y su leyenda, por que dudo mucho que se sepa historia completa). En cambio, si preguntas, ¿Quien era Nietzsche? (Mmmm.. un alemán =D) ¿Quien era John Locke? (¿Un personaje de Lost?) ¿Quien era Anna Frank? (¿Una señora que tiene un segundo nombre de hombre?), tan solo unos pocos más especializados en los temas de filosofía, literatura, artes, etc., sabrán quienes son ellos. Esta sociedad en la que vivimos privilegia más a los neardentales que utilizan la fuerza bruta, que a aquellos que utilizan el intelecto. No vivimos en en sociedades que promueven la individualidad, y por lo tanto, los genios son pocos. Vivimos constantemente de los pensamientos de los otros, incluso hasta de sus sentimientos, de sus pasiones, de sus ideales, es tal cual como dice Oscar Wilde: "La mayoría de las personas son otras personas. Sus pensamientos son las opiniones de otra persona, sus vidas son un plagio y sus pasiones son un slogan".

La genialidad es algo que todo el mundo tiene la capacidad de lograr, cada quien en sus diferentes formas y particularidades, solo tiene que desarrollarse, redundantemente, la individualidad del individuo. La genialidad no es el privilegio de unos pocos que nacieron con ella: NO, nadie nace siendo genio, y ese pensamiento es insultante, pues no destaca el esfuerzo, la lucha que debieron llevar a cabo para lograr lo que quisieron.

Ya tenemos al mundo (la corriente), ¿Quien se atreve ahora a ser genio?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...