La Historia de la Humanidad
es la historia de la estupidez Humana.

2 de mayo de 2009

Mito a la Izquierda

ADVERTENCIA: este es un post muy, muy largo. Si se atreven a leerlo, siéntanse libres de descansar, tomarse un café, en cualquier momento…que no los voy regañar (con cuidado que soy omnipresente... te estoy viendo... muajaja!!)
Ya pasó el 1° de Mayo, y hoy he amanecido con ganas de hablar mal de la izquierda. Es algo inevitable, siempre lo hago con los religiosos, pero nadie se salva. Como dice el proverbio venezolano: "a todo cochino le llega su sábado" (Mmmm... ¿Es bueno usar esta metáfora en tiempos de pandemia?).

La izquierda (el marxismo) está tan llena de mitos y falsedades como cualquier otra religión que se respete. Incluso tienen sus propios símbolos, héroes, mártires y -¡Cómo no!- sus propios dogmatismos. ¿Pero saben a quien le gusta destruir los símbolos, héroes, mártires y dogmatismos?... Sí... A MIIIII ME GUSTA!!!! Y voy a empezar. Aunque debo admitir que este post surge a raíz de una conversación que tuve hace unos días con un ser lleno de estas ideas (Mis salu2 a Yanira de BCS, México, JAJA!), que tal vez me regañe por mencionarla aquí, ¡Pero ya ella debe saber que no me importa! =D

[ADVERTENCIA: Las comparaciones que haré entre el socialismo y el cristianismo no son mera coincidencia, son con la intención de joder más (jaja)]

Primero los símbolos, donde algunos son héroes, y todos son mártires. Y siendo mi contexto el latinoamericano (En Latinoamérica solo se pueden ser dos cosas: una es ser cristiano, la otra es ser de izquierda), ¡Que mejores símbolos que el Che, Allende y Bolívar! (Los europeos y asiáticos tampoco se salvan).

Allende no es realmente un símbolo, pero sí es un martir (¿Quien no adora a los mártires?), en cambio, el Che sí es un símbolo, a la vez que es un mártir... ¿Que sería mejor que eso? (La divinidad tal vez...). El Che, como dicen, es un símbolo de rebeldía y de blablablabla, que la verdad que eso me importa muy poco. Me importa lo que produce este símbolo, que tiene un efecto psicológico muy parecido al que tiene la imagen de Cristo para los cristianos. Muchas veces se dice "todos necesitamos creer en algo", cosa que considero falsa, pero puede que psicológicamente hablando sea cierto: "Todos queremos creer en algo". Y esta necesidad bien puede ser en un ser mágico que todo lo puede, o una persona de carne y hueso, o bien sea una idea o lo que el pobre ser trastornado por su inferioridad desee. ¿Pero por qué surge esta "necesidad"? El ser humano al verse incapaz de lograr lo que quiere, y de ver que no puede hacer mucho o nada al respecto, se siente frustrado, y por lo tanto, para superar dicha frustración, se proyecta hacia una imagen que represente la superación o el éxito que desea. El caso más común es "Dios", pero para el caso de la izquierda, el mejor ejemplo es el Che (Bolívar, Allende, entre otros próceres latinoamericanos, e incluso Chávez, no se quedan atrás en este tema). Hablamos aquí de la necesidad casi milenaria de un salvador.

Incluso puedo sacar similitudes entre el Che y mi amigo Jesucristo Superestrella:
- Su apariencia física. Incluso las barbas son parecidas.
- Su carisma. La forma en que llegaban a la gente.
- Su inteligencia. Pues sí, ambos eran inteligentes. Esto es muestra de que la inteligencia no siempre es algo positivo (jaja).
- Sus vidas. Ambos afirmaban trabajar por el bien del prójimo (Sin embargo, no hay muestras de que Jesús haya asesinado a alguien, mientras que del Che no podemos decir lo mismo).
- Sus muertes. Ambos murieron por sus creencias, y a manos de los soldados de los imperios más poderosos de su momento.

Pero también hay algo que trasciende la lógica izquierdista, ¿Quien dice que morir por lo que crees es algo bueno?... ¿No acaso un musulmán envuelto en bombas no muere por lo que cree? ¿Que acaso los soldados nazis no murieron por lo que creían durante la segunda guerra mundial?... Créanme cuando les digo: morir por una causa no es algo nuevo, cierto que no es algo que todo el mundo sería capaz de hacer, pero tampoco es algo que vale admirar. Morir por una causa está claramente tan sobreevaluado que ha dejado de tener valor: más valiente es tratar de vivir por una causa que muriendo por ella. ¿Realmente el Che sería un símbolo sino hubiese sido muerto por la CIA? ¿Se hablaría tanto de Allende de no haber sido por el golpe de Estado que terminó en su muerte? (Yo digo que no). "Morir por las creencias" debe ser otro invento religioso, que surge en base a aquel supuesto sacrificio que debe hacerse para ser merecedor del cielo.

Pero vuelvo a la lógica de los símbolos y héroes. Y al igual que ocurre con Cristo y demás deidades, los héroes, como el Che y Bolívar, que inspiran pasiones y sentimientos en muchas personas, pueden utilizarse como manera de manipulación de masas para afianzar y extender el poder. ¡Demagogia es la palabra que busco! Los políticos de izquierda suelen aprovechar estas imagenes mal formadas, y casi divinizadas, de unos idiotas como lo son Marx, Lenin, Mao (¡Ni en China se habla ya de Mao! ¡El poderoso dólar es un mejor símbolo, jaja!), el Che, Bolívar, y de todo personaje histórico del que se puedan aprovechar (Ezequiel Zamora, Pancho Villa, Perón, Salvador Allende, etc.), e incluso -¿Por qué no?-, de alguien que todavía este vivo, como Maradona. Y para ser sincero, y aúnque suene cruel decirlo (pero no soy el único que lo ha pensado), para muchos el Che, por ejemplo, ha sido más útil muerto que vivo. Vivo solo solo creaba problemas, pero muerto inspira a muchas personas.

Mil perdones para los guevaristas, pero siendo mi amigo el rosarino una figura internacional, es la que más rápido quiero acabar. ¡No es nada personal! =D. El ataque más común al Che es: "Él era un asesino". Y lo fue, no hay defensa posible en eso (jaja). Sin embargo, se busca justificar el "por qué". La mejor defensa que tienen los guevaristas para defender a su querido personaje es algo así: "Recordemos que estamos hablando de otros tiempos, una época, un lugar y unos gobiernos donde no cabían las discusiones o el diálogo, sino las armas". Pero -siempre son buenos los "peros", jaja-, unos 20 años antes, en la India, un caballero de nombre Gandhi, había logrado sin uso de las "armas", la independencia de su país a un gigante como Inglaterra, que no se ha caracterizado en la historia por ser "buena y considerada" (Gandhi era un racista y un machista. Hablaba despectivamente de los africanos y golpeaba a las mujeres. Te lo digo porque tampoco deseo que veas a Gandhi como como un héroe, ni mucho menos un símbolo, solo un ser humano más. También dicen que era pederasta). Eso quiere decir el método pacífico existía mucho antes que las aventuras guevaristas en Bolivia y los demás países que visitaron sus armas. Entretanto, tan solo 4 años más tarde (no 20 ni 10 años, sino 4 años. Un periodo presidencial estadounidense completo) de que Guevara formara su guerrilla boliviana, en Chile, como tanto se ha jactado la izquierda a través del tiempo, Allende se convierte en el primer socialista en llegar al poder de manera "DEMOCRÁTICA", es decir, sin las armas. Y Chile ni siquiera está muy lejos de Bolivia (Son países vecinos). ¿Donde está la justificación del tiempo, el lugar y las personas ahora que defendía al Che? (No lo sé... ¿Por ahí?). Aquí coloco a la izquierda en una posición dicotómica: o defienden al Che y su visión guerrillera, o defienden a Allende y su visión más democrática. Pero no pueden ser ambas (No sean ambiciosos!), pues sería contradecirse.

Lo cierto es que el Ché tenía visión militarista y violenta de su revolución. No veía más opciones, pero no las veía porque no quería. El Ché quería la guerra. Cómo le gustaba la aventura y viajar por el mundo, cosa que demostró desde joven, probablemente veía a la "revolución" como una aventura, y renegaba de toda alternativa por carecer de ese toque de adrenalina que le daba sazón a su vida. Sino hubiese sido guerrillero, o de no haber conocido el socialismo, tal vez le hubiesen gustado los deportes extremos, como el surf o el montañismo. No digo que no haya sentido pasión por su revolución, solamente que le agregó a su pasión por revolución el carácter de deporte extremo. Y cómo suelen hacer estos mencionados deportistas, a veces su pasión suele anteponerse a los sentimientos, o simplemente, a los demás. No conozco mucho la vida sentimental del Che (y no me interesa mucho), pero sé que tenía hijos cuando hizo su aventura a Bolivia, y quizás una pareja. Y lo más probable es que su estadía andina no haya provocado los sentimientos más maravillosos a las personas que le querían. Los idealistas como el Ché, y tengo que reconocerlo, me incluyo en esa categoría (pues aún me reconozco como anarquista), podemos ser los seres más crueles cuando se trata de relaciones sociales: la idea siempre será lo más grande, lo más importante, y no importa si se sufre o el mundo sufre por ello. Y el Che hizo sufrir a muchos por su idea. Es por ello que considero que el idealista es el ser más cruel y peligroso del mundo, y jamás debe tener ni la más mínima cuota de poder, porque hará del mundo un escenario de guerra (Aunque algunos no les guste, Bush era un idealista, y su discurso lo demuestra). Esto último puede entenderlo porque, en realidad, el Che y yo no somos tan diferentes. Quizás es una de las razones por las que no me gusta: polos iguales se rechazan (jeje), pero el tema de discusión aquí no soy yo. Sin embargo, la gran diferencia entre el Che y yo es que yo nunca lo sentenciaría a él a nada, pero yo, que no estoy de acuerdo con su revolución y haría todo lo posible por detenerla, ¿A que me sentenciaría él? (¿?...¿?).

Quiero tratar un último argumento que defiende a muchos personajes de la izquierda, y esa es el idealismo: "las buenas intenciones". No me parece el mejor argumento, pero parece que tiene mucha fuerza. Esta sería algo así: "Es cierto, muchos de ellos hicieron cosas malas, y cometieron muchos errores, pero es innegable que tenían buenas intenciones". Debo decir que poco me importan cuales eran sus intenciones, yo no los juzgo por lo que querían hacer, sino por lo que hicieron. Y muy al contrario, por todas las atrocidades que hicieron Lenin, Mao, Fidel, Guevara, las FARC-EP y entre otros, me parece mejor no decir que tenían "buenas intenciones". Las buenas intenciones no bastan. De buenas intenciones se han hecho cosas terribles. No en vano se dice "que el camino al infierno está lleno de buenas intenciones".

Pero también quiero discutir un poco sobre otro personaje de la historia sudamericana, y ese es mi "compatriota" Bolívar. La historia de Bolívar, en mi país (Venezuela) y en el mundo, la cuentan así (resumidamente): "Bolívar, nacido el 24 de Julio de 1783 en la ciudad de Caracas, Venezuela, dentro de una familia mantuana de criollos. Fue estudiante del ilustre Andrés Bello y de Simón Rodríguez, con quien juró en el Monte Sacro que libertaría a su país del dominio español. Su juramento se haría verdad al liderar un ejército patriota que daría independencia a 5 países del continente sudamericano: Colombia, Bolivia, Ecuador, Perú y Venezuela (y algunos agregarían a Panamá). Su pensamiento estaba marcado por la integración americana, por la idea de una una sola nación hispanoparlante que abarcaría desde México hasta Argentina". Muy bonito, ¿No? De este importante personaje de la historia, suelen agarrarse la izquierda latinoamericana para exaltar los sentimientos patrióticos de los pueblos(!!!!).

Siempre tengo que hacer el papel del malo y arruinar los sueños de los demás, ¿Pero sino lo hago yo quien lo hará?... Voy a contar la historia no contada de Bolívar. Oh no... me equivoco... ¡Marx les va contar la historia jamás contada de Bolívar! Pues Marx, el gran exponente del Socialismo y razón de vida de la izquierda latinoamericana, detestaba a Bolívar. Marx escribió el texto más anti-bolivariano jamás escrito hasta el momento (Véase el texto por aquí). Aquí acusa a Bolívar de cobarde, racista, traidor, taimado y hambriento de poder (Lo acusa de querer ser el Napoleón de Latinoamérica). Incluso Marx llega a llamar a Bolívar el "Napoleón de las retiradas" (JAJAJA... es el texto más gracioso jamás escrito por Marx). Pero tal vez la historia más impactante que cuenta de Bolívar, es aquella de cuando este era un joven Coronel. El Generalísimo Francisco de Miranda y Comandante en Jefe de las fuerzas patriotas venezolanas, le había dejado a cargo el Fuerte de Puerto Cabello, pero este, en un acto de cobardía, escapa del fuerte sólo, olvidando a sus soldados y dejándolos a merced de los españoles. Quienes capturan el fuerte y obligan a Miranda a capitular la paz. Días más tarde, un grupo de soldados, en los que estaba incluido Bolívar, llegan por la noche a la habitación de Miranda, lo capturan y lo entregan a los españoles, acusando a Miranda de traición a la patria que aún no existía por su rendición ante los españoles. Miranda, que había combatido en la revolución independentista de los Estados Unidos, que había combatido en la Revolución Francesa (su nombre se encuentra en el Arco de Triunfo de París), ¿Podría haber traicionado la causa independentista de su propio país? Obviamente que no. Bolívar traicionó a Miranda por su propio interés, para salvarse el pellejo de los españoles y quitarse la molestia que representaba Miranda para su ambición. Bolívar traicionó al verdadero precursor de la independencia venezolana. También hay otras historias, como la de Manuel Piar, a quien acusó de ser un "mestizo" que conspiraba contra los blancos (¿A quien se le viene a la mente la palabra racismo? jaja), pero no deseo entrar en detalles y extender demasiado este texto.

Lo cierto es que Bolívar no era de ninguna manera socialista. Probablemente detestaría el socialismo, ya que Bolívar era de tendencia conservadora y de pensamiento liberal. Bolívar representaría hoy mismo a la derecha. A la vez que Marx nunca aprobó a Bolívar, pues lo consideraba un símbolo burgués, una demostración de como la burguesía se apoderaba del poder de la nación en su provecho propio. Bolívar no es más que una imagen bonita que trae a la mente el orgullo nacionalista y que puede ser aprovechado para manipular a las masas, de la misma manera en que Jesús de Nazareth es una manera de manipular a las masas que están llenas de fe. (Fe = ¿Nacionalismo?)

Ya no sigo hablando de personajes, llego ahora a donde quería llegar, a la base ideológica del marxismo. Explico primero más o menos la receta para llegar al comunismo:
Ingredientes:
1) Sociedad capitalista desarrollada. No se puede tener una sociedad agrícola o campesina, sino industrialmente desarrollada (Este ingrediente fue cambiado por Lenin más tarde en Rusia).
2) Una olla de presión.
3) Masas de obreros poco satisfechos.

Preparación:
En una sociedad capitalista desarrollada, introduzca a una masa de obreros insatisfechos dentro de una olla de presión, espere hasta que la olla de presión estalle y las masas se levanten en contra del orden establecido. Estas masas de obreros tomarán el poder político (dictadura del proletariado) y los medios de producción. A esta fase de cocción se le llamará socialismo. Cuando vea que la sociedad socialista esté casi lista, y llena hasta el tope de justicia social, podrá retirar al Estado y demás entidades autoritarias y ¡Voila! el Comunismo estará listo. Sírvase sal al gusto.
Admitan que tengo habilidades para resumir! (jaja). Pero hay algo que los estúpidos marxistas-leninistas no terminan de entender: ¡¡LOS ESTADOS NO SON REVOLUCIONARIOS!! Los Estados están hecho para mantener y proteger el status quo establecido en una sociedad, los estados detestan el cambio. Las revoluciones son el cambio del status quo de una sociedad, la revolución es el cambio por excelencia. Es por ello que la sola unión de palabras como "ESTADO REVOLUCIONARIO" representan una contradicción gigantesca, el oxímoron más grande en mi opinión (!!!!!!!!!!!!!!!!!!!). Los Estados, que tienen en mente su permanencia eterna a través del tiempo, no se van a destruir a sí mismos, de la misma manera en que un organismo que lucha y vela por su supervivencia no se va a suicidar. La teoría comunista de la desaparición del Estado, a través del socialismo, o es falsa o Marx y Lenin simplemente no entendieron como funcionan los Estados. Pero siendo ambos sujetos unos tipos tan inteligentes, dudo mucho que no lo supieran, así que yo abogo por su falsedad. Y en caso de ser cierto, es una idea muy ingenua. Probablemente basada en los "buenos sentimientos" del líder caritativo (jaja) que supuestamente estaría dispuesto a dejar el poder (jejejeje)... No sé si es muy tonto o muy inteligente, pero es algo fuera de mi comprensión =S... Además, en los 50 años de revolución cubana, o en los 70 años de socialismo soviético, en ningún momento se ha asomado siquiera la posibilidad de la desaparición del Estado. Honestamente, creo que la "abolición del Estado" era una trampa para los anarquistas de la época, que representaban una gran fuerza política y social para el momento, haciéndoles creer que comunistas y anarquistas están en el mismo bando, pero no es así, más tarde muchos anarquistas rusos murieron a manos de los traidores a los soviets (Lenin, Trotsky y Stalin).

Del Estado Revolucionario, o el Estado Socialista, surge otra contradicción, cuando estos sujetos tomaban el poder, se hacían, muy irónicamente, conservadores. No deseaban que otro tomara el poder, lo que implica la poca disposición que tenían al cambio, y contradicen la idea del "cambio y la alternativa" de la izquierda. Por ejemplo, 50 años de "revolución" cubana han hecho que los hermanos Castro sean el Status Quo prevaleciente en la isla, y hay pocas luces que indiquen que vaya a cambiar muy pronto. Esta es una contradicción muy divertida (jaja), que debería llamarse: "Cuando la izquierda se hace de derecha! (Jaja)".

Obviamente, este texto está dirigido a mis amigos de la izquierda, quienes gustan de hacerse mártires y colocarse en desventaja frente a la derecha. Cuestión que es técnicamente falsa, pues es obvio que, al menos en latinoamérica, la izquierda es la gran dominante del continente. Y esta dominación no solo alcanza los espacios de poder, sino también el ámbito educativo e intelectual. ¡No me hagan hacer un cuadro comparativo entre los partidos de izquierda y de derecha! (Es en serio, no tengo tiempo de hacerlo, jeje).

Una pregunta de reflexión para mis amigos de izquierda, ¿Que rostro ves cuando piensas en la revolución?

"....."
"....."
"....."
"....."
"....."
"....."

He de adivinar que has olvidado el rostro más importante para la revolución, y ese eres tú. ¿Por qué demonios ves a otra persona y no te ves a ti? La revolución no se hace sola ni la hacen los demás, la hago yo. Y el cambio no llegara nunca hasta que todos nos empecemos a ver como agentes de cambio, como seres iguales y sin nadie ni a nada a quien admirar. En una sociedad de seres libres y conscientes, sus individuos no colocan sus vidas en manos de un mito, ni viven de ella, ni lloran por ella, porque los mitos no existen.

Pudiera continuar criticando la ideología marxista, pero este texto ya está muy extenso, tal vez lo deje para una segunda parte. Así que, para concluir, es cierto que puedo y cualquier persona puede tener puntos de acuerdo con la izquierda. Yo que soy anti-chavista puedo tener puntos de acuerdo con mi presidente Chávez. Pero tener puntos de acuerdo, o los mismos objetivos o intereses, no nos hace amigos o aliados. Me temo yo que no funciono con la lógica de "
el enemigo de mi enemigo es mi amigo". No son los intereses en lo que yo me fijo cuando veo a la izquierda, sino en sus medios para lograrlo. Y ya que tengo como ejemplo a mi presidente Chávez, no estoy de acuerdo con sus medios constantemente arbitrarios y autoritarios para lograr la "revolución" (Ni siquiera la considero "revolución"), y no me importa su verbo anti-imperialista, anti-capitalista y en supuesto favor de las clases bajas.

FACTA NON VERBA = HECHOS, NO PALABRAS

Basta de recordar la historia para manipular, basta de usar la historia como pretexto... ¡Abajo los símbolos, abajo los héroes, abajo los dioses, que viva la libertad!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...