La Historia de la Humanidad
es la historia de la estupidez Humana.

11 de enero de 2009

Del Amor Feminista: El Origen del Estado

La vacaciones navideñas me dejaron agotado... jeje. Y la reciente Guerra en Gaza me ha dejado sin ganas de escribir... Pero no son los dulces ni el clima lo que me levanta el ánimo, sino mi propia fuerza de voluntad... o mi "enorme ego", como dirían algunos... jeje. Y hoy, voy con un tema que he querido escribir desde hace mucho tiempo, y que en parte, incluso puede explicar el mismísimo conflicto en Gaza. Y eso es "¿Cómo se dió nuestra actual estructura política mundial?" desde un punto de vista del feminismo.

Primero, tengo que definir sobre cual tipo de feminismo me estoy basando, pues por lo general, cuando se escucha feminismo se piensa en mujeres rabiosas que quieren arrancar testículos... y no en el buen sentido (jeje). Existen muchos tipos de feminismo, existe el ya mencionado grupo "arranca testículos" (feministas radicales) y otros grupos más pacíficos, como el anarco-feminismo o feminismo anarquista. Precisamente este último es el que nos importa. Este se basa en la supresión de todas las formas de dominación, e identificando al patriarcado como la principal (sino original) causa de dichos sistemas de dominación.

¿Cómo se inicio todo? ¿De donde surgen nuestras autoridades? No hablo de nuestro sistema político, sino ¿De donde surge la idea de que es necesaria una autoridad ("Alguien quien detente el uso de la fuerza para organizar") para sobrevivir?

Empecemos con los animales. Y ellos, los que viven en sociedades, como los chimpancés, lobos, leones, y demás mamíferos, tienden a vivir en jerarquías. ¿Esta jerarquía tiene un fin benévolo en los animales, es decir, que se hace con el fin "consciente" de buscar el progreso de la sociedad animal?... Pues no. En la mayoría de estos animales gregarios la jerarquía se hace con el uso de la fuerza o la intimidación. Simplemente quien es más grande y fuerte, ese será el líder: el "GRAN MACHO ALFA". Nos encontramos entonces por sociedades dominadas por MACHOS o sociedades patriarcales. (En cambio, en sociedades matriarcales la jerarquía no siempre surge de la violencia o intimidación, sino de la experiencia). No hay un fin benévolo de la autoridad de los machos alfa. Sin embargo, esto no quiere decir que de ahí no puede resultar algo bueno para el grupo animal, pues en términos darwinistas, un líder más fuerte quiere decir un líder experimentado, lo que puede implicar o no que tenga un poco más de experiencia para sobreponer los obstáculos que pueda encontrar el grupo y conseguir la supervivencia del mismo. Aunque, por supuesto, la autoridad de este líder del grupo animal no durará mucho, pues siempre aparece otro nuevo contrincante dispuesto a hacerse con el liderazgo, y crear así una nueva y fresca autoridad mejor dispuesta para enfrentarse a la adversidad. Siendo así que hay un cambio constante de autoridades y más posibilidades de adaptación, pues muy difícilmente un líder viejo se adaptaría a nuevas situaciones para las que su experiencia no sirve.

Con los seres humanos, hace miles de años antes de Cristo, la jerarquía no se debió haber creado de una forma muy diferente, pues por más especiales que nos creamos nosotros mismos, no somos más que animales. En especialmente, porque nuestras sociedades se han caracterizado a través de la historia por ser patriarcales o dominadas por los hombres. Siendo así que la jerarquía o la autoridad se creó en la humanidad mediante el uso de la violencia o la intimidación. Es decir, no tenía ninguna intención de benevolencia o "búsqueda del progreso social", sino de un instinto básico animal como lo es la supervivencia.

Sin embargo, no hay que esforzarse mucho para demostrar -y no lo digo por "alardear", jeje- que los seres humanos somos los animales más inteligentes que hay por los momentos en nuestro bello planeta. Y mientras los seres humanos desarrollaban su pensamiento a lo largo del tiempo, surgían nuevas ideas. Estos humanos desarrollaron sus conocimientos mediante el ocio (Sí, el "ocio", jeje) como producto de una buena cosecha o buena cacería. Surgían diversas preguntas, entre las cuales la más importante sería la de su propia existencia. Estas preguntas "existenciales" darían a luz las ideas de los Dioses y toda clase de leyendas para responder a esas preguntas. Algunos individuos del grupo, con más ocio que el resto, posiblemente los líderes del grupo (tal como el león macho en la manada, que es el más ocioso del grupo), y con más tiempo para ejercer su entendimiento, pudo hacer diversos tipos de observaciones en el clima o las mismas estrellas, de donde pudo deducir cuando serían las próximas lluvias o sequías, y cual estación del año sería la más próspera o mala de todas. Mientras más nadie entendiese su descubrimiento, sería percibido por los demás como alguien místico, o incluso, con conocimientos o poderes divinos. Lo cual pudo ser aprovechado por el mismo líder para afianzar su propia autoridad, ya que mientras antes su autoridad podía ser arrebatada por un individuo más joven y fuerte, ahora su autoridad podía ser afianzada por el miedo a las supersticiones o los dioses. Ya que seamos serios, ¡Quien se enfrentaría a un Dios en un mundo donde la magia y los mitos están tan extendidos!. De esta manera se sustituye la autoridad impuesta por la violencia, a la autoridad impuesta por la superstición. De ahí surge el Derecho Divino de los reyes o monarcas para ejercer la autoridad. Al igual que se pierde el cambio constante de autoridades que puede nutrir al grupo de aire fresco y mejores posibilidades de adaptación, es decir, que ya no nos encontramos en los términos darwinianos de antes, y ya no existe un beneficio natural intrínseco para el grupo, sino un beneficio para uno o unos pocos individuos.

Sin embargo, como antes, mientras los seres humanos fueron desarrollando su propio entendimiento, algunos de los viejos argumentos que daban aceptación o legitimidad a la autoridad, dejaron de tener la misma utilidad, es decir, ya no se cree en los Dioses como motor del universo. Esto, sin embargo, acabaría con la autoridad impuesta por superstición, para lo cual se necesitaría una nueva justificación para la existencia de la autoridad. Como nadie conoce cual es el verdadero fin de la autoridad (QUE NO TIENE, jeje), surgen diversas teorías, siendo la más apta para continuar la existencia de la susodicha la que afirma que la autoridad está para buscar el progreso social (o mantener el "orden"). Es decir, la autoridad se institucionaliza. Esta justificación sería la más conveniente para aquellos que ya ejercen el poder, pues les permite mantener sus privilegios, o también, permite que nuevos grupos, desconocidos en el poder, obtengan nuevos privilegios.

Así, se llega hasta la última etapa en que nos encontramos ahora, donde dejamos la autoridad impuesta por la superstición, y adoptamos la autoridad impuesta para el orden social... "¿Para el orden social de quién?", sería una excelente pregunta... La respuesta es pues para colocar un orden social que de privilegios parecidos a los que tendría un macho alfa en una manada. Así de sencillo.

La idea de institucionalización de la autoridad y de su fin benévolo, es algo que se puede ver, por ejemplo, en el "Contrato Social" de Rousseau. En donde, supuestamente, "Para vivir en sociedad, los seres humanos acuerdan un contrato social implícito, que les otorga ciertos derechos a cambio de abandonar la libertad de la que dispondrían en estado de naturaleza"(1), por lo tanto, es necesaria la existencia del Estado. Este supuesto contrato social da la sensación de que, nosotros mismos, individuos, somos los que aceptamos la autoridad... Pero, ¡BAHH!! Seamos serios... Apenas leímos por primera vez esa premisa de que nosotros abandonamos ciertas libertades a cambio de ciertos derechos, nos induce a pensar para nosotros mismos: "¡Amigo! Eso era lo que yo estaba haciendo desde un principio!!!. ¡Y yo no sabía que lo estaba haciendo! ¡Soy un genio y no lo sabía!" (jejeje). La autoridad, o el Estado era, antes de que nos encontráramos con las ideas de Rousseau y otros diversos filósofos, algo que ya estaba establecido, y algo que por nuestra propia naturaleza simplemente aceptamos o dimos por sentado, sin siquiera preguntarnos su por qué. Decir que aceptamos "implícitamente" un contrato, es algo vanidoso y poco realista. El Contrato Social es una teoría algo auto-complaciente, mientras que esta teoría donde la autoridad actual evoluciona del machismo animal, no nos hace sentir precisamente muy inteligentes...

Pero todo es cosa de gustos... Escojan la teoría de su preferencia.

(1) Contrato Social. Wikipedia. Disponible en: http://es.wikipedia.org/wiki/Contrato_Social
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...