La Historia de la Humanidad
es la historia de la estupidez Humana.

20 de septiembre de 2008

La hipocresía y el silencio del "deber ser"

Como ahora tengo la costumbre de visitar foros en búsqueda de conversaciones interesantes, y por sobretodo, aquel foro de religión en Discovery Channel (aquí), me he encontrado con cosas peculiares en cuanto a los discursos de los foristas. Una de esas costumbres de los foristas es la exigir "respeto a las ideas o las creencias de los demás". Pues, llega un momento en que las críticas que se hacen se toman a pecho, o ciertamente, se hacen con la intención de herir al interlocutor.

Pero veamos primero, ¿De donde viene toda esa idea de respeto a las idea o las creencias de los demás?... Esta viene como uno de los tantos pilares de liberalismo, la libertad de Culto o libertad religiosa. Y significa "una libertad que refiere a la opción de cada ser humano de elegir libremente su religión, de no elegir ninguna (irreligión), o de no creer o validar la existencia de un Dios (ateísmo y agnosticismo) y poder ejercer dicha creencia públicamente, sin ser víctima de opresión, discriminación o intento de cambiarla".

Pero por lo que he visto, algunos intentan refugiarse en dicha idea del "respeto a las creencias de los demás", para evitar, o en cierta manera "forzar" al interlocutor para que no se exprese, o se exprese diferente a la manera en que desea, sobre una forma en particular de pensamiento. Es decir, en pocas palabras, quieren que no nos expresemos, o que si lo hacemos, que sea de una forma "correcta".

(Prepárense que aquí viene todo mi derroche de molestia)

Creo que la gente confunde el "respeto" con el "silencio", o peor, con la "hipocresía". Yo respeto tu religión o tu bendita creencia en la medida que te permito profesar tu creencia en forma que desees, y te dejo reunirte, sin sabotearte ni obstaculizarte, y hablar sobre ella sin obligarte a lo contrario. Pero yo, y cualquiera, estamos en todo el derecho de expresarnos sobre lo que queramos y en la forma que queramos. Los derechos de nadie están por encima de los míos o de los demás. Ninguno de nosotros está en el deber de quedarse callado y de no expresarnos contra algo que no nos gusta. Expresar mis disgustos forma parte de una maldición que los gobiernos detestan, y que los liberales llaman vulgarmente "libertad de expresión". Y si yo deseara expresarme en contra de algo, yo no tengo porque hacerlo de la manera "políticamente correcta", pues yo, por ejemplo, pienso que el cristianismo (en la forma que sea) es una religión salvaje, autoritaria, retrógrada, machista, opresiva, y simplemente usar palabras amables para dirigirme a ella, sería hipocresía. Yo sé que a los religiosos les encanta la hipocresía (La humildad como hipocresía), pero eso no está dentro de mis gustos.

Pero tengo que distinguir, mi problema está más que todo dirigido contra las ideas, no contra las personas, y no realmente contra las ideas, sino contra los actos que conllevan dichas ideas. Lo que pienso del cristianismo, de la misma manera lo pienso del nazismo, el fascismo, el comunismo (o marxismo), el machismo, el nacionalismo (o chovinismo), el capitalismo, el consumismo, etc. Y si puedo destruir una idea para que no se lleven a cabo las malas acciones, tan solo armado de argumentos, no tendré piedad de la pobre idea.

Por mi puedes profesar la destrucción del mundo: el genocidio, la guerra, el autoritarismo, o lo que desees, mientras no se haga realidad... jeje

¡No más silencio ni más hipocresía del "deber ser"!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...