La Historia de la Humanidad
es la historia de la estupidez Humana.

10 de julio de 2008

Teoría de la Utopía Pirata

Estado: conjunto de instituciones jerárquicas que ejercen autoridad y organización sobre la sociedad en un territorio determinado. Este no debe ser confundido con la palabra gobierno, puesto que el Estado es un compuesto del "todo": gobierno, poderes públicos, gobernaciones, leyes, ejército, policía, territorio nacional, etc.. El Estado es el todo, el gran Leviatán. (Mi definición)
Para explicar la existencia y justificar lo que se conoce como la comunidad política o el Estado, nuestro autor de hoy, Thomas Hobbes, nos explica que el ser humano, en su máximo grado de naturaleza y pureza (en anarquía o en la más completa ausencia de autoridad), es un conchesumadre desgraciado por naturaleza: mentiroso, impío, violento, codicioso, ambicioso, vanidoso, y entre otras cosas malas. Por lo tanto, este hombre se verá en la necesidad o en el placer de aplastar a quien quiera se atraviese en su camino, para cumplir cabalmente con sus deseos. Siendo así que su visión del mundo, se trata de un mundo lleno de egoístas que se contradicen y luchan entre sí, es una "guerra del todos contra todos", donde las posibilidades de cooperación son prácticamente imposibles.

Para corregir este desafortunado error de la creación divina, los seres humanos -nos cuenta Hobbes- han creado un parche, al que me gusta decirle "Hombre 2.0" (pero algunos prefieren llamarlo el "Contrato social"), donde los hombres acuerdan someterse ante la voluntad de un tercero, cediendo así todos sus derechos naturales (sobretodo su libertad), para que se les garantice su seguridad y protección de los demás individuos. Y ese tercero, es el que poseerá el poder para detener a todos lo bichos malos que me amenazan, y este puede llegar incluso a usar la violencia y la amenaza si con esto logra "proteger y servir", ese tercero es el Estado.

Pero nuestro punto no va dirigido hoy al contrato social, tema que queda para otro día, sino más bien a la parte de la naturaleza humana: ¿Es verdaderamente el ser humano "malo" o "bueno" por naturaleza?

Aceptemos todas las premisas "realistas" de Thomas Hobbes:
1)
Ambiente o estructura anárquica (no existe autoridad o gobierno).
2) Ser humano malo por naturaleza.
3) El conflicto es inevitable.
4) La autoridad puede modificar la naturaleza del hombre para un bien común.

Todo muy bonito hasta ahora. Y para hacer las cosas más interesantes, imaginemos un barco pirata. Aprovechemos todos los estereotipos que existen sobre los piratas: tipos rudos, feos, malos, avaros, crueles, codiciosos y blabla... Algo como esto:

Jeje, me encanta usar dibujitos... =D

Por lo tanto, la respuesta obvia en términos Hobbesianos, es que en nuestro barco hace falta una autoridad que tenga todo el poder y que detenga todo instinto barbárico que yace dentro de cada uno de nuestros queridos piratas, ¿No?.

Pero hay un pequeño problemilla, como nuestros piratas son exageradamente individualistas y egoístas (hago constancia de que no es lo mismo, véase aquí), codiciosos y avaros; todo poder que exista dentro del barco, será parte del deseo individual de cada uno de los piratas. Lo cual conllevaría inevitablemente al conflicto: motines (desobediencia al capitán), peleas (por riquezas o alimentos); incapacidad para navegar, pues cada pirata desearía tener el control del barco; y toda una serie de conflictos hasta que eventualmente se maten todos lo piratas entre sí.

Para solucionar este problema, aquí entra lo que se ha hecho llamar la "Utopía Pirata" (descrita por Hakim Bey): se dice que en la época de los piratas, estos solían organizarse "democraticamente" (Y lo hicieron mucho antes que los Estados europeos y americanos). Entre todos elegían a su capitán, él cual sólo tenía el derecho de comandar cuando se entraba en combate, de resto, el capitán no tenía ningún privilegio dentro del barco. Todas las decisiones dentro del barco se sometían a votación, lo que pudo haber sido o no un sistema no muy eficiente, pero recordemos que la "eficiencia" no está en discusión.

Dentro del bote, todos eran tratados, "literalmente", como iguales. Eso quiere decir que un esclavo negro no era tratado de diferente manera que a un bucanero inglés. Más bien, la mejor forma de que un esclavo africano consiguiera algo de libertad, era uniéndose a las filas de los piratas. Lo cual también era aplicable para los indígenas, e incluso mujeres (Existe una famosa historia de dos mujeres piratas: Anne Bonny y Mary Read, a las cuales se les acusaba de ser tan rudas y crueles como los hombres, lo cual creo que no era cierto). Y es que en realidad, para los bucaneros, lo más importante eran las capacidades de los individuos, y no su raza, sexo, nacionalidad, etc.

La riqueza de los botines que conseguían los piratas, no solo eran distribuidas equitativamente, sino que eran tratadas como común entre nuestros "forajidos". Eso quiere decir, que económicamente hablando, se trataban como si fueran una familia. Es decir, tenían la tendencia al comunismo mucho antes de que Karl Marx naciera para crear su supuesto "socialismo científico".

La pregunta importante en este caso es, ¿Por qué esa gente a las que se les clasificaba como criminales y barbáricos, se organizaban de una manera tal que hace que incluso los envidiemos en esta época? ¿No es eso contradictorio con lo que afirmaba Hobbes de que una sociedad sin autoridad central, sin jerarquías, sin moral, sin leyes, sin propiedad privada, inevitablemente caería en el caos?

Sin embargo, cuando lo pensamos bien, los piratas no pueden funcionar de otra manera, ya que de otra forma se caería en el conflicto y el caos. La existencia de una jerarquía, provocaría la "lucha por el poder" dentro de nuestro barco: motines (desobediencia al capitán), peleas, etc.; la existencia de nacionalismos (patriotismo), religiones, y demás prejuicios (racismo, sexismo, etc.), solo causaría división y segregación dentro del barco, y se desperdiciarían las verdaderas capacidades naturales de cada individuo en el nombre de un mito; la desigual distribución de la riqueza y propiedades, causaría dentro de nuestro barco las envidias y codicias, que solo pueden llevar a peleas y conflicto.

Para que un sistema basado en la jerarquía verdaderamente funcione, es necesario que sus individuos sean sumisos, dóciles, obedientes, con pocas aspiraciones, dependientes, y con la menor inteligencia posible para sean poco autónomos, puesto que lo contrario amenazaría contra la integridad del poder: "Es malo el caudillaje de muchos, que uno solo sea el caudillo, que uno solo sea el rey" (Herodoto). Creo que Maquiavelo y Hobbes sin duda estarían de acuerdo conmigo.

Ya se hace obvio el punto a donde quiero llegar, ¿Es verdaderamente el Estado algo esencial para nuestra supervivencia, o lo que hace es empeorar nuestra supervivencia?

En algunas ideas puede que tenga cierto parentesco con Hobbes, pues en cierta manera, comparto su visión negativa del mundo y de las relaciones de poder. Pero a diferencia de él, yo no pienso que el Estado haya sido creado con las intenciones de proteger y hacer próspera a la sociedad, sino con las intenciones de acentuar cada vez más las diferencias y privilegios. Es decir, soy mucho más negativo que Hobbes (jeje). Por lo tanto, el Estado es tan indeseable como la situación natural del "todos contra todos" o la "supervivencia del más apto", para usar términos darwinianos.

Además, esa señalización del hombre como "malo" por naturaleza, me parece realmente ridícula. El poder, el dinero y las riquezas, la religión, la moral y demás prejuicios, son invenciones humanas, no son propias de la naturaleza ni un mandato de dios (si fuera su mandato, de todos modos no le haría caso). Por lo tanto, la ambición por el poder, la avaricia, la codicia y sus similares, son meramente "deseos artificiales", los cuales no son ni remotamente comparables con aquellos deseos naturales como lo son el hambre, el amor, la lujuria, etc..

Más allá de que el hombre sea bueno o malo, el ser humano es un ser racional, y si para cumplir con aquellos nuevos deseos artificiales deberá de pasar por encima de ti, ¿Por qué te sorprendería si así lo hiciere? Por eso, yo como ser racional, reconozco que aquellos deseos artificiales amenazan mi integridad más que cualquier otro animal salvaje, y mientras tales existan, "el hombre es el lobo del hombre" (Hobbes).

Aquí debo confesar de una vez, que yo abogo por la abolición total del Estado y sus marañas (gobierno, jueces, leyes, policía, etc.), así como a su vez del gran capital (y todo sistema económico basado en la inútil acumulación de "riqueza"), de la iglesia (de las instituciones religiosas, más no la religión) y el control social (aquí si entra la religión, jaja); es decir, soy un anarquista. Puesto que en mi opinión, en un mundo sin aquellos deseos artificiales, solo hace más difícil la convivencia entre los hombres. Y en cambio, implantar una sociedad organizada de una manera bastante parecida a la de los piratas, la cual obviamente nunca sería realmente perfecta, ya que lo único que importa, como decía Bolívar: "El mejor gobierno es aquel que brinda el mayor número de felicidades". El mejor gobierno es la ausencia de gobierno.
Mis nuevas premisas "realistas":
1) Ambiente o estructura anárquica (no existe gobierno ni autoridad central)
2) Ser humano malo por naturaleza.
2) El ser humano es racional, y también es irracional. Existencia de mitos, prejuicios y deseos artificiales entre la sociedad.
3) El conflicto es inevitable.
4) La autoridad puede modificar la naturaleza del hombre para un bien común.
4) La abolición de aquellos mitos, prejuicios y deseos artificiales facilita cooperación para el bien común de la sociedad.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...