La Historia de la Humanidad
es la historia de la estupidez Humana.

17 de mayo de 2008

Barrer y Trapear (1° Parte)

Todos los programas actuales de televisión son, en su mayoría, "todo el tiempo lo mismo". Sobre todo la programación de nuestros vecinos del norte que se autodenominan "Americanos". Donde una buena parte de los "shows" son de: Abogados, doctores, policías (y sus variantes paramédicos, investigadores privados, y cualquier forma de funcionario público a excepción de los contadores públicos... con buena razón de ser así), adolescentes (de 26 años), "reality shows", de personajes sobrenaturales o ficción (superheroes, vampiros, monstruos, etc). En cambio, en este lado del continente americano, donde no se habla inglés, se recurre básicamente a los mismos artilugios de los gringos, a excepción, de que aquel género que surge como producto del desarrollo endógeno latinoamericano: las telenovelas (o culebrones, como dicen los españoles). Así que, en un momento de lucha contra los poderes contra el imperialismo yankee y las oligarquías latinoamericanas, me he inventado mi propia historia para la TV: "Barrer y trapear" ("sweep and mop", en inglés). Escrito en forma de cuento ya que en guión no me gusta... =)


"Barrer y Trapear"

Ya entraba la noche, cuando Oscar hacía su aparición en el cuarto de limpieza. ¡Otro día más, otro trabajo más! Le tocaba aquel día el turno de la noche en aquel edificio de oficinas.
- Mi mamá me decía que yo podía hacer todo lo que yo quisiera -se dijo Oscar a sí mismo-, pero no me dijo que también tenía que hacer cosas que no quiero hacer...
- ¡Dímelo a mí! -Interrumpe una voz-, mi esposa me acaba de decir que vamos a pasar el fin de semana con la cosa esa que cariñosamente llama "madre"...


Oscar se voltea riéndose de aquella sentencia y observa con agrado a aquel hombre interruptor de monólogos.
- ¡Oye es "El Che"! ¿Cómo estás mi buen amigo?- Le exclama Oscar.
El verdadero nombre de este nuevo personaje es Ernesto Guevara... La gente carece de imaginación cuando se trata de sobrenombres. El hombre ni siquiera es Argentino, es Boliviano. ¡Y que el Che haya muerto en Bolivia no tiene ninguna relación!
- ¿Estás listo para otra noche de limpieza? -termina de sentenciar Oscar
- ¿Acaso tengo opción? -replica sarcásticamente el Che.

Estaban en el edificio de alguna importante empresa. Era un edificio bastante alto y con mucha pinta de elegancia, cosa característica de los edificios de grandes ejecutivos. En el lobby del edificio se estaba haciendo una celebración, era el día de navidad aquella noche.

Mientras Oscar y Che se dedican a limpiar desde el último piso hasta abajo, dos camiones negros, de esos parecidos a los de los bancos, aparecen frente al edificio. Salen de ellos unos hombres vestidos de negro de pies a cabeza, y armados hasta los dientes.

Ya dentro del edificio, en la fiesta, un hombre gordo y calvo, asumo yo que era un ejecutivo, interrumpía la velada haciendo sonar su copa de vino.
- ¡Escuchen todos! -dijo el hombre- ¡Quisiera hacer un brindis!: Como todos ustedes saben, esto no hubiese sido posible sino gracias a todos ustedes. Por eso, quiero agradecer a la Academia, a mi mamá, a mi papá, mi esposa y mis hijos, y sobretodo a todos mis fans que están allá afuera, sino fuera por ellos yo no estaría aquí!! -finaliza con exaltación.
Logró conseguir algunas risas con su irrelevante comentario, su intención desde un principio.
- Bien, ahora que sostengo su atención -retoma nuevamente su discurso-, quiero desearles a todos una feliz navidad y un ....
- ¡FELIZ SECUESTRO PARA TODOS! -interrumpe uno de los hombres de negro que acaba de entrar al edificio, para después terminar disparando contra el techo, rompiendo unas luces durante el proceso-, ¡Para abajo todos!... Sean todos ustedes bienvenidos a mi secuestro navideño... -termino de finalizar el hombre con un cierto acento francés.
Irrumpe un momento de pánico entre los invitados de la fiesta, pero que se disipa muy pronto al ver a todos demás hombres armados que habían recién entrado.

Arriba, en el vigésimo segundo piso, Oscar y el Che tenían una conversación.
- ¡Ché mirá la hja del jefe, está re-buena!- exclama El Che levantando una foto de la oficina del jefe supremo con cierto extraño acento argentino...
- Esa no es la hija, es la esposa...
Ambos miran detenidamente la foto, giran la cabeza un poco a la izquierda y piensan al unísono: «Desgraciado...»
¿Explicame que hay con ese acento argentino que hicistes hace un rato???.... -replica Oscar con una mezcla de confusión y gracia a la vez.
- A veces me adentro mucho en el personaje... ¡Oye quieres ver mi pose del Che Guevara! -Se quita la gorra que tenía en su cabeza, agarra la mopa que tenía entre sus trastes de limpieza, se la coloca en la cabeza y la cubre nuevamente con su gorra- ¡Ahora sí, mira mi pose del Che!

- Jajaja -Oscar se rie fuertemente-, pero si es que te ves igualito a él... ¿Estás seguro de que no eres el hijo perdido del Che?
- De vez en cuando me dan ganas de esconderme en la sierra maestra, pero ¡Jaja! Estoy seguro de que no lo soy... sino ya me hubiese matado el imperialismo yankee o convertido en el Dios cubano de la revolución...
- Jeje, "El Dios Cubano de la Revolución" -repite Oscar con una sonrisa en la cara-... "El Cheuz": el hacedor del socialismo... jaja...
Y mientras Oscar se reía, se recuesta sin querer en un busto que adornaba la habitación. Una serie de pantallas aparecieron desde el techo, mostrando diversas imágenes.
- Debe ser el sistema de vigilancia del edificio... -dice Oscar.
- ¡Mira en esta hay pornografía gratis! -señala el Che con emoción.
- Ehh... oh... es verdad...
Ambos miran detenidamente la pantalla, giran la cabeza un poco a la izquierda y piensan al unísono: «Desgraciado...»

Oscar pierde la concentración un momento y nota algo extraño en otra pantalla. En la recepción estaba pasando algo raro. Unos locos habían irrumpido la celebración a punta de pistola. Desde otra pantalla que mostraba los alrededores del edificio, se podían divisar varias patrullas policiales que recién arribaban para atender la situación.

========== PUBLICIDAD ===========

===== FIN DE LA PUBLICIDAD =======

Oscar y Che podían ver a través de las cámaras que los secuestradores tomaron a una pareja, y los separaron, aunque no podían escuchar nada. A la mujer la amenazaron, por lo que el hombre se vio obligado a aceptar a los designios de sus secuestradores. Se lo llevaron afuera con un parlante entre sus manos. Sólo tenía que sostener el parlante por encima de su cabeza, para que la policía escuchara sus demandas, y su pareja y él serían dejados en paz por los momentos.
- ¡Esta cochinada no tiene sonido!- Dice el Che mientras pisa todos los botones que encuentra-. ¡Sí, aquí lo encontré! Ahora podremos escuchar todo lo que dicen.
- ¡Estúpidos policías! Les deseo a todos una feliz navidad... -dijo la voz que provenía del parlante con acento francés-, somos el grupo francés Organisation de l'Armée Secrète, o la Organización del Ejército Secreto...
Oscar interrumpe afirmando que ese grupo es una organización terrorista francesa de los años sesenta, de tendencia nacionalista y de extrema derecha, y que principalmente se opuso a la independencia de Argelia, antigua colonia francesa, durante aquella década.
- ¡Pero ese es un grupo ya practicamente desaparecido! -dice Oscar- ¡Que carajo pueden querer ellos aquí??!
- ...tenemos una serie demandas -continua hablando la voz del parlante- que queremos hacer a toda la comunidad internacional:
1) Queremos que Nicolás Sarkozy, presidente de Francia, deje de ser tan respetuoso (como siempre la ha sido), con la gente humilde del país. ¡Que no los insulte, que los mande a matar!
2) Pedimos a los Estados Unidos que detenga lo más urgentemente posible la creciente reproducción de la familia de Britney Spears, cuyo aumento excesivo de sus capacidades reproductivas nos hace concluir las intenciones de dominación mundial de la susodicha familia, y no podemos, se los repito, no podemos dejar que dicha amenaza a nuestra seguridad ande tan felizmente entre nosotros...
3) Queremos 8 pizzas margaritas, 10 perros calientes, 18 refrescos, 20 papitas fritas.... ehh... ¡Que es esto!... OK... ¿Quien fue el gracioso que colocó comida en la lista de peticiones?... Yo también tengo hambre, pero esto es algo serio... por el amor a dios. (Estoy rodeado de idiotas).
4) Queremos a su vez pedir la liberación de Ingrid Betancourt, que se encuentra ahora mismo en manos de las FARC en Colombia.

Oscar y Che se miran muy extrañados el uno al otro. Oscar pregunta con cierta confusión:
- ¿Esta gente quiere lograr la liberación de una persona mediante el secuestro???? ¿Eso siquiera tiene sentido??
- Y quien dice que tiene que tener sentido... -le replica sabiamente el che.
- ¿Pero por qué cedería las FARC ante esta amenaza tan irrelevante para ellos?
- ¡Excelente pregunta!- responde Che.
Che empieza a revisar el tablero de vigilancia en busca de un micrófono.
- ¡Aquí hay un micrófono! Y estoy seguro de que si sigo buscando encontraré un microondas... Ahora déjame preguntarles: ¡OIGAN FRANCHECHUTOS! -la voz retumba en todo el edificio-, ¡PERDIERON EL MUNDIAL DE ALEMANIA, JAJAJA!.... Ahora sí, mi amigo y yo queríamos preguntarles algo: ¿Por qué creen que a las FARC les importaría una mierda lo que pasa aquí?
- ¡Eres idiota!- grita Oscar- Ahora saben que nosotros estamos aquí.
- Porque nosotros tenemos algo importante para las FARC... -responde el francés buscando cámaras en el techo-, entre nuestros secuestrados se encuentra el hijo perdido del Che.

FIN DE LA PRIMERA PARTE
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...