La Historia de la Humanidad
es la historia de la estupidez Humana.

31 de enero de 2007

Mi Religión: El Génesis

Advertencia: no le encontrarás mucho sentido a este post, sino lees este primero. Gracias por su atención, por favor vuelva pronto o sino te mataré!! ;-)

EL PITUFISMO
LA PITUFOBIBLIA
: El Génesis

Al principio de todo, no existía nada. Por lo que Papá Pitufo, decidió salir de compras al centro comercial, para decorar el universo. Como apenas el centro comercial estaba recién inaugurado, no había muchas tiendas y no encontró nada que le gustara (o que se le ajustara a su presupuesto). Entonces, decide dejarlo de esa manera e irse a casa.
-¡De todos modos que ni quería!- exclama Papá Pitufo como si fuera el chavo del 8.

Al llegar al estacionamiento, Papá Pitufo observa el basurero que estaba detrás del edificio. «Voy a ver si le encuentro algo bonito a mi esposa, otra vez» pensó. Así nuestro intrépido y valeroso dios, se metió de cabeza en el basurero (ahora es conocido como el Santo Basurero o Tierra Santa). Y como sólo un dios hurgaría la basura, saca dos (santificadas) bolsas del lugar. De repente, se escucha:

- ¡Oye! ¿Quien eres tú? ¿Que haces ahí? - Era uno de los vigilantes del lugar.
- ¡Mierda!- Papá Pitufo, toma sus bolsas y sale corriendo a su (deidificado) pitufomóvil. Mientras el vigilante se queda viéndolo con mirada confusa.

Al llegar a su casa, en Malibu, California (ok, tal vez no es pobre, solamente tacaño), decide ver que contiene su botín. «Ok, veamos», pensó. Abre la primera bolsa y dice:
- ¡Pero que mier..! ¿Que es esto?- Abre completamente la bolsa, dejando caer su contenido.
- ¿Tierra?... ¡Tierra!... ¿pero quien $%&#...? ¡ahh!...¡que bueno, y así se hizo la tierra, sí... en mi alfombra!... voy a ver la otra bolsa.
- Ok, esta bolsa tiene...una linterna. ¿Una linterna?... ¿oh? y funciona... prende... apaga... prende... apaga... jeje, mira ¡He creado el día y la noche!! Muajaja!!... prende y apaga, prende y apaga.
Cinco minutos después de haber agotado la batería de la linterna, decide limpiar el desastre que hizo, ya que como dijo, "si su mujer encuentra eso así, lo mata" (las mujeres no respetan ni a Dios...).

Al tercer día de su escapada de las manos de los demonios del abismo (o el vigilante del centro comercial), Papá Pitufo recordó que no había sacado la basura.
- ¡Coño! ya deben haber pasado los ingenieros técnicos en la manipulación y recolección de residuos orgánicos e inorgánicos no reutilizables (o los que recogen la basura)- Sale corriendo a ver si era cierto...y sep...ya habían pasado.
Viendo que la había cagado, decide darle un uso productivo a la tierra que había traído. Va al patio, y decide plantar algunas hierbas y plantas (como maíz, tomates, cannabis y etc.) para que les den de su semilla y fruto. Al terminar, Papá Pitufo vio que todo estaba bien. Y así culminó el tercer día.

Al día siguiente, Papá Pitufo pensó en mejorar un poco su cultivo, por lo que trae un par de máquinas que emiten una fuerte luz. Estas las consiguió en un abandonado laboratorio del universo. Estas decían "Gamma Ray", "Beta Ray", "Danger" y "Biohazard", pero como él no sabía inglés, no le prestó mucha atención; eso le importó muy poco, porque además, él no quiere tener nada con el lenguaje del imperio. Una de estas máquinas iluminaría su cultivo durante el día, y la otra durante la noche, de modo que así separó el día y la noche, con una máquina de luz diferente para cada uno. Él vio que todo esta bien. De este modo se completó el cuarto día.

Luego Papá Pitufo dijo: "voy a descansar un rato en el patio". Al acomodarse en su sillita, toma una cerveza de la hielera y al momento de empinar el codo, observa su (santificado) cultivo.
- ¿Que es eso? - dice.
Ahí vio una cosa extraña... algo que se movía.
- ¡Mierda!... ¡y se mueve!!!!- declara con asombro.
La criatura se le acerca, mientras Papá Pitufo lo admira estupefacto. Lo mata sin absoluta misericordia, aplastándolo con uno de sus zapatos. Al ver la suela de sus zapatos, la horripilante criatura exclamó: - Pii-Kaa-Chuuu!!
Mas tarde, después de formar un alboroto, encontró a otros seres que igualmente provenían de su cultivo, pero estos en realidad eran inofensivos y cada uno con diferentes características. Estas criaturas tenían la extraña conducta de ser solo agresivos entre ellos (¡¡se daban unos coñazos...!!). De ese modo, Papá Pitufo decide entrenarlos como sus mascotas. Pero había un problema, estos no tenían nombre, después de pensar un rato, lo mejor que se le ocurre es "pokémon" (por esto, Papá Pitufo se convierte en el primer maestro pokémon del mundo), y como era algo flojo y poco imaginativo (por si no se dieron cuenta ya), prefirió llamar así a todas las criaturas por igual (otros nombres que había pensado para las extrañas criaturas eran: "Políticos", "zanahorias" o "Bush", pero prefirió guardarlos para otro momento). Y así el mundo se llenó y se pobló de estas criaturas. De este modo se completó el quinto día.

Papá Pitufo estaba en la sala de su casa, trabajando minuciosamente en algo. Su esposa se le acerca y cuestiona: - ¿Que haces cariño?
«¡Que entrometida es esta mujer!» Pensó él.
- Estoy haciendo algo que leí en el Popol Vuh, cariño... ¡¡estoy creando al hombre!! JA JA- dijo con entusiasmo.
- En el Popol Vuh no usaron plastilina...- Dice sarcásticamente la mujer.
- Gracias por el apoyo moral, amor mío...- gruñó él.
- Y si se puede saber... ¿Para que quieres crear tú al hombre?
- Para que le pongan nombres a mis pokémon, cariño.
-Ok mi vida, sigue con tus cosas...- respondió ella.
«¡Me casé con un idiota!» pensó ella mientras se alejaba.

Lo que Papá Pitufo no le dijo, es que las criaturas que habían salido de su cultivo, se habían reproducido con mucha rapidez... y estaban haciendo destrozos por todos lados. Había uno en particular que era muy gordo, grande y solo dormía, y este le estaba tapando el acceso al (deidificado) pitufomóvil (¿Que sería un dios sin su auto?... como un batman sin batimóvil... o un drogadicto sin drogas; algo inaceptable). Entonces, así ideó una criatura capaz de matar todas esas alimañas, y que de paso, les sirvieran de esclavos (y ese es el verdadero "Significado de la Vida") y lo llamó: el ser Humano. Y así se completó el sexto día.

Al séptimo día (ahora conocido como el sabadodomingo), fue cuando nuestro amado dios logró encontrar la paz en su hogar, claro, después de la masacre ocasionada por los seres humanos contra los pokémon. Y a través de esta paz, encontró la gran inspiración para su más grande obra creadora, el Rock 'n' Roll, el cual perduraría por los siglos de los siglos o hasta que la muerte los separe. Luego, agotado de crear tanto y no darse un gusto (¿¿Que no hace por el universo??), decide tomarse un descanso (porque los dioses también tienen el derecho). Entonces, bendijo el séptimo día y lo declaró día sagrado, porque en ese día descansó de todo su trabajo de creación. Y esta es la historia de la creación del cielo y la tierra.

Lo cierto, y para terminar, es que se cree que Papá Pitufo, todavía no ha terminado su siesta. Es por eso que cualquier intento de comunicarse con él, resulta en vano (¡Que no lo sigas llamando, COÑO!). Por supuesto, como todo dios, él se preparo para estos casos. Dejó a sus asistentes encargados del manejo del mundo, y son lo que ahora conocemos como esos hijos de puta Políticos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...