La Historia de la Humanidad
es la historia de la estupidez Humana.

1 de marzo de 2014

Guerrilla de Guarimbas

Vecinos de una zona de Caracas que tras mutuo acuerdo colocaron una bandera entre los edificios como gesto simbólico de su lucha. Una leve muestra de auto-organización.
En mi opinión las protestas de la oposición venezolana son la cosa más estúpida y contraproducente que jamás hayan hecho (desde el punto de vista de lo más beneficioso para la oposición), dado que el radicalismo/fanatismo opositor, en lugar de convencer al chavista dudoso, lo alientan a guarecerse aún más adentro del chavismo; y peor aún, al opositor dudoso, que no está de acuerdo con las "guarimbas", lo alientan a alejarse aún más de la oposición. Sin embargo, este asunto no importa para este artículo, dado que sin importar quien gobierne siempre estaré en contra, y lo que vengo a señalar es que las protestas de oposición sí tienen algo muy interesante, y esa es la forma horizontal y autogestionada en que se manejan en ciertas ocasiones, sobre todo en las denominadas "guarimbas".

Primero, ¿Qué es una guarimba? Guarimba, coloquialmente, se entiende como un "refugio". En este contexto, se les denomina "guarimba" al cierre de calles para protestar, con o sin obstáculos, y de tenerlos suele ser con basura, cauchos quemados u algún otro tipo de material.

Los vecinos, estudiantes, jóvenes, "guarimberos", delincuentes o como se los quiera denominar, suelen hacer estas actividades organizándose previamente, sin necesidad de la injerencia de un liderazgo partidista. Así diferencio las guarimbas de las marchas, ya que las marchas de oposición convocadas últimamente han sido convocadas por líderes de la oposición, mientras que las guarimbas son iniciativas propias de grupos o comunidades. Ahora bien, los teóricos de la conspiración del chavismo, esgrimen que estas guarimbas son el resultado de la injerencia y la financiación del Imperio Norteamericano, por lo que no tendrían nada de autogestionado. Pero para trancar una calle no hace falta haber recibido entrenamiento de la CIA y, al utilizar materiales como basura y tener que llevarla o empujarla con las propias manos para trancar la calle, me dice que la financiación de los EE.UU. no debe ser suficiente. Así, obviemos a estos conspiranoicos cuyo discurso parece el de un evangélico hablando de un diablo que provoca todos los males del mundo.

La guarimba parece ser algo así como una forma de protesta con tácticas de guerrilla. Los guarimberos están lejos de ser una multitud, y probablemente no es una práctica aceptada en la mayor parte de la oposición, pero aún así logran el efecto que desean: fastidiar, hacerse notar y que escuchen sus peticiones. Las guarimbas no son acciones permanentes, y pueden trancar un día y al día siguiente no. Eso las hace sorpresivas e impredecibles. Pero la similitud más grande con las tácticas de guerrilla es no suelen entrar en enfrentamiento abierto con la policía o la guardia nacional, y se repliegan inmediatamente, pudiendo o no ir a trancar otra calle. Incluso, los manifestantes pueden aprovechar el retiro de las autoridades "del orden" de una zona para trancarla inmediatamente. Se convierte así como en juego del gato y el ratón. Dejo una imagen que encontré de las redes sociales:

Estas protestas en Venezuela, son llevadas cabo en su mayoría por personas de la clase media, con alguna participación de las clases populares. Normalmente se coloca esto como argumento para alimentar el menosprecio a estas protestas, pero de nuevo, incluso hasta en las revoluciones de independencia quienes llevaron la batuta fueron la clase burguesa. El problema de fondo no es cual clase social protesta, sino un problema político. Hay razones coyunturales, como la escasez de insumos básicos, la alta inflación, la inseguridad, la represión policial, que catalizan las protestas; pero el factor más decisivo es la ausencia de inclusión de la oposición en la política venezolana: Estoy bastante seguro que, de haber elecciones este año, estas protestas no habrían llegado al nivel en que se encuentran ahora.

No comparo estas protestas con otros países debido a que en su intensidad y accionar no guardan muchas similitudes. Guarda cierta similitud con las protestas en Brasil y Turquía en que las razones para protestar son algo vagas e iniciaron con un hecho determinado (en Venezuela inicia con protestas estudiantiles por el abuso sexual a una estudiante en el Táchira) y que, finalmente, abarcaron otros tipos de razones; pero las estrategias para protestar son particularmente distintas en Venezuela. Eso sí, aunque la exigencia en estas protestas es la salida del presidente, es poco probable que de estas guarimbas surja un golpe de Estado.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...