La Historia de la Humanidad
es la historia de la estupidez Humana.

26 de agosto de 2013

Hegemonía Comunicacional Bolivariana salta a las redes sociales


Contradiciendo a la Ministra Varela, que llamó hace algún tiempo a salirse de la red social Facebook por los escándalos de espionaje de la NSA en los servicios de internet más populares, el presidente Nicolás Maduro llamó a propagar el chavismo por las redes sociales, más específicamente, por Twitter y Facebook.

Yo convoco a toda la juventud venezolana, al pueblo de Venezuela. Vamos en combate a las redes sociales, en Twitter y Facebook con la verdad“ [...] “Desde ya, quien no tenga un Facebook o Twitter que lo abran. Vamos al combate en las redes, con Foro Candanga, las redes, con todo el mundo”, dijo el señor presidente, probablemente convencido por algún experto en marketing político que le contó la anécdota de la campaña de Obama y las redes sociales.



Desde que estaba Andrés Izarra como Ministro de Comunicación e Información, se empezó a hablar de la "hegemonía comunicacional" (que otros prefieren llamar "democratización de los medios") que debe impulsar el gobierno, es decir, que la principal "comunicación" debe provenir del sector público, dado que se considera que el sector privado, de acuerdo a sus intereses, omite o ignora muchas informaciones, en especial a lo que se refiere a la buena gestión del gobierno; pero no sólo ignora, sino que también desinforma activamente sobre la realidad del país.

Evidentemente, esto tiene el toque gramsciano de la "hegemonía cultural". Genéricamente, se denomina hegemonía al dominio de una entidad sobre otras similares. Sin embargo, este concepto, desarrollado por el filósofo marxista Antonio Gramsci, tiene el fin de explicar cómo una sociedad aparentemente libre y culturalmente diversa es en realidad dominada por una de sus clases sociales: sus percepciones; explicaciones; valores y creencias, son vistos como la norma, transformándose en los estándares de validez universal o de referencia en tal sociedad, como si eso beneficiara a todos cuando en realidad solo beneficia o beneficia preferencialmente a un pequeño grupo. De este modo, el poder de las clases dominantes sobre el proletariado y todas las clases sometidas en el modo de producción capitalista, no está dado simplemente por el control de los aparatos represivos del Estado, pues si así lo fuera dicho poder sería relativamente fácil de derrocar (bastaría una fuerza armada equivalente o superior que trabajara para el proletariado); dicho poder está más que todo fundamentado por la "hegemonía cultural" que las clases dominantes logran ejercer sobre las clases sometidas, a través del control del sistema educativo, de las instituciones religiosas y de los medios de comunicación. A través de estos medios, las clases dominantes "educan" a los dominados para que estos vivan su sometimiento como algo natural y conveniente, inhibiendo así su potencialidad revolucionaria. Podemos poner como ejemplo el "Patriotismo", la cual en nombre de la "nación" o de la "patria", las clases dominantes generan en el pueblo el sentimiento de identidad con aquellas, de unión sagrada con los explotadores, y en contra de un enemigo exterior y en favor de un supuesto "destino nacional". Se conforma así un "bloque hegemónico" que amalgama a todas las clases sociales en torno a un proyecto burgués.

Y como ideología medio rima con ironía, las llamados gobiernos de izquierda han sido muy buenos imitando las estrategias de dominación burguesa. En Venezuela están teniendo un éxito considerable, sobre todo si tomamos en cuenta que el medio de comunicación que solía ser el más crítico al gobierno, Globovisión, está bajándole el tono desde que su nueva directiva tiene afinidades al gobierno. Éste nunca fue un canal imparcial ni objetivo, por lo que en ética periodística es poco lo que se pierde. Sin embargo, este era uno de los pocos espacios mediáticos donde incluso las mismas bases chavistas acudían para denunciar lo que ocurre en sus comunidades, por lo que en términos de libertad de expresión es mucho lo que se pierde.

Ahora, lo previsible es que las expresiones de la realidad política, social y económica se traslade al plano de Internet, que el mismo gobierno ha ayudado a masificar. Por eso vemos y veremos mayores esfuerzos del gobierno dirigido a las redes sociales. El ejemplo más notable de generar un opinión pública favorable es la llamada "TROPA", iniciada por Mario Silva, y con la intención de que seguidores del chavismo generen y apoyen etiquetas (hashtags) a favor del gobierno nacional, y de ser posible, convertirlos en temas del momento (trending topic). Ante este objetivo, se debe reconocer que el gobierno también ha sido muy exitoso, pues sin duda colocan fácilmente cualquier tema en lo más alto; sin embargo, llegar a ser trending topic no es sinónimo de un enorme y masivo apoyo popular en la red social. Y es que todo depende de la cantidad de gente hablando del mismo tema (tuiteando la misma palabra) y la hora del día. Según algunos estudios realizados se menciona que:
  • De 4:00am a 10:00am se necesitan mil 200 tweets y 500 usuarios para llegar a ser trending topic.
  • De 10:00am a 4:00pm se necesitan mil 700 tweets y 734 usuarios.
  • De 4:00pm a 10:00pm se necesitan mil 500 tweets y 811 usuarios.
  • De 10:00pm a 4:00am se necesitan mil 900 tweets y 923 usuarios.(1)
Y si se considera que hay estudios que afirman que en Venezuela hay alrededor de 6 millones de usuarios de Twitter (2), entonces veremos que unos cuantos cientos de usuarios hablando del mismo tema no es más que una falsa percepción de una gran opinión pública. Y peor aún, los temas del momento deberían ser más naturales, es decir, resultado de una reacción espontánea de la comunidad y no una imposición de unos pocos con fines de propaganda política.

El Internet es muy diferente de los medios de comunicación tradicionales, por lo que es más complicado dominar la opinión pública. En un medio de comunicación tradicional (televisión, radio, periódicos, etc) no hay bidireccionalidad, es decir, el medio es productor de contenidos y nosotros somos solamente consumidores de dicho contenido. Con la llegada de la llamada 2.0, las cosas cambian: Ahora nosotros podemos ser tanto productores como consumidores de contenido, y las palabras de un bloguero, un usuario de youtube o de Twitter, puede tener tanta influencia como cualquier gran cadena de noticias. Por eso, para dominar el internet y las redes sociales, ya se debe tener un control real de la sociedad.

Si se quiere dominar el contenido de la red de redes, hay dos caminos: el método chino, generando una gran muralla digital que controle el acceso a la información; y el otro, el método gringo, generando programas como PRISMXkeyScore o cualquier otra cosa o situación que genere miedo cuando se quiera publicar algún contenido "sensible". La ventaja de éste último es que los programas no necesariamente tienen que ser reales, sencillamente tienen que generar miedo; y cómo Venezuela no tiene los recursos, ni humanos ni en infraestructura, como para seguir el método chino, lo más seguro es que se decante por la táctica del miedo, como lo son las habituales amenazas laborales.

En fin, decía Nietzsche: "El que lucha con monstruos debe tener cuidado de no convertirse él mismo en monstruo", y estos que critican tanto la hegemonía de EE.UU., se parecen peligrosamente a ellos.

Referencias:
1) Cómo generar un Trending Topichttp://www.altonivel.com.mx/9170-como-generar-un-trending-topic.html
2) 12 millones de venezolanos viven sumergidos en la red de redes: http://www.elperiodiquito.com/article/98657/12-millones-de-venezolanos-viven-sumergidos-en-la-red-de-redes
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...