La Historia de la Humanidad
es la historia de la estupidez Humana.

27 de julio de 2012

Comprendiendo la Diversidad Sexual


Soy de los que creen que la fuente del odio es la ignorancia. Y esto es algo que se puede aplicar especialmente al tema de la diversidad sexual o los temas de los grupos LGBTI (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales).

Pero hay que ser realistas: el tema de la diversidad sexual no es fácil de comprender, y no sólo hay ignorancia sino también confusión en cuanto qué es qué. Y para empezar a entenderlo creo que los conceptos más importantes a entender son: sexo, género, orientación sexual e identidad sexual.

El "sexo" son las características biológicas y reproductivas de cada ser vivo. De un modo más vulgar: son los genitales.  De ahí que todas las especies, incluyendo al ser humano, se dividen en machos y hembras.

Cuando hablamos de "género" la cosa se complica aún más, porque se tiende a confundir el sexo con el género, cuando no es así. El género es una construcción social, pues son los roles que juegan cada sexo dentro de la sociedad, los cuales ya están predeterminados y son impuestos por las costumbres y los prejuicios. Es ahí cuando el macho se convierte en "hombre" y la hembra se convierte en "mujer", donde cada uno ya tiene o debe tener un comportamiento apropiado de acuerdo a su sexo: "Las niñas juegan con muñecas" y "los niños juegan con carritos", "a las niñas les gusta el rosa" y "a los niños les gusta el azul", son ejemplos claros de estas construcciones sociales.

La "orientación sexual" e "identidad sexual" son otros términos que se suelen mezclar y confundir, pero no son iguales. La orientación sexual, de modo sencillo, es a quien se siente la atracción, ya sea estos mujeres, hombres, animales, cosas, extraterrestres, etc. La identidad sexual se refiere al sexo del que la persona se siente. Para poner un ejemplo, a un hombre le pueden gustar las mujeres (orientación sexual) pero aún sentirse como mujer (identidad sexual). De hecho, conozco el caso de una transexual (un hombre) que se hizo la operación de cambio de sexo, pero su atracción sexual no es hacia los hombres (no es homosexual), sino hacia las mujeres. De igual modo, tampoco es igual los conceptos antes mencionados con la "identidad de género", que ya no se refiere al sexo, sino al género al que la persona se siente parte. Un ejemplo puede ser el hombre que se siente más a gusto con los roles de la mujer (vestimenta y comportamiento), pero que aún siente atracción hacia las mujeres y no hacia los hombres (No es homosexual).

¿Es complicado de entender? Pues al principio no es fácil, pues estamos acostumbrados... o más bien, nos han acostumbrado a ver el mundo en blanco y negro, y por eso cuesta entenderlo. Incluso, en mi caso personal, no había entendido las diferencias sino hasta hace unos pocos años. Se han hecho estudios de que las personas más "liberales" (abiertas a ideas, tendencias y personas) suelen ser las más inteligentes, y esto es algo obvio, puesto que a las personas menos inteligentes les es mucho más fácil una visión simplista del mundo, y les cuesta más entender un mundo complejo donde las respuestas no son en blanco y negro.

La peor parte sigue siendo las personas que creen o asocian a la homosexualidad con una enfermedad mental, ignorando totalmente que la Organización Mundial de la Salud declaró en el 1990 (hace 22 años) que homosexualidad no es una enfermedad mental. Sin embargo, en el caso de la orientación sexual, identidad sexual e identidad de género, estas continúan siendo clasificadas como un trastorno mental, lo cual hasta estas alturas yo considero un error, y para ello dejo el siguiente video:



El mundo es muy diverso. Todos somos diferentes y, de algún modo, también somos iguales. Podremos tener mil diferencias, pero como decía la primera imagen: Lo importante es que somos humanos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...