La Historia de la Humanidad
es la historia de la estupidez Humana.

28 de agosto de 2010

¿Los Guardianes de la Tolerancia son Intolerantes?

Este es un tema que tengo en la mente desde hace años, pero que, por ninguna razón que se me ocurra en este momento, nunca traté. Y este es sobre la idea general de la "Tolerancia".

La tolerancia es vista así, desde un punto de vista político y social, no sólo como algo bueno, sino necesario. Se demuestra así que la tolerancia es algo importante porque no todos somos iguales, ni pensamos ni vivimos del mismo modo, y quizás haya algo que no nos pueda gustar del vecino, y este de mi, pero de igual modo debemos respetarnos y ser tolerantes el uno con el otro.

Pero la tolerancia tiene una paradoja: "¿Se puede ser tolerante con el intolerante? ¿O hay que ser intolerante con el intolerante?". Si eres defensor de la tolerancia, ¿Que haces cuando te encuentras con un grupo que promueve la violencia y la discriminación contra un grupo social? Si lo rechazas, ya no respetas, y te haces intolerante hacia ese grupo. Si no lo rechazas, hay dos opciones: primero, quizás no te importa lo que pueda resultar; segundo, eres complice de ese grupo. Ya desde este punto de vista resulta muy tonto ser un predicador de la "tolerancia".

Veámoslo de otro modo, ¿Acaso te parece buena idea decirle a tu novi@: "Yo te toleraré hasta el día que me muera"? (jaja). La palabra tolerancia, de hecho, es una palabra muy fea, porque quiere decir que alguien está soportando algo que no le gusta de ti, y eso no lo hace precisamente una palabra muy romántica.

No es posible ser tolerante con todo, y siempre hay cosas que no queda más remedio que tolerar. Sobre lo primero, es una cuestión de principios, pues si eres promotor, por ejemplo, de la democracia, no tienes más remedio que ser intolerante ante otras formas de pensar que atenten contra la democracia. Lo que si es resaltante es el modo en que luchas contra aquella ideología que no es de tu gusto, pues si lo haces a través del uso del debate, o el diálogo, es un modo adecuado para rechazar una ideología, pues te permite dejar al desnudo las falsedades de tu archirecontraenemiga ideología, logrando de ese modo la idea de que seguir aquella ideología no sólo es injusto, sino también estúpido; pero en cambio, si haces uso de la coacción, o la violencia o la amenaza, habrás alcanzado el máximo nivel de intolerancia, y demuestra que no respetas a tu contrario y el contrario tampoco te respetará, convirtiendose en un círculo vicioso.

Voy a usar un ejemplo personal. Yo soy muy anti-religioso, cosa que se puede ver a simple vista en este blog jeje, pero yo simplemente hago uso de mi libertad de expresión para expresarme sobre algo que me disgusta, y de ningún modo estoy amenazando a ningún creyente, ni entrando a una iglesia para quemar su virgen, ni nada por el estilo, tan solo me expreso (lo que ocurre es que también puedo ser muy convincente jaja). Es por eso que es un error considerar que su derecho a la libertad religiosa es mayor que mi derecho a mi libertad de expresión. Lo mismo puede ocurrir con cualquier ideología.

Pero la "tolerancia" puede tener varios matices. Por ejemplo, a mi no me molesta tanto lo que un nazi o un racista pueda vociferar, ya que siempre y cuando sus palabras no se conviertan en hechos, esto me despreocupa. Hay un principio de la Wicca, la religión de las brujas, con la cual comparto, que dice: "Mientras no le haga daño a nadie, haz lo que quieras". De ese modo puedo apoyar una forma de pensar siempre y cuando esta respete lo que considero justo, no lo bueno, ni lo malo, sino lo justo.

¿Por qué ni lo bueno ni lo malo? Porque lo bueno y lo malo no existen, son subjetivos. La idea de lo que es considerado bueno y malo, es la base que da los cimientos para la intolerancia. Por ejemplo, en el cristianismo, lo bueno es que el hombre sea siempre un machoman, pero es malo que este tenga un gusto sexual diferente al expresado en su biblia. De esos conceptos de lo bueno y lo malo, nace la discriminación contra los homosexuales. ¿Que es lo justo? Que nos tratemos como iguales, reconociendo que no somos dueños de la verdad. Sólo así se puede ser justo. Es la duda (el uso de la razón), y no la certeza (ideologías, prejuicios, religiones), el motor del progreso social.

Volviendo al tema de l@s novi@s... Si l@ toleras no l@ am@s, pero si l@ quieres a pesar de sus defectos, eso si es amooorrrr jeje.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...