La Historia de la Humanidad
es la historia de la estupidez Humana.

8 de octubre de 2009

Granjeros Malvados

- Seh, seh, yo sé que tu defiendes los derechos campesinos -esgrime Richard a su interlocutor-, pero no por el mero hecho de que sean campesinos significa que sean ni mucho menos "buenos".
- No puedo entender como dices eso -replica Dalia-, al hombre que desde tiempos antiguos se vio obligado a trabajar la tierra, a entregar el fruto de su trabajo a un señor feudal, y ahora verse explotado y alienado del producto de su trabajo. ¿Que otra persona de la sociedad sería tan importante como el campesino que nos provee de alimento?
- El problema que tiene la izquierda, creer que por el hecho de ser un oprimido, esto implicaría de alguna manera "bondad".
- A ver, a ver, ¿Entonces explícame a que te refieres?
- Pues recientemente leí en un libro, que quizás todos los problemas que existen hoy en día, jamás hubiesen ocurrido de nunca haberse originado la agricultura.
- Aja- asiente Dalia con una mezcla de renuencia a aceptar pero con curiosidad por saber.
- Bien, dime, ¿Qué fue antes de la agricultura?
- Pues el ser humano era cazador-recolector. Siempre andaba en búsqueda de animales, peces, frutas, etc., por lo tanto, su vida era nómada.
- Pues este es el punto del libro, la vida del ser humano, hasta ese momento, estaba acorde con la naturaleza. No sólo no existían los grandes problemas ecológicos que hay hoy en día, sino que al no existir un sentimiento como tal, de la propiedad de la tierra, dentro de la tribu, quizás los conflictos tendían a ser pocos. Quizás no sea así en la relación de una tribu con otra, pero de igual modo los conflictos no alcanzaban los niveles bélicos actuales. El problema más grande, y la más posible causa de conflicto, era la escasez de alimentos.
- ¿Entonces me quieres decir que la agricultura es la raíz de todos los problemas? ¿Es lo que intentas decir?
- Pues ya sabes que una vez que el ser humano descubre la agricultura, se hizo sedentario...
- Muy bien, estoy de acuerdo- interrumpe rápidamente Dalia.
-... Y esta es la creadora de muchas cosas hasta el día de hoy. Un muy buen ejemplo, la religión. El hombre antiguo era, ciertamente, supersticioso y crédulo. Sin embargo, no tenía religión. La religión es un conjunto de costumbres, prácticas y creencias sobre algo. Y eso no existía como tal para el momento. Las cosechas permitían tener excedentes, los cuales se podían guardar para el futuro o comerciar con ellas. En fin, esto permitía a algunas personas tener un cierto ocio, lo cual abría paso a la observación: del clima, la naturaleza y las estrellas. Algunos de estos observadores aprendieron a predecir las estaciones y las condiciones climáticas, y por lo tanto, las mejores épocas para cosechar. Las personas ignorantes sobre el tema, empezaron a percibir esta capacidad de predecir como algo divino y sobrenatural, y se erigieron alrededor de esas figuras "místicas", la cualidad de dioses, elegidos divinos o autoridades. He ahí una teoría que daría origen a los reyes, y de ahí al Estado moderno que hoy conocemos.
- Muy bien, suena lógico.
- El sentido de autoridad, necesariamente acompaña al sentido de "propiedad de la tierra". Un rey ejerce su autoridad sobre una población en un territorio determinado, ¿No es así?
- Sí, he hecho, es equivalente a la definición del Estado moderno: "Conjunto de instituciones que ejercen autoridad sobre una población en un territorio determinado".
- Cierto, pero el rey siempre va a preferir aumentar su área de influencia y aumentar su territorio, y por ende su poder y autoridad. Sin embargo, ello significa entrar en conflicto con otro rey, que no sólo también quiere aumentar su poder, sino que no quiere perder el que ya posee. He aquí, el inicio de las guerras: "Conflictos armados entre Estados".
- De nuevo, esa siendo una razón por la que actualmente existen guerras: el conflicto árabe-israelí, el conflicto en Cachemira entre indios y paquistaníes, la reciente guerra entre Rusia y Georgia, etcétera, etcétera.
- También la agricultura abrió paso a los diferentes sistemas económicos que han existido.
- Pues esto ya me lo había imaginado: dio paso a la mano de obra golpeada, la esclavitud; este evolucionó al feudalismo y finalmente al capitalismo.
- Exacto... Y hablar de capitalismo es eventualmente hablar de ecología. Y ya es una perogrullada afirmar que nuestro estilo de vida moderno, es más de lo que nuestro planeta puede soportar, y algunos vislumbran que podría ser una causa de nuestra propia perdición.
- Ok, ok, entiendo todo eso, lo que todavía no entiendo es... ¿Que se propone? ¿Acabar con la agricultura?
- Sip, esa misma sería la propuesta -responde Ricardo riéndose un poco.
Dalia se mantiene en silencio durante unos instantes:
- ¿Entonces la propuesta es volver a la antigua vida del cazador-recolector?
- Así es. El cazador-recolector estaba en armonía con su medio ambiente, y casi no existían los problemas que podemos ver hoy día. A menos que conozcas de alguna huelga de cavernícolas exigiendo sus pagos del seguro social...
- Jeje, muy bien, entiendo a lo que te refieres, pero volver a cazar animales sería un modo de vida insostenible para toda la población.
- Eso lo entiendo, simplemente, no se puede esperar alimentar a más de 6500 millones de habitantes que hay en el planeta, escondiéndose detrás de un arbusto y saltarle a un venado cuando menos se lo espera...
- ¿Y si sabes eso por qué defiendes tanto esa idea?- reclama Dalia con indignación.
- Jeje, no me malinterpretes, solo estoy dando a conocer una idea, pero ello no implica que la apruebe.
- Yo creo que te gusta molestar- resalta Dalia todavía con indignación pero con algo de humor.
- Eso no lo puedo negar, jeje. Sin embargo, sí. Aunque en cierta manera estoy de acuerdo con todas las hipótesis, e incluso con la solución, ya no tenemos más remedio que tratar de solucionarlo con los pocos medios a nuestra disposición.
- Eso es cierto.
- Pero una de las propuestas me parece que debemos tomarla muy en cuenta: debemos reducir la población.
- ¿Ah? ¿Y cómo se haría eso?... ¿Matando gente? ¿Campos de concentración?
- No, ¿Por qué se piensa en cosas tan drásticas cuando se habla de reducir la población? jeje. Me parece algo gracioso, sinceramente.
- Jeje, supongo que hablas de control de natalidad, ¿No?.
- Por supuesto, no hay que ser tan drásticos. Tenemos que estar conscientes de que vivimos en un mundo super-poblado, que a duras penas soporta nuestra existencia, y sobretodo aún, que cualquier cosa que hagamos, bien sea la agricultura u otra cosa, puede, muy literalmente, cambiar el mundo en que vivimos.
- Con esto no podría estar más de acuerdo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...