La Historia de la Humanidad
es la historia de la estupidez Humana.

2 de enero de 2010

La Propiedad de lo Intangible

¡Pues sí! Ya me molesté. Me encuentro en una campaña quijotesca, idealista y ligeramente "grosetesca" (mi mezcla entre grosero y grotesco), en contra de los "Derechos de autor", también llamado copyright o propiedad intelectual.

¿A que se debe esto? Pues como quizás algunos sepan (y si no lo sabes es momento de que te vayas enterando... jeje), además de escribir en este blog donde algunos me quieren arrancar la cabeza, también me dedico a editar y traducir videos musicales. El centro de todo el problema se encuentra en el hecho de que no me permiten subir videos o me son eliminados o clausurados los que ya tengo.

Tengo entre 10 y 15 videos (me da fastidio contarlos jeje) que me son negados por cuestiones de "derechos de autor", y es en serio, ya me harté de ello. Y ahora estoy a punto de lanzarle piedras a la policía y quemar algunos autos... ¿De que otro modo creías que un anarquista celebra el año nuevo?

Primero que todo, yo no gano ni un céntimo con mis videos y no estoy, ni estuve -y supongo que- no estaré interesado nunca en ganar un penique y ni siquiera una caja de chicles... Aunque me gustaría mucho pedir favores sexuales a cambio de un video, pero no lo hago, porque siempre se me ocurre después de que ya hice el maldito video... ¡Así de desinteresado soy! (jaja).

Los derechos de autor son estúpidos porque no se puede tener la propiedad de algo intangible. No se puede poseer la música, el ritmo, el arte, una palabra, un sentimiento o una idea.

En el caso de la música, el problema son las disqueras y su tecnología arcaica. Los famosos CD-ROM, que se hicieron muy populares durante los años noventa del milenio pasado (mi forma particular de mensaje subliminal que quiere decir que fue hace mucho tiempo), están ya en peligro de extinción, prácticamente han dejado de usarse hasta tal punto en que, mientras sigan avanzando los tiempos, desaparecerán. Las disqueras lo saben, y solo intentan prolongar su inútil existencia. Así es como funciona el sistema capitalista: "Unas industrias triunfan, otras industria mueren". Y así es como funciona el principio liberal de la competencia... ¿Acaso alguien lloró por los discos de vinilo? (de hecho, algunos lo hicieron jeje) Estos antiguos discos fueron reemplazados por unos de mejor calidad y eficiencia, y tarde o temprano estos vendrían a ser reemplazados por otra cosa. El problema es que los CD's no han sido precisamente reemplazados por otro producto o negocio, sino por comunidades de usuarios en el Internet que comparten sus archivos, bien sea a través de programas de intercambio de archivo (P2P) o redes sociales como YouTube. He ahí donde radica un gran problema para el sistema económico capitalista: nadie, ni siquiera los criminales, está ganando dinero (¡Que dios nos libre si no hay crecimiento económico! Si cuando la economía crece, yo permanezco igual; y cuando la economía no crece, me quedo sin empleo).

O al menos, eso es lo que "ellos" creen. Yo no soy liberal-capitalista (soy anarco-socialista), pero incluso yo puedo decir, que no perjudica la economía capitalista (aunque no me molestaría si lo hiciera). Es cierto que con la piratería y "compartir" música se perjudica a las disqueras y, consecuentemente, produce perdidas de empleos. Sin embargo, con su caída empiezan a crecer otras industrias: la de CDs virgen, quemadoras, tarjetas de red, equipos de sonido y video, servicios de Internet, organización de conciertos, y entre otras más... Desde este otro punto de vista, me parece que la producción y el empleo aumenta, no disminuye.

Desde el punto de vistas de los artistas, solo unos pocos pueden verse realmente afectados por la desaparición de las disqueras... Y, serían afectados realmente muy poco, ya que la mayoría de los artistas reciben beneficios gracias a sus presentaciones o conciertos. Y con "Mayoría" me refiero a la gran mayoría de los artistas, aquellos que no son solamente Shakira o Coldplay. Ellos son "superventas", y solo representan a una minoría. Por otro lado, la libre distribución de la música también ayuda a los artistas para hacerse reconocidos.

Coloco mi propio caso como ejemplo: cuando hago traducciones de videos anglosajones y los subo a YouTube, no hago más que ayudar a los artistas a entrar en el mercado hispano-parlante. Ya que, hemos visto que hay personas que no les gusta la música en inglés simplemente "porque no entienden nada (y ni siquiera pueden pronunciarlo jeje)". Es decir, los ayudo a hacerse más reconocidos por estos confines del mundo, y esa ha sido mi intención, llevar la buena música y su mensaje a los oídos de todos. Quiero que una buena música, un buen texto, una buena idea, sea accesible para todos y no solo para aquellos que tienen el dinero para pagarlo.

De esta última idea presento la última contradicción que tienen los derechos de autor con el liberalismo. Entre los principales principios del liberalismo están la igualdad (ante la ley), la libertad de expresión, el libre acceso a la información, y ciento y un mil de libertades más. Pero como todas las cosas, todo se demuestra mejor con un ejemplo: ¿Ustedes son capaces de imaginarse un mundo donde la canción "feliz cumpleaños" sea propiedad de alguien? En los Estados Unidos, la famosa canción de "Happy Birthday" es propiedad de AOL/Time Warner, y cada vez que la escuchamos en una película, o por la tv, se deben de pagar los derechos de autor (Según escuché eran 5000 dólares la última vez). Inclusive, la canción no debe de cantarse en lugares públicos como restaurantes o afines, ya que es una CLARA violación a los derechos de autor (y por si acaso, no te quiero ver cantándola ni siquiera en la ducha). En definitiva, los derechos de autor son una violación al derecho de la "libertad de expresión" ya que te limita las posibilidades de siquiera mostrar una canción a tus amigos, de hacer un video con las fotos de tus vacaciones con tu canción favorita, de dedicarle una canción a tu novia(o) y... de hacer algo tan tonto como subir una canción a YouTube.

Mi intención siempre ha sido la de llevar nuevos mundos, nuevas ideas hacia los demás. Sin embargo, hay algunos empeñados en lo contrario, y solo hacer accesible algo tan hermoso como es la música, a solo aquellos que tengan el dinero... Eso es discriminación. Eso es una limitación al acceso a la cultura y a la información. Y es, queridos amigos míos, una violación a los derechos humanos.

Tal es el problema del acceso a la información, que los derechos de autor duran hasta 60 años después de la muerte del autor (esto puede variar según la legislación de cada país), después de ese tiempo, lo que sea que poseías intangiblemente pasa a ser de dominio público.... ¿QUUUEEE? ¡¡Ya no será mio???!!! Pues no, es del dominio público. Lo que quiere decir que, a diferencia de la propiedad convencional, no es heredable hasta los hijos de tus bisnietos, y, ni siquiera se la puede tratar como un título de propiedad convencional. La razón de la duración de esto es la misma razón que les he esgrimido durante todo este largo regaño (jeje): "El acceso a la información". Sin embargo, esto puede ser aún mejor, porque simplemente una persona no puede sentarse a esperar 60 años para que un libro, una canción, un programa sea accesible a su bolsillo... Y después nos preguntamos porqué la sociedad es tan ignorante e inculta (porque la gran mayoría no tiene la capacidad económica para ello).

Desde el punto de vista de los programas informáticos, les coloco los éxitos del software libre por encima de los "programas pagados". Uno es el caso Microsoft vs Google, donde Google ha superado en casi todos los renglones que ha participado al gigante que fue de Bill Gates. El éxito de Google yace es que está abierta a la participación de los usuarios en las mejoras de sus productos. Es decir, a aquella capacidad que tienes de crear tus propios artilugios, de personalizar, de crear, cambiar y la libertad de hacer muchas cosas con los software de Google, y sobre todo, de compartirlas con tus amigos. Las opciones las puedes encontrar el mismo Gmail, en Google Earth, en IGoogle, en Chrome y entre otros más. Otros productos más eficientes y con constantes renovaciones son los navegadores Firefox y Opera (de software libre), que a pesar de no poseer ni la mitad del mercado de navegadores, en cuanto avances informáticos siempre se han encontrado un paso adelante por encima del navegador de Microsoft, Internet Explorer. Limitándose este último a simplemente copiar las últimas ideas ingeniosas ideas de los primeros. Es decir, los software libre tienden a ser más competitivos y mejores que los productos bajo licencia, lo que contradice la idea general de que nadie hace nada si no gana dinero.

Y por último, uno de los mejores ejemplos de la información libre es.... la Wikipedia. Siendo la enciclopedia más grande del mundo, superando a cualquier otra que se encuentre bajo licencia, bien digamos la Enciclopedia Británica, Enciclopedia Encarta, y entre otras. Es tan actualizada que incluso podrán encontrar conflictos recientes descritos en el día a día (pueden ver un artículo del reciente terremoto en Haití aquí), e inclusive podrán encontrar hasta información de actrices porno (véase aquí), lo que sea que se les ocurra, está en Wikipedia. La clave del éxito de la Wiki, es que está abierta a la participación de los usuarios, de modo que puedes crear o modificar tus propios artículos. Sin embargo, tanta apertura al público también tiene su desventaja, ya que hay ocasiones en que algún gracioso provoca vandalismo a los artículos. Este hecho hace que algunas personas desconfíen de la veracidad de la Wiki. Sin embargo, en el 2006 la Wiki fue declarada por la Revista Nature (revista científica) de casi tan buena calidad como la Enciclopedia Británica (véase aquí).

Es momento de avanzar. El mundo no es en blanco y negro, y hay múltiples soluciones donde todos, TODOS podamos ganar... No sólo unos pocos, ni mucho menos solo aquellos que tienen el dinero para pagarlo. Hay múltiples soluciones, todo se basa en buscar nuevas fuentes de ingreso para los intelectuales y artistas, como bien lo pueden ser la publicidad, presentaciones y contribuciones... Pero mi favorita siempre será la revolución social, sin embargo sé que no se ajusta a la mentalidad de todos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...