La Historia de la Humanidad
es la historia de la estupidez Humana.

9 de diciembre de 2006

No confíen en Santa!!

Hace ya unos días atrás, mientras reflexionaba sobre el diablo, ese que huele a azufre...me di cuenta de que sí, sigo con la paranoia desquiciada, pero esta vez con la onda navideña . El problema está ahora, en que no confío en ese ser robusto y barbudo que ustedes llaman "Santa Claus". Así que les ruego, que si son amantes de este personaje:
  1. No te me acerques ¡HIJO DE SATANÁS!!!
  2. No lea este artículo

    Se Agradece: LA GERENCIA
Cuando me di cuenta de que Santa era un anagrama de Satán, me puse a alucinar ideas conspiratorias pensar sobre todas las implicaciones que esto conllevaría.

Analicemos, Santa, es un hombre gordo. Sería cuasi-esférico, de no ser por la cabezota y las patas, tan grande y tan gordo que cuando camina se le llama movimiento de traslación (jeje chiste de gordos); todo esto indica que este hombre en cuestión, come mucho...por lo tanto, significa que comete el pecado de la gula. ¡OH, CRISTO! el primer indicio.

Santa trabaja una sola vez al año. ¿Que carajo hace el resto del año?. No son los juguetes, ya que esos lo hacen sus esclavos personales pequeños elfos trabajadores. ¿Que se sabe de estos "elfos"?. No mucho, solo que trabajan para él. ¿Trabajaran todo el resto del año?. Quien sabe. ¿Pero, no creerás que...que son pequeños niños secuestrados a los cuales explota y quien sabe que??? (véase Michael Jackson). Además de ser gordo, es un gordo explotador de menores, que no hace su trabajo el mismo, cayendo (oh siii) en el pecado de la PEREZA y tal vez...LUJURIA!. ¡OH DIOS!

Este flojo y tragón del @#%& de su madre, hace feliz, durante un día del año, a todos los niños buenos del mundo (SII...YUPI!!!). Pero no todo es tan bueno como parece, este hecho, acostumbra a los pequeños a pedir, y pedir, a pensar tan solo en si mismos, y los hace incurrir (oh si, otros más) en el pecado de la CODICIA. ¡OH POR ALÁ!

Veamos su vestimenta. Siempre esta vestido de rojo, no porque sea chavista (tampoco hay que satanizar tanto al pobre), sino porque ese es el color de...¡LOS INFIERNOS, MUAJAJA!!..ja. ¿Por qué siempre ese gorro rojo?. -"Porque vive en sitio frío ¡Imbécil!"- dirías tú, pero NOO!!, es porque así oculta esas protuberancias que caracterizan al señor de los infiernos... ¿Que oculta con esa gigantesca barba?, acaso un ser verdaderamente confiable ocultaría la mayor parte de su rostro, yo no creo. ¡BUDA ILUMINANOS!.

Por último, algo que me pareció como una extrema coincidencia: los múltiples nombres que recibe cada malévolo personaje. El diablo recibe muchos nombres, como por ejemplo: Satanás, Lucifer, Belcebú, Belial, Azazel, el dragón, entre otros. Igualmente esta roja y esférica peluda persona, recibe los nombres de: Santa Claus, Papá Noel, San Nicolás o Viejito Pascuero. ¿Todavía crees que es coincidencia?, pues que ingenuo eres. ¡OH AYUDANOS PAPA PITUFO! (mi gran líder espiritual).

Si prestaron atención, creo que entenderán lo que les digo y a los que no, son unos malditos hijos de satanás pasen una ¡Feliz Navidad!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...