La Historia de la Humanidad
es la historia de la estupidez Humana.

20 de marzo de 2013

Los apóstoles de Chávez

Venezuela está como si fuera la iglesia más grande del mundo: Dios es Chávez; Maduro es Cristo, los ministros son los apóstoles, Diosdado es un posible Judas; el trío Maduro-Diosdado-Castro es la Santísima Trinidad; los demás chavistas son los creyentes y todos los que no comulguen con esa religión son los no creyentes, los ateos, blasfemos, infieles... e imperialistas.

Desde hace muchos años que la gente tiene una relación mágico-religiosa-amorosa con Hugo Chávez, y aún después de su muerte esto sigue siendo así. Y como en toda religión, hay quienes intentan utilizar dicha relación a su favor.

De hecho, hace un par de días, el ahora presidente encargado, Nicolás Maduro, dijo: "Nos declaramos apóstoles de Hugo Chávez, los apóstoles de la causa del comandante Chávez y vamos a cuidar su legado...". Con eso queda claro que ni siquiera se pretende disimular las referencias religiosas. Y aunque en el sentido de este artículo, "los apóstoles" tiene connotación peyorativo (y en cualquier pensamiento de izquierda), en el pensamiento de esta extraña (pseudo)izquierda no tiene ningún mal aparente.

Ese intento de impregnarse de la popularidad de Chávez es posible que le funcione al candidato Maduro, pero sólo a corto plazo, y más que suficiente para ganar las elecciones, pero que no le garantiza una gobernabilidad segura (ni menos en 6 años). Y es que la religiosidad alrededor de Hugo Chávez no garantiza una cohesión a mediano y largo plazo, y no está demás recordar que en todas las religiones existen diversas ramas que surgen debido a discrepancias en cuanto a la interpretación del dogma (dentro de la cristiandad tenemos a los católicos, evangélicos, ortodoxos, testigos de Jehova, etc; dentro del islam tenemos a los chíitas, sunitas, sufistas; y así sucesivamente con distintas religiones).

Sobre esta posible división hay que recordar algo importante: Chávez era quien dirimía los conflictos internos y quien tomaba las decisiones. Evidentemente, eso se acabó. Y en el mediano plazo van a empezar a surgir problemas e "interpretaciones" (o intérpretes) de la "verdadera voluntad" de Chávez o de la revolución, que como dije, sucede en toda religión.

Pero eso es un riesgo de disgregación para los cuadros del chavismo, ¿Qué sucederá con las bases? La comparación con Chávez será inevitable, sobre todo después de 14 años de un gobierno con un Chávez que parecía eterno, y toda ineficiencia no será perdonada como sí lo sucedía con Chávez (Véase aquí). Es incluso posible, que en un gobierno de Maduro, la gente diga: "Con Chávez se vivía mejor".

Y aquí, para darle una mano al chavismo, esa jugada puede salir muy cara. Es mejor acudir a la retórica del odio al pasado, del miedo a la pérdida de lo que se ha conquistado hasta el momento (misiones, puestos de trabajo, etc), que acudir al lenguaje mágico-religioso. Chávez hacía todo lo anterior, pero el liderazgo religioso no es para todo el mundo.

La mayor parte de los venezolanos responden a las posiciones de autoridad. Por desgracia, de manera positiva hacia el poder. Es así como "¿Se comió la luz roja? Pase usted, señor autoridad" es algo fácil de encontrar. Podemos inventar una pequeña historia:
- ¡Usted ha cometido un crimen! -dijo el ciudadano.
- ¿Es que acaso usted no sabe quien soy yo? -dijo la autoridad.
- Perdone usted, señor autoridad.

U otra:
- ¿Es usted la autoridad? -dijo el ciudadano.
- Así mismo, lo soy.
- ¡Necesito ésto, señor autoridad!

Es decir, quizás ni Maduro ni Capriles tengan el culto a la personalidad que sí poseía Chávez, pero aún la gente responderá (y responde) positivamente en sus cargos por cuestiones de conveniencia/miedo, lo que degenera en una terrible cultura de impunidad y paternalismo-mesiánico que gira alrededor de las autoridades.

En el fondo, el problema no es quien gane las elecciones, el problema está en nosotros y nuestra falta de consciencia: no necesitamos apóstoles de nadie.

8 de marzo de 2013

Día de la Mujer: Feminismo no es igual que machismo



Primero voy con algo que atañe al Día Internacional de la Mujer Trabajadora:

Felicitar a una mujer en el día internacional de la mujer, sólo por ser mujer; es como felicitar a un enfermo con cáncer en el Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer, sólo por tener cáncer (¡Felicidades, tienes cáncer!). No tiene ningún sentido felicitar a las mujeres por el Día Internacional de la Mujer trabajadora, porque ésta reivindica una lucha histórica por la igualdad de género, y que todavía persiste en la actualidad. Estos días, al igual que el resto de los otros "días internacionales", es para generar conciencia de una problemática mundial, y felicitar a una mujer sólo por ser mujer, sin siquiera recordar esa lucha histórica, es una banalización de dicho día. Sobre todo, porque el día internacional de la mujer es también para los hombres, para generar conciencia en aquella otra mitad de la población mundial. Ahora bien, si se quiere regalar flores (o lo que sea) o no, por razones personales o sólo por querer hacer un buen gesto a alguien, me resulta genial, pero esa no es la verdadera intención del Día Internacional de la Mujer.

Ahora sí, me veo en la necesidad de aclarar el concepto de feminismo, puesto que se suele entender a éste como el opuesto al machismo, es decir, una especie de "machismo de mujeres hacia hombres", lo cual es no cierto. La discriminación de mujeres a hombres se le conoce como "hembrismo", que propone la superioridad de las mujeres sobre los hombres. El feminismo, en cambio, es un conjunto de teorías y actitudes que tienen como fin explicar y dar fin la desigualdad de género. Es decir, el feminismo busca la igualdad, el hembrismo y el machismo la desigualdad.

Tanto hembrismo como machismo, son actitudes fundamentadas en prejuicios. Pero el feminismo es una teoría integradora y holística, capaz de explicar las relaciones sociales y hasta políticas en una sociedad. Incluso existen diversas tendencias dentro del feminismo, como la tendencia radical, la liberal, la marxista, el feminismo de la diferencia, el feminismo anarquista y entre otros.

Como sea, resumir el feminismo como el espejo del machismo, no es cierto.

7 de marzo de 2013

Ser o no ser: Revolucionario o Reformista


Como es usual, ya nos acusan al movimiento libertario y a mi de "apoyar a la derecha y al imperialismo" por ser crítico de la política chavista, así que me permito decir algunas diferencias entre un revolucionario y un reformista:

- Un revolucionario no quiere un aumento de los salarios de los trabajadores, ni crear trabajos dignos, sino la desaparición de las relaciones de explotación e instaurar una economía lúdica y no monetaria.
- Un revolucionario no aboga por la disminución de la pobreza, sino por la desaparición de las clases sociales.
- Por lo tanto, un revolucionario no busca la distribución de la riqueza, sino la abolición de los conceptos tradicionales de "riqueza".
- Un revolucionario no desea que los pobres escojan a su líder, sino que la sociedad organizada sea quien tome las riendas de su destino.
- Un revolucionario no busca la integración de países de una región del mundo, sino que desea una comprensión cosmopolita: La integración de la humanidad en su totalidad.
- Un revolucionario no busca humanizar el capitalismo, ni hacer del sistema un poco más tolerable, sino abolirlo en su totalidad.
- Un revolucionario no esta en la computadora escribiendo todo el dia (o solo realizando ejercicios intelectuales), sino construyendo en su sociedad alternativas de vida, con hechos e iniciativas de transformacion para alcanzar la revolucion. (1)
- Un reformista se caracteriza porque utiliza los métodos tradicionales de gobierno (Estado), para lograr cambios paulatinos en la sociedad. En cambio, para el revolucionario, el cambio es aquí y ahora, sin fases intermedias; debido a que una revolución es un cambio radical del status quo, donde se destruyen los cimientos del poder político y económico anterior. De hecho, es evidente declarar que una revolución que dure 10, 20, 40 u 80 años, o es una revolución fracasada o es un gobierno reformista.
- Pero sobre todo, un revolucionario se caracteriza porque no traiciona sus ideales sólo con el fin de mantener una posición de poder.

Digan lo que digan, duela a quien le duela, hablar mal de los EE.UU. y hablar bien de los pobres no te hace revolucionario (En ese caso lo podría ser cualquier extremista islámico). El gobierno de Hugo Chávez nunca fue revolucionario, sino reformista y, si acaso, socialdemócrata con tendencias fascistas. Es importante señalar que el mismo Chávez rechazó ser siquiera comunista (Véase aquí).

Por cierto, antes de que me salte encima alguien más, es necesario aclarar que existen distintos tipos de revolucionarios, los cuales bien podrían ser liberales, fascistas, anarquistas o comunistas, pero es evidente que en este caso nos referimos a los revolucionarios de la izquierda y los anarquistas.

Por último, les regalo una cita de Karl Marx:
"La lucha de la clase obrera no tiene nada que ver con los intereses nacionalistas. El proletariado no defiende la creación de nuevas fronteras, sino su abolición; no defiende los privilegios de un territorio frente a los demás, sino la solidaridad y la unidad de clase frente a todas las divisiones; no pretende una distribución más equitativa de los beneficios, sino la abolición de la ley del valor, la subordinación de la producción a las necesidades humanas: «De cada cual según su capacidad; a cada cual según su necesidad".
Notas:
1) Sugerido por Fakir Kumya Iskaywari

6 de marzo de 2013

"Sí sólo Hitler lo supiera" y el futuro de Venezuela

Culto a la personalidad de Mao Zedong en China
Había una creencia muy común en la Alemania nazi que decía: "Si sólo Hitler lo supiera". Y esto hacía referencia a la desconfianza que tenía la población en los allegados al Führer. De hecho, muchas personas del pueblo alemán sostenían que Hitler desconocía las muchas cosas terribles que ocurrían en el país, pero que los altos funcionarios que rodeaban a Hitler lo tenían apartado de la realidad. De este modo, para los ojos de muchas personas, Hitler no tenía la responsabilidad de muchas cosas que ocurrían, y que si se enterara, las cosas cambiarían. Esa es una clara consecuencia del culto a la personalidad en torno a Hitler, que hacía que la gente fuera incapaz de verlo como un ser capaz de hacer crueldades o cosas perjudiciales.

Algo similar ocurre en Venezuela. Muchas personas del oficialismo venezolano, sobre todo sus bases,  llegaron a exclamar que a Chávez lo tuvieron engañado de muchas cosas que acontecían en el país, por lo tanto, si se enterara, las cosas cambiarían.

Y así como suele suceder con todo los gobiernos que fundamentan su poder en el culto a la personalidad, el líder finalmente muere. Así nos encontramos ahora mismo en Venezuela: ¿Qué pasará ahora? El culto a la personalidad no es transferible, y el propio Chávez nunca preparó a ningún líder que pudiera suplantarlo. Nicolás Maduro fue elegido por el propio presidente, pero apenas hace un poco menos de 4 meses atrás, lo cual no es suficiente tiempo.

Como el culto a la personalidad es bastante fuerte en Venezuela, ya muchos vaticinan la muerte del chavismo: "sin su figura principal, el chavismo y el régimen se desintegrará". Pero eso no es necesariamente cierto. Históricamente, eso no ha ocurrido todo el tiempo. Con la muerte de Lenin y Stalin, no se desintegró la Unión Soviética. Con la muerte de Mao Zedong no terminó el régimen comunista chino. El hecho de que Fidel Castro se apartara del máximo cargo no implicó un cambio político significativo en la isla. Es así que debemos entender dos cosas para que haya un verdadero cambio: 1) la voluntad popular debe desear el cambio; y 2) las instituciones deben permitir ese cambio. Y así como ni en la antigua Unión Soviética, ni China, ni Cuba, estaban dadas esas dos condiciones; en Venezuela tampoco lo están.

El oficialismo sigue siendo la mayoría de la población venezolana. Y aún en ausencia de Hugo Chávez, todavía existen 2 factores que mantienen la cohesión chavista: 1) La fidelidad ideológica en el proceso o la fidelidad personal hacia Hugo Chávez; 2) La conveniencia política, social o económica que tengan los grupos o individuos en la continuación de la política chavista (Ej. Las misiones, trabajadores de organismos públicos, líderes comunitarios, entre otros).

El chavismo, después de 14 años, está tan arraigado a la cultura política del país, con una mitología tan fuerte alrededor de la figura del presidente Chávez, que lo más probable es que el chavismo se termine convirtiendo en algo similar al peronismo en Argentina. Es decir, aún si el chavismo perdieran las próximas elecciones, el chavismo no desaparecería, sino que se convertiría en un movimiento de masas bajo el slogan de la "justicia social".

Esto me lleva al próximo escenario electoral. Donde existen diversas posibilidades, aunque lo más probable es que gane el candidato oficialista, Nicolás Maduro. La muerte de Chávez puede incidir en ambos grupos: en el caso del oficialismo, podría desmotivarlos y perder la elección, o motivarlos aún más en honor Chávez; en el caso de la oposición, podría motivarlos aún más ya que no está más "la piedra en el zapato", o también puede generar apatía porque la piedra en el zapato por fin se fue y todo lo demás no importa. Como sea, es muy difícil predecir lo que pasará, y yo no soy ningún adivino.

Si gana la oposición, podría generarse inestabilidad si toman alguna medida, digámosle, "impopular" (Muy probable que ocurra), pero creo que lo más seguro es que la mayoría chavista respete los resultados, quizás con cierta resignación, como ha hecho la oposición repetidas veces y como lo harían de perder las próximas. Pero, si gana el oficialismo, no sólo tienen que cuidarse de tomar medidas poco populares, sino que aquí no aplica el "Si sólo Maduro lo supiera", y toda ineficiencia gubernamental no será perdonada como ocurría con el gobierno de Chávez. Es decir, un posible gobierno de Maduro será más inestable que el de Chávez. Nada es color de rosas... o rosas rojas rojitas, en su caso.

Tengo que terminar con una reflexión: Una revolución es como una mesa. Si ésta sólo tiene una pata (un líder), la mesa caerá con facilidad. Si ésta tiene millones de patas, es poco probable que la mesa caiga! Para los que no estamos en la movida de los grupos autoritarios de izquierda o derecha, me permito citar a los amigos de El Libertario: "¡Ni duelo, ni celebración! ¡Es la hora de la autonomía de las luchas sociales!".

Víctor Camacho
@victormanuelcs

Fuentes de la popular frase nazi:

4 de marzo de 2013

Principios de la propaganda según Goebbels

El Dr. Paul Joseph Goebbels, quien fue el ministro de propaganda del gobierno de Adolf Hitler, fue una figura clave del régimen, conocido por sus dotes retóricas y su capacidad persuasiva. Promovió la depuración de los ambientes culturales y la más extensa difusión de los mitos nazis. Se suicidó después de hacer envenenar a su esposa y a sus seis hijos. Una famosa cita de Goebbels, repetida hoy en día con profusión: "Una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad". Por acá les traigo los reconocidos "Principios de la Propaganda de Goebbels". Hay dos listas de estos principios, una que se suele repetir tradicionalmente por internet, y de la cual no encontré fuentes, y otra del Dr. Leonard W. Doob, profesor psicología de la Universidad de Yale. En ambas listas, podremos denotar que son bastante comunes tanto en gobiernos como empresas, pero, particularmente, se me viene a la mente al gobierno nacional de Venezuela (Evidentemente por razones geográficas).

11 Principios de la propaganda (difundo comunmente por internet):

1.Principio de simplificación y del enemigo único. Adoptar una única idea, un único símbolo. Individualizar al adversario en un único enemigo.

2.Principio del método de contagio. Reunir diversos adversarios en una sola categoría o individuo. Los adversarios han de constituirse en suma individualizada.

3.Principio de la transposición. Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con el ataque. “Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan”.

4.Principio de la exageración y desfiguración. Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave.

5.Principio de la vulgarización. “Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar”.

6.Principio de orquestación. “La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentarlas una y otra vez desde diferentes perspectivas, pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas”. De aquí viene también la famosa frase: “Si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad”.

7.Principio de renovación. Hay que emitir constantemente informaciones y argumentos nuevos a un ritmo tal que, cuando el adversario responda, el público esté ya interesado en otra cosa. Las respuestas del adversario nunca han de poder contrarrestar el nivel creciente de acusaciones.

8.Principio de la verosimilitud. Construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de los llamados globos sondas o de informaciones fragmentarias.

9.Principio de la silenciación. Acallar las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos y disimular las noticias que favorecen el adversario, también contraprogramando con la ayuda de medios de comunicación afines.

10.Principio de la transfusión. Por regla general, la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios tradicionales. Se trata de difundir argumentos que puedan arraigar en actitudes primitivas.

11.Principio de la unanimidad. Llegar a convencer mucha gente que piensa “como todo el mundo”, creando una falsa impresión de unanimidad.

19 principios de Goebbels (Según Leonard W. Doob)
:

1. Los propagandistas deben tener acceso a la información referentLeonard W. Doobe a los acontecimientos y a la opinión pública.
2. La propaganda debe ser planeada y ejecutada por una sola autoridad. Este principio seguía la línea de la teoría nazi de la centralización autoritaria, y también del ansia de poder que sentía Goebbels. Pensaba que una sola autoridad - él - debía realizar tres funciones:
A.- Emitir todas las directrices de la propaganda. Todo fragmento de la propaganda debía expresar un contenido político. Indicaban cuándo las campañas de propaganda específicas debían comenzar, cuándo debían ser intensificadas o atenuadas, y cuándo debían terminar. La máquina propagandística nazi estaba sometida a una constante reorganización.
B.- Explicar las directrices de la propaganda a los funcionarios importantes y mantener su moral. Si no se facilitaba una explicación acerca de la política propagandística a aquellos funcionarios que, formal o informalmente, cumplían las directrices, no cabía esperar que actuaran con eficacia y de buena gana. A través de la maquinaria de su organización y a través de contactos personales, Goebbels trataba de revelar la razón de su propaganda a estos subordinados y también de levantar su moral al hacerles ostensiblemente objeto de su confianza.
C.- Supervisar las actividades de otras agencias que tengan consecuencias propagandísticas. Él procuraba facilitar el necesario estímulo propagandístico.
3. Las consecuencias propagandísticas de una acción deben ser consideradas al planificar esta acción.
4. La propaganda debe afectar a la política y a la acción del enemigo.
A.- Suprimiendo el material propagandístico capaz de facilitar al enemigo informaciones útiles.
B.- Difundiendo abiertamente propaganda cuyo contenido o tono conduzca al enemigo a sacar las conclusiones deseadas.
C.- Incitando al enemigo a revelar informaciones propias de carácter vital.
D.- Absteniéndose de toda referencia a una actividad que perjudique al enemigo cuando ella pudiera desacreditar tal actividad.
5. Debe haber una información no clasificada y operacional a punto para completar una campaña propagandística.
6. Para ser percibida, la propaganda debe suscitar el interés de la audiencia y debe ser transmitida a través de un medio de comunicación que llame poderosamente la atención.
7. Solo la credibilidad debe determinar si los materiales de la propaganda han de ser ciertos o falsos.
8. El propósito, el contenido y la efectividad de la propaganda enemiga, la fuerza y los efectos de una refutación, y la naturaleza de las actuales campañas propagandísticas determinan si la campaña enemiga debe ser ignorada o refutada.
9. Credibilidad, inteligencia y los posibles efectos de la comunicación determinan si los materiales propagandísticos deben ser censurados.
A.- A menudo la censura podía deteriorar la credibilidad y consideraba que: "en tiempos de excitación y de tensión, el hambre de noticias debe ser satisfecho como sea".
B.- La censura era invocada cuando la información concerniente a la culminación de un hecho era insuficiente.
C.- Finalmente, Goebbels evaluaba los posibles efectos de comunicar la información. La censura era aplicada cuando se creía que el conocimiento del hecho podía producir una reacción indeseable en sí misma.
10. El material de la propaganda enemiga puede ser utilizado en operaciones cuando ayude a disminuir el prestigio de ese enemigo, o preste apoyo al propio objetivo del propagandista.
11. La propaganda negra debe ser empleada con preferencia a la blanca cuando esta última sea menos creíble o produzca efectos indeseables.
12. La propaganda puede ser facilitada por líderes prestigiosos.
13. Los jefes sólo eran útiles cuando tenían prestigio.
14. La propaganda debe estar cuidadosamente sincronizada.
A.- La comunicación debe llegar a la audiencia antes que la propaganda competidora.
B.- Una campaña propagandística debe comenzar en el momento óptimo.
C.- Un tema propagandístico debe ser repetido, pero no más allá del punto en que disminuya su efectividad.
15. La propaganda debe etiquetar los acontecimientos y las personas con frases o consignas distintas
A.- Deben suscitar las respuestas deseadas que la audiencia posee previamente.
B.- Deben poder ser aprendidas con facilidad. "Ha de utilizar el blanco y el negro, de lo contrario no resulta convincente para la gente".
C.- Deben ser utilizadas una y otra vez, pero sólo en las situaciones apropiadas. Goebbels deseaba explotar lo aprendido en cosas ya ocurridas; las reacciones aprendidas por la gente frente a los símbolos verbales quería transferirlas, fácil y eficientemente, a nuevos acontecimientos.
16. La propaganda dirigida a la retaguardia debe evitar el suscitar falsas esperanzas que puedan quedar frustradas por los acontecimientos futuros.
17. La propaganda en la retaguardia debe crear un nivel óptimo de ansiedad.
18. La propaganda dirigida a la retaguardia debe disminuir el impacto de la frustración
A.- Las frustraciones inevitables deben ser previstas. Consiste en que una frustración podía resultar menos decepcionante si se eliminaba el elemento de sorpresa o choque.
B.- Las frustraciones inevitables deben ser planteadas en perspectiva. Es dar a los alemanes lo que él llama Kriegsüberblick, es decir, una panorámica general de la guerra. Éstos perderían la confianza en su régimen.
19. La propaganda debe facilitar el desplazamiento de la agresión, especificando los objetivos para el odio.

3 de marzo de 2013

Convocatoria: Acompáñanos este 5 marzo al juicio contra Provea y Homo et Natura


Este 5 de marzo de 2013 continúa la audiencia del juicio contra Provea y Sociedad Homo et Natura.

Como se recordará estas organizaciones han sido llevadas a juicio por apoyar una protesta indígena Yukpa frente a la sede del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) el 21 de julio de 2010.

Fecha: 5/03/2013

Lugar: Tribunales LOPNNA, Caracas (Av. Norte 1, Esq de Ibarras a Maturin, Av. Urdaneta)

Hora: 9:30am
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...