La Historia de la Humanidad
es la historia de la estupidez Humana.

7 de marzo de 2013

Ser o no ser: Revolucionario o Reformista


Como es usual, ya nos acusan al movimiento libertario y a mi de "apoyar a la derecha y al imperialismo" por ser crítico de la política chavista, así que me permito decir algunas diferencias entre un revolucionario y un reformista:

- Un revolucionario no quiere un aumento de los salarios de los trabajadores, ni crear trabajos dignos, sino la desaparición de las relaciones de explotación e instaurar una economía lúdica y no monetaria.
- Un revolucionario no aboga por la disminución de la pobreza, sino por la desaparición de las clases sociales.
- Por lo tanto, un revolucionario no busca la distribución de la riqueza, sino la abolición de los conceptos tradicionales de "riqueza".
- Un revolucionario no desea que los pobres escojan a su líder, sino que la sociedad organizada sea quien tome las riendas de su destino.
- Un revolucionario no busca la integración de países de una región del mundo, sino que desea una comprensión cosmopolita: La integración de la humanidad en su totalidad.
- Un revolucionario no busca humanizar el capitalismo, ni hacer del sistema un poco más tolerable, sino abolirlo en su totalidad.
- Un revolucionario no esta en la computadora escribiendo todo el dia (o solo realizando ejercicios intelectuales), sino construyendo en su sociedad alternativas de vida, con hechos e iniciativas de transformacion para alcanzar la revolucion. (1)
- Un reformista se caracteriza porque utiliza los métodos tradicionales de gobierno (Estado), para lograr cambios paulatinos en la sociedad. En cambio, para el revolucionario, el cambio es aquí y ahora, sin fases intermedias; debido a que una revolución es un cambio radical del status quo, donde se destruyen los cimientos del poder político y económico anterior. De hecho, es evidente declarar que una revolución que dure 10, 20, 40 u 80 años, o es una revolución fracasada o es un gobierno reformista.
- Pero sobre todo, un revolucionario se caracteriza porque no traiciona sus ideales sólo con el fin de mantener una posición de poder.

Digan lo que digan, duela a quien le duela, hablar mal de los EE.UU. y hablar bien de los pobres no te hace revolucionario (En ese caso lo podría ser cualquier extremista islámico). El gobierno de Hugo Chávez nunca fue revolucionario, sino reformista y, si acaso, socialdemócrata con tendencias fascistas. Es importante señalar que el mismo Chávez rechazó ser siquiera comunista (Véase aquí).

Por cierto, antes de que me salte encima alguien más, es necesario aclarar que existen distintos tipos de revolucionarios, los cuales bien podrían ser liberales, fascistas, anarquistas o comunistas, pero es evidente que en este caso nos referimos a los revolucionarios de la izquierda y los anarquistas.

Por último, les regalo una cita de Karl Marx:
"La lucha de la clase obrera no tiene nada que ver con los intereses nacionalistas. El proletariado no defiende la creación de nuevas fronteras, sino su abolición; no defiende los privilegios de un territorio frente a los demás, sino la solidaridad y la unidad de clase frente a todas las divisiones; no pretende una distribución más equitativa de los beneficios, sino la abolición de la ley del valor, la subordinación de la producción a las necesidades humanas: «De cada cual según su capacidad; a cada cual según su necesidad".
Notas:
1) Sugerido por Fakir Kumya Iskaywari
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...