La Historia de la Humanidad
es la historia de la estupidez Humana.

12 de mayo de 2012

Debate sobre el Aborto

La vida es mucho más que la actividad de las funciones vitales. La vida no es solamente respirar, sino también la de tener libertad para disfrutarla y de unas buenas condiciones para llevarla a cabo. La vida no vale de nada si estás tras las rejas o si vives en la miseria. Hay formas de estar muerto mientras se vive, y esa es una de ellas.

Esa idea me vino a la mente porque "la vida" es el principal argumento de quien defiende la ilegalización del aborto. Hay muchos argumentos que giran alrededor de ello, y esta vez voy a repasar sobre algunos cuantos de ellos.

Hace poco escuché de la misma boca de uno de mis profesores de postgrado, un argumento que me pareció interesante y que no había escuchado antes, y va así: "Es detestable que se diga 'este cuerpo es mío' (en relación con las mujeres sobre sí mismas) porque eso trata al cuerpo de la mujer como un objeto o como una posesión, como algo sobre lo que se tiene propiedad". Eso me pareció una muy buena argucia, con la cual obviamente no comparto, pero muy buena en el sentido de que aparenta ser un argumento del feminismo. Pero viéndolo de otro modo, todos nosotros tenemos libertad de consciencia, la cual está intrínsecamente relacionada con la libertad de obrar, pues si no puedo actuar según yo pienso, no sirve de nada tener libertad de consciencia. Cuerpo y mente no pueden ir separados cuando hablamos de libertades, lo que quiere decir que cada uno tiene soberanía sobre su propio cuerpo, por lo que hablar en términos de propiedad cuando se habla de uno mismo, no es del todo incorrecto.

Me referiré más que todo al tipo de aborto que no es en caso de violaciones, o en caso de la posible muerte de la madre o en caso de malformaciones, puesto que esta suele tener una más amplia aceptación, con excepción de alguno que otro país, lo que sin duda es una brutalidad, y pongo la posibilidad de que una niña sea la madre de su propio hermano o su propio primo como ejemplo.

Creo que uno de los errores es el comparar un embrión o un feto con un ser humano, pero no, un embrión NO es un ser humano, del mismo modo en que una semilla NO es un árbol, un huevo NO es un pollo, un renacuajo NO es una rana, una oruga NO es una mariposa, un árbol NO es una mesa, un dinosaurio NO es petróleo. Todos son organismos vivos que eventualmente, a través de un proceso determinado, terminarán como otro, pero no son lo mismo, y eso continúa demostrando hay muchos prejuicios sobre el tema (que te guste o no, son religiosos).

Ahora bien, se dice que se quiere proteger la vida, pero cada vez que te cortas las uñas, o el cabello, te ráscas la cabeza, te cepillas los dientes, te tomas un baño, estás acabando con una vida, incluso, cada vez que a una mujer le viene la menstruación, hay una "vida" que muere y cada vez que un hombre se masturba, está cometiendo genocidio, lo que de acuerdo al razonamiento de muchos, es algo muy grave, ya que lo que he mencionado anteriormente está cargado con información genética de un ser humano. Pero esto tampoco queda ahí, los antibióticos son sustancias que matan o asesinan a microorganismos dentro de nuestro cuerpo, en especial, de la flora intestinal. Y sin embargo, yo no veo a nadie quejándose de que se asesine a todos estos organismos vivos. De igual modo, el aborto y la eutanasia es algo que se practica muy normalmente en las veterinarias y otros centros donde se trabaje con animales, y sin embargo, tampoco veo a nadie quejándose de ello, ni muchos menos a estos que se dicen "pro-vida". Y ni siquiera empecemos a hablar de los mataderos y carnicerías... ¿Qué "vida" defienden entonces? Hay que aclarar los términos, y este asunto del aborto es claramente antropocéntrico, de seres humanos que creen que la única vida especial es la vida humana, y esto también tiene su fundamento en prejuicios religiosos (La discriminación para con los animales se conoce como "especismo").

Algo que a mi me preocupa mucho es que se le tilde automáticamente de "irresponsables" a una persona que piensa en abortar, cuando, irónicamente, una persona que piensa en abortar es una persona que piensa en las posibilidades de manutención de dicho niño y las dificultades que se tendrían. Es decir, alguien que decide abortar es una persona que lo ha razonado muy bien y ha actuado de acuerdo a su razonamiento. No se ustedes, pero para mi eso es ser responsable. Esta irresponsabilidad sexual de los padres es algo muy citado, sobre todo en lo que se refiere a medidas anticonceptivas. Pero, hay que tener en cuenta todas las aristas, y decir que "hoy en día es más fácil prevenir una gravidez indeseada" no es del todo cierto, porque tenemos que analizar la situación económica de cada quien, y no todos pueden pagar por anticonceptivos (ni mucho menos un adolescente) y no todos tienen acceso a ellos (por ejemplo, una persona que viva en el campo). Muchos piensan en hacer campañas de educación sexual, pero se les olvida lo más importante: la distribución de los anticonceptivos. Me contaron que una vez, un adolescente dijo en una clase de educación sexual: "Muy bien, nosotros sabemos todo esto... ¿Pero cómo y donde los conseguimos?". De igual manera, tenemos el contexto cultural y religioso, donde el "macho" no quiere usar anticonceptivos "porque no le gusta" o donde la iglesia rechaza el uso de anticonceptivos. Hay muchos factores que implican un embarazo no deseado, y más que culpar a la gente, es culpa de los Estados, no tanto por negligencia educativa sino por el acceso a los preservativos.

Una de los problemas más graves cuando se habla de aborto es la reducción del asunto en "asesinar o no asesinar", como rememorando a Hamlet. Ojalá el mundo fuera sencillo y toda fuera en blanco y negro; pero no, el mundo está lleno de colores y es muy complicado y todas las respuestas son complicadas. En lo personal, el aborto es un escenario que sería preferible evitar, y uno de última instancia, pero esto no es un problema que deba tratarse mediante leyes. Querer legislar y criminalizar ese asunto es empeorarle la situación a una mujer. Yo dudo mucho que una mujer, al salir de una operación de estas, diga: "Oye, que divertido fue eso, ¡Vamos a volver a hacerlo!". El aborto es algo que va a cargar en su conciencia durante toda su vida, y es una enorme brutalidad empeorar eso con un castigo del Estado. Además, el hecho de que se penalice no ayuda para nada, y no va a evitar que ocurra. La realidad nos dice que muchas de estas mujeres acuden a centros clandestinos para realizarse estas operaciones, las cuales no tienen las condiciones salubres adecuadas, por lo que ponen sus propias vidas en peligro, y en lugar de salvar una vida, estarás perdiendo dos. Por eso esto es un tema que no se debe atacar con leyes, sino con programas sociales y educación. Todo lo demás es, insisto, una enorme brutalidad.

Si alguno de mis lectores cree en un Dios (cosa en que yo no creo), pues déjenle eso a la "justicia divina" y ella se encargará. Porque la verdad es que la criminalización del aborto es en realidad la criminalización de la pobreza (porque una buena parte de estos son por preocupaciones económicas y sociales), y no veo a ninguno de estos "pro-vida" promoviendo un mejor acceso a la seguridad social, ni seguridad económica, ni campañas de educación, ni distribuyendo anticonceptivos, ni nada de nada... que aunque esto no quiere decir que se va a dejar de abortar, al menos su número podría reducirse mediante estas medidas sociales. Reducir este tema a "asesinato" no es correcto, y genera más problemas que soluciones.

Lo más común es la apelación a la demagogia o a lo sentimental. Por ejemplo: "Una persona aborta es una persona que nació", lo cual obviamente es cierto... ¿Y? Muchas tienden a dar sus experiencias personales, como "mi mamá me pudo haber abortado, pero le doy gracias por no haberlo hecho". Y aunque toda opinión personal se aprecia, son subjetivas y poco aportan al tema lo que cada quien sienta, puesto que lo que importa es lo que sienta y razone la persona implicada. ¿O es que acaso queremos imponerle nuestros sentimientos a los demás, y que todos sientan igual que nosotros?

Además, lo que mucha gente no entiende es que los Derechos Humanos son para limitar la actuación de los Estados frente a los individuos, y cuando se pide ilegalizar el aborto, no sólo se atenta contra la libertad de la mujer de actuar según ella piensa, sino que se dice que el Estado tiene entonces el poder de llegar más allá de tu piel, hasta tus vísceras y tus genitales. Si a mi me da la gana de fumarme el caucho de un camión, esa es mi total libertad de hacerlo y el Estado no tiene porqué inmiscuirse en ello. El Estado debe tener un límite de alcance, y el Estado no puede decidir sobre lo que ocurre dentro del cuerpo de cada quien, porque eso ya es soberanía de cada persona.

¿No te gusta el aborto? Pues convence, no obligues. ¿No lograste convencer? No insistas, no obligues.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...