La Historia de la Humanidad
es la historia de la estupidez Humana.

2 de abril de 2012

Ni para uno, ni para otro.

Ahora hay un tema muy "candente" entre la Argentina y el Reino Unido, y ese es el conflicto por las islas Malvinas o Falkland. Desde el punto de vista latinoamericano la posición es clara: "apoyo a la Argentina". Sin embargo, desde el punto de vista europeo: "apoyo al Reino Unido". Lo gracioso es la posición neutral de los Estados Unidos, que siendo aliado del Reino Unido (y la OTAN), tampoco desea contrariar a sus vecinos continentales, con quienes tiene acuerdos internacionales que le obligan a la defensa continental mutua, como el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca, también conocido como TIAR.

En Blanco la famosa "Zona en Reclamación"
por parte de Venezuela
Pero ese no es el único conflicto territorial que hay en América. Desde el punto de vista venezolano, también se encuentra la "Zona en Reclamación" o la Guayana Esequiba, que también fue anexada por el Reino Unido en el siglo XIX. Otro conflicto muy recurrente, del cual el Reino Unido participó indirectamente, es el que hay entre Bolivia y Chile por las zonas del Atacama, donde los primeros perdieron su salida al mar después de la Guerra del Pacífico.

Pero yo no estoy aquí para hablar de historia. Tanto en las situaciones antes mencionadas, como en cualquier otro conflicto territorial, vamos a notar que la palabra "soberanía" empieza a surgir, en especial para las partes perdedoras del conflicto. De aquí, vamos a ver como soberanía la "autodeterminación de una nación sin injerencia extranjera", cosa que también se le conoce con el nombre romántico de la "autodeterminación de los pueblos".

Como siempre, yo estoy del lado de la polémica, pues no comparto la posición argentina, ni la venezolana, ni la boliviana, ni de cualquier otro perdedor territorial; ni mucho menos estoy del lado de las potencias "usurpadoras". Estoy es del lado de las personas que viven en dichos territorios y cuya opinión les debe ser respetada.

Quizás, es verdad, dichas tierras fueron usurpadas, pero con el pasar del tiempo las costumbres y las instituciones de dichos territorios ya no son las mismas de la nación reclamante. Un isleño (gentilicio del habitante de las Malvinas. También se les conoce como "kelpers"), no se identifica a sí mismo como argentino, sino como británico. Un guyanés no se identifica a sí mismo como venezolano, sino como guyanés. Y apuesto que puedo decir lo mismo sobre los habitantes del Atacama, o inclusive, de los estadounidenses que viven en los territorios que le arrebataron a México. Y cuando una potencia extranjera tiene la pretensión de imponer su propia cultura e instituciones a otro pueblo, eso, amigos, es lo que llaman "colonialismo" e "imperialismo", sin importar si este país es o no una gran potencia.

Si esto no fuera así: ¿Cual es la pretensión argentina sobre las Malvinas? ¿Van a obligar a sus habitantes a ser de un país al cual no quieren pertenecer? ¿Los van a expulsar de la isla? ¿No es una falta de respeto hacia los habitantes de la isla pedir una negociación con el Reino Unido sin tomar en cuenta la posición de sus habitantes?

El caso argentino para reclamar las islas tiene un trasfondo político interno, y no es más que una excusa para exaltar los nacionalismos, y hacer que la gente olvide los problemas internos que de verdad importan para los argentinos. Y no sólo eso, subyace el importante interés económico por el reciente descubrimiento de grandes reservas petroleras en los mares cercanos a las islas.

Eso de reclamar por tierras que solían ser propias, me resulta muy irónico, porque de acuerdo a dicho razonamiento, todos los Estados americanos deberían ceder los territorios antes pertenecientes a los indígenas del lugar. Cosa que no va a ocurrir nunca en ningún Estado (Recuerdo el caso de la nación Mapuche, que afectaría a Chile y Argentina; y el caso de la Guerra de la Triple Alianza, donde Argentina tomó parte del territorio paraguayo). Por lo que esto sería un argumento bastante hipócrita.

Todo esto es como si se hubiese olvidado que el término "soberanía" es un término europeo, que tuvo auge en el siglo XIX, y con el cual estos imperios justificaban sus territorios en ultramar y, de ese modo, evitar que otro imperio se haga con posesión de ellas. Pero este es un término "pasado de moda", pues con lo que se conoce con el nombre de Derechos Humanos, los intereses de la humanidad son más importantes que los intereses del Estado.

Pienso que la pretensión argentina de negociar con el Reino Unido en el caso de las Malvinas, viola el principio de autodeterminación de los pueblos, pues viola claramente la autodeterminación de los isleños; y en caso de que el Reino Unido acepte una negociación, también incurriría en lo mismo. La decisión que importa está en las islas Malvinas, y no fuera de ellas. Y de igual modo, pienso lo mismo sobre el caso venezolano y Guayana, o sobre el caso boliviano, o cualquier otro. Sin embargo, yo, que vivo en Venezuela, al decir esto, muy probablemente me van a llamar de todos los colores, y en especial con el adjetivo de apátrida, cosa que también ocurrirá en la Argentina. Esto ya hace obvio que el nacionalismo es una forma de pensamiento único, donde aquel que piense distinto, debe ser rechazado.

Ahora bien, ese fue mi punto de vista como internacionalista, pues desde mi punto de vista anárquico, debo decir que estoy contra todo Estado, y eso incluye al argentino, al británico y a un posible Estado Isleño. Nadie tiene derechos sobre ningún territorio, por lo tanto, sí, los que me llamen apátrida no se equivocan, porque un anarquista pertenece al mundo y no a un pedazo de tierra. Por eso, realmente mi posición es "ni para uno, ni para otro".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...