La Historia de la Humanidad
es la historia de la estupidez Humana.

26 de junio de 2011

Plomo pa' esos malandros

Me van a disculpar que toque tanto el tema carcelario venezolano, en especial para quienes no viven en este país, y les resulte más difícil comprender la situación, pero por razones geográficas y mediáticas, no puedo escapar de este tema. Este post lo escribí para el facebook, y lo re-publico por aquí
Con respecto a los sucesos de El Rodeo, he visto gente que dice: "Yo respeto los derechos humanos de las víctimas, no de los victimarios. Con esos presos no hay que tener ninguna piedad, porque ellos no la tuvieron con sus víctimas" (Y algunos incluso concluyen con la espectacular frase "Plomo pa' esos malandros").

Lo irónico es que no se puede defender los derechos de algunos sí, y los de otros no, porque en ese caso practicas la injusticia, y te hace igual a quienes criticas. Los derechos humanos son "Universales", para todos sin ningún tipo de distinción; son innatos, inalienables e irrenunciables; y por lo que sea que haya hecho una persona, haga o vaya hacer, no pierde su condición de ser humano, y como tal, sus derechos deben ser respetados y garantizados. De hecho, si se quiere la reinserción del reo en la sociedad, se le debe otorgar un tratamiento adecuado y digno para ello, porque de lo contrario, el reo va a salir de la cárcel peor de lo que entró. Que es exactamente lo que sucede en nuestras cárceles, las cuales sería mejor llamarlas "Universidades del Crímen".

Yo no soy cristiano, y sin embargo, puedo recordar lo que decía Cristo: "Habéis oído que se dijo: Amarás a tu prójimo y odiarás a tu enemigo. Pues yo os digo: Amad a vuestros enemigos y rogad por los que os persigan, para que seáis hijos de vuestro Padre celestial, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y llover sobre justos e injustos. Porque si amáis a los que os aman, ¿qué recompensa vais a tener? ¿No hacen eso mismo también los publicanos? Y si no saludáis más que a vuestros hermanos, ¿qué hacéis de particular? ¿No hacen eso mismo también los gentiles? Vosotros, pues, sed perfectos como es perfecto vuestro Padre celestial". (Mateo 5:43-48).

Es comprensible los sentimientos de las víctimas y familiares quienes han sido ultrajados, sin embargo, es peligroso confundir la justicia con la venganza. Y esto no sólo por los presos y su reinserción en la sociedad, sino por ti mismo: ¿O acaso es imposible que algún día, tú o un ser querido, pueda estar tras las rejas?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...