La Historia de la Humanidad
es la historia de la estupidez Humana.

4 de abril de 2011

La 2.0 y Yo

Pues hace un tiempo escribí sobre las redes sociales (por aquí), y con el pasar del tiempo he empezado a ver las cosas desde otras perspectivas.

Por supuesto, sigo pensando que las redes sociales al estilo facebook y -las moribundas- Myspace, hi5, y como sea que se llamen las demás, son para puro chisme. Ese es el primer punto que hace que me resulte poco atractiva la idea de las redes sociales. Pero, poco a poco, he notado que se le pueden sacar más utilidades que la facilidad de indagar privadamente en la privacidad de los demás.

Algo que podría ser una utilidad es la facilidad para contactar personas que no has visto desde hace años, o que acabas de conocer. Esto quizás podría ser banal o no, pero la verdad es que hay historias de familias que se han reencontrado gracias a los perfiles de Facebook, lo que podría ser muy bueno en casos de emergencia o en desastres naturales.

Así, las ventajas de la comunicación se amplifican a través de las redes sociales (Las recientes "revoluciones" en Egipto y Túnez son una muestra de ello). A diferencia de los correos electrónicos, compartir información resulta excesivamente fácil a través de una red social (cuando mucho, sólo necesitas un par de clicks), y no sólo eso, sino que resulta menos invasivo que las famosas cadenas de correo. Muchas personas reciben grandes cantidades de correos con información que podría no resultarles útil, como cadenas, chistes, historias, presentaciones, para las cuales posiblemente no tengan el tiempo para leer, así que eso resulta más fastidioso que útil. Al contrario, al compartir una noticia, un enlace, una historia o lo que sea en una red social, sólo lo lee aquel que quiera leerlo. Inclusive, enviar mensajes a otra persona es mucho más sencillo y rápido que a través de correo electrónico, pues sólo hay que buscar el perfil, escribir y enviar. Mientras que en correos hay que escribir la dirección (menos fácil de recordar que el nombre de una persona), el asunto del mensaje (no sé ustedes, pero muchas veces no tengo ni idea de que escribir en el asunto jeje), redactar el mensaje (al menos yo siento la imperiosa necesidad de escribir como si redactara una carta), y enviar. Por eso, los correos electrónicos son más necesarios a un nivel más formal, como al enviar un currículum, un documento a un profesor, etc.

El uso más común que le doy a Facebook es para leer las noticias, y no sólo eso, también las comparto. Facebook tiene la facilidad de mostrar diversos titulares de muchos medios en el muro (que lo convierte en algo parecido a Google News). De ahí que ahora pienso en cambiarme el nombre a Victor "Err Noticiero" Camacho (jaja). El siguiente uso que le doy al Facebook es para compartir reflexiones o chistes. Un tercer uso sería el de utilizar los foros que poseen algunos "grupos" o "páginas" para debatir sobre temas interesantes, y entre esos temas interesantes está especialmente la religión. Cómo podrán imaginar, dudo que Jesús me acepte como su amigo en Facebook (jaja).

Dejo de hablar de Facebook para meterme en Twitter. Twitter -como ellos mismos se definen- no es realmente una red social, sino una herramienta de microblogging, que se ha hecho tan popular que resulta difícil diferenciarla de una red social. Con este si debo reconocer que he cambiado totalmente de opinión al respecto. En un principio, Twitter me resultaba muy estúpido porque el uso que se le daba era el de escribir lo que sea que estás haciendo en el lugar que sea, o cómo te sientes, y blablabla de cosas que sólo le puede interesar a vuestra linda madre. Es decir, Twitter era aburrido para mi, al menos hasta hace poco.

Para compartir información, me parece que Twitter es incluso más rápido que Facebook. Quizás demasiada información. De hecho, no es tan fácil acostumbrarse a leer tantos tweets en tan pocos minutos (En mi "cronología" o "TimeLine", con más de 600 personas a las que sigo, pueden pasar hasta 100 tweets en menos de 5 minutos). Pero lo más adictivo de twitter es la sorprendente facilidad que tiene para que se forme un festival de bromas, o como decimos en Venezuela: una "tremenda jodedera". De ahí aprendí que es mejor caerse de culo en público que equivocarse en twitter. Por ejemplo, hace unas semanas una chica en Venezuela, al querer burlarse de otro twittero, en lugar de escribir UNFOLLOW (dejar de seguir) escribió INFOLLOW (lo que sea que eso signifique), y ello acarreó una cantidad de bromas tan grandes que se convirtió en "Trending Topic" (tema del momento) Mundial!! La verdad es que me partí de la risa cuando veía los tweets de los gringos preguntando: - "What da hell is infollow?" (¿Qué demonios es infollow?)... Les respondo: Infollow es el producto de la ignorancia de una chica y una buena jodedera twittera que sólo los venezolanos pueden convertir en tema mundial jaja. Al menos hay algo más que puede exportar este país al mundo.

Debo reconocer que entre Facebook y Twitter, tengo mis preferencia por el pajarito azul. Lo bueno de Twitter es que a nadie le interesa tu triste vida personal, por lo que nadie está pendiente del chisme... Bueno, claro, con la excepción de los sádicos de siempre que siguen a alguien porque en la foto de perfil aparece una chica bonita... ¡Pero quien esté libre de pecado que lance la primera piedra! jeje. Irónicamente, acabo de leer un tweet que dice: "FACEBOOK es una herramienta inteligente para gente sencilla, TWITTER es una herramienta sencilla para gente inteligente". Y creo que es verdad.

La 2.0, con sus altibajos, puede que sea más que una moda pasajera, y llegaron para quedarse... siempre y cuando haya electricidad.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...