La Historia de la Humanidad
es la historia de la estupidez Humana.

18 de octubre de 2010

El Gato que se Parecía a Mi

Seguro me acusarán que me copié de la película Marley y Yo, pero no me importa, mi historia es mucho mejor que esa película... jumm ¬¬ (jeje).

Hace dos meses atrás adopté sin querer queriendo a un gato. Fue más casualidad que una decisión racionalmente tomada. Me explico: Era una hermosa mañana en Caracas cuando, regresaba a mi casa después de una caminata, escuchó de repente un "miaaa, miaaa, miaaa" (Eso es la onomatopeya de un gatito, por si acaso te lo preguntas) justo antes de llegar a mi edificio. Observo a mi alrededor, pero no había nada. El sonido venía debajo de un auto, me asomo, y aparece un gatito negro.
- ¡Hola tú!- le dije al gatito mientras empecé a jugar con él.
Después de jugar con el gato, y con ganas de irme a casa, le hice una pregunta existencial al lindo gatito: - ¿Y donde está mamá gata? (Sí, yo hablo con los animales, ¿Algún problema con eso?)
Veo a mi alrededor, y por un momento pensé que saldría rodando una de esas bolas que aparecen en las caricaturas cuando el lugar está desértico.
- ¡Mierda! -me dije a mi mismo- Mamá gata soy yo ¬¬... mi mamá me va a matar.
No quise dejar al gatito sólo en la calle, y me lo llevé a casa. Me iba a dar remordimiento de conciencia durante varios días si dejaba al gatito sólo en la calle.

Mientras subía por el ascensor me vinieron muchas ideas a la cabeza:
  • "A mi mamá no le gustan los gatos =S" (ah si, vivo con mi mamá, al menos hasta que consiga dinero y me pueda ir a vivir a Pakistán)... (Sí, Pakistán, ¿Tienes algún problema con Pakistán?);
  • "De seguro voy a parecer un niño de 10 años que trae animalitos para su casa" (ni siquiera de niño traje nunca nada a la casa, con excepción de los zapatos llenos de tierra y alguno que otro moretón)...(Sí, era un niño peleón, ¿Tienes algún problema con eso?);
  • "los gatos negros son un símbolo del anarquismo... jeje... graciosa casualidad" (la imagen de arriba);
  • Con un gato tendría mucho más sentido mi imitación de los malvados de 007: "Buenas tardes, Sr. Bond -digo mientras acaricio al gato- le estabamos esperando";
  • De seguro lo primero que va a decir mi mamá es: "SACA A ESE ANIMAL DE LA CASA!!"
Sí, yo puedo pensar muchas cosas en un ascensor.
Llego a mi casa y antes de poder decirle a mi mamá: "No te vayas a molestar, pero traje un..."
- NO, NO, NONONO, ¡¡ME SACAS A ESE ANIMAL DE LA CASA!! -me interrumpió ella mientras pensaba en que debería usar mis poderes de premonición y comprarme la lotería.
Ante todo esto, recurrí a algo que no usaba desde hace mucho tiempo con mi mamá: la carita triste ='(.
- ¿Y que se suponía que debía hacer, ma? ¿Dejarlo al gatito ahí solito en la calle? ='(
- Pues sí, ¿te costaba mucho?- respondió ella (Para los que me hayan leído alguna vez, si en algún momento se preguntaron de donde nació ese cinismo sarcástico que tanto me sobra, ahora ya saben donde).

Lo primero que hice fue darle equivocadamente comida al gato. Equivocadamente porque le di un poco de leche al gato, para luego enterarme de que eso le da diarrea =S. ¡Hey! no sabía nada sobre gatos, con excepción de que son depredadores y mamíferos cuadrúpedos que vienen en distintas razas y colores, y que fueron considerados sagrados por los antiguos egipcios ya que eliminaban a las ratas que se comían a la cosecha... Ustedes saben, lo básico. Lo otro que hice fue bañarlo... ¿Ustedes sabían que los gatos rasguñan y muerden cuando los intentas bañar? Yo lo sospeché desde un principio, y pude comprobarlo de primera mano.

No estaba seguro si me lo iba a quedar o darlo en adopción. Tengo una amiga a la que podía pedirle ayuda para buscarle un hogar, pero después recordé que a veces esos procesos de adopción de animales pueden ser un martirio. Además, desde hace tiempo había considerado en adoptar una mascota. Así que está decidido, me quedaba con el gatito ^^. De pequeño tuve una vez una perrita, pero no pudimos quedarnos con ella porque era muy complicado para nosotros porque vivo en un apartamento pequeño. Y desde hace 11 años tenemos una tortuga en la casa, pero la tortuga es de mi hermano, y él se encarga de ella; así que este gatito, para mi, es la primera vez que me hago responsable por un ser vivo.

Por alguna razón extraña, confié en mi prima cuando ella me dijo que el animalito era en realidad una gata. Es extraña porque no confío en lo que mi prima dice. Así, en un principio, mientras le buscaba un nombre, llamé a la gata "Mina". Al día siguiente lo llevé al veterinario, y una de las primeras cosas que me dice el doctor es: "¿Sabes que es macho? ¿no?". Quería matar a mi prima por ignorante. Pero supongo es mi culpa por no tener esa necesidad de buscarle los genitales a un gato. Por todo esto escogí como nuevo nombre "Minos", con lo que el cambio de nombre no es tan grande. Y si eres una persona que camina y respira, probablemente la siguiente pregunta es: ¿Por qué Minos? Minos, en la mitología griega, era el rey de la isla de Creta, que conquistó a los atenienses. Y fue el rey que mandó a encerrar al Minotauro (que significa el Toro de Minos) en un laberinto junto con Dédalo... Sí, ya sé, me compliqué mucho con el nombre. Pues era eso o el nombre "zafarrancho besucón"... Desde hace mucho tiempo que quiero colocarle el nombre de zafarrancho besucón a algo... Supongo que lo guardaré para el día que tenga hijos.

Entre otras cosas, el veterinario me dijo que el gatito apenas tenía un mes de vida, así que era bastante pequeño, más de lo que supuse al principio. El gatito tiene una extraña característica encima de sus ojitos, y es la falta de pelitos. El veterinario supuso que quizás estaba enfermo, pero ya notamos que es una peculiaridad que él tiene. De hecho, el día que lo encontré tenía una patita coja, pero pronto se recuperó y no hubo problemas. Quizás se había golpeado o alguna persona le hizo una maldad, cosa que no me extrañaría.

A pesar de todo, mi mamá me ayudó mucho con el gato. Me ayudó a comprarle su comida, su caja de arena y una camita. ¡Tan linda mi mamá! Lo hizo más que todo para complacerme, pero eso sin dejar de lado los comentarios sarcásticos que son característicos de la familia: "Y bueno, ya está listo, ahora lo puedes dejar en la calle con su comida y su cajita de arena y será el gato callejero más envidiado del barrio". Mi mamá es muy dulce, pero le gusta joder ¬¬ Y siempre que puede me hace comentarios sobre el día que el gato se escape o se caiga por la ventana del apartamento ¬¬.

Esa noche mi nuevo gato no me dejó dormir. Le preparé un cojín, sólo para él, para que durmiera, pero noooo, él quería dormir en mi cama. Y cada vez que se montaba en mi cama, lo colocaba en su cojín. Pero este gato es muy terco, y aprovechaba cada momento que no estaba viendo para volverse a montar en mi cama, lo cual es muy malo, porque también soy un poco terco, y continuamos así durante toda la noche. Pero considerando que yo soy un ser razonable y capaz de negociar, y los malditos gatos no! Decidí que lo mejor era dejarlo que durmiera donde quisiera ¬¬. Ahora duerme sobre las sillas del comedor, la silla de la PC, en los muebles de la casa, en mi closet, en mi cama, en mis pies, e incluso, parece ser que mi cabeza no sólo sirve para guardar una gran cantidad de conocimientos inútiles, sino que es un lugar muy cómodo para dormir. Lo que menos gracia me causó fue la mañana que me levantó cuando confundió mi pecho con un juguete para afilar sus garras. ¡Ah sí! El gatito es un buen reloj despertador. Me levanta todas las mañanas a las 5 AM... Lo cual sería muy útil si yo tuviera algo que hacer a esa hora. Me salta encima y me muerde los pies como diciéndome:
- ¡A levantarse! No seas flojo, vamos a jugar!
- ¡Que vaina contigo! Esto no es un cuartel, ¿Eras el gato de un militar, acaso?- le respondo yo en gatunés.

Minos llegó en un mal momento para nosotros, puesto que un par de días después de que lo encontré nos tocaba salir de vacaciones. Se me hizo difícil encontrar alguien que lo cuidara, así que me lo llevé conmigo. Incluso lo llevé a la playa, y noté que le encantó jugar con la arena. Yo odio la arena (es que se mete por todos lados ¬¬), y no me gustó para nada ver al gato lleno de arena. Por eso lo limpiaba, pero él se volvía a ensuciar; lo limpiaba, y se ensuciaba; lo limpiaba, y se volvía a ensuciar... Finalmente me rendí: ¡Ensuciate! Y después Minos tan sólo se sacudió y se quitó la arena de encima ¬¬... Envidié al gato con ganas de poder hacer lo mismo. La verdad soy un poco mañoso y no me gusta que se ensucie con nada ¬¬ jaja

Mi gato es como Garfield pero de color negro: come demasiado =S. Él no puede vernos comer en la mesa porque empieza a maullar: "Miaaa, miaaa" (Me temo que mi gato es todavía muy pequeño y no sabe pronunciar la "u" del "miau") mientras coloca una carita triste como si nunca hubiese comido ='(... Lo cual no es cierto porque se acaba de comer todo un plato de comida para gatos ¬¬. ¡Y claro! Siempre se sale con la suya y logra comer más ¬¬

En cuanto a la relación de Minos con la familia, se lleva muy bien con mi hermano. Aunque a mi mamá no le gustan mucho los gatos, se ha llevado muy bien con el gatito. De hecho, siempre la veo jugando, riéndose y dándole cariños al gatito, y me confesó que ahora con él ya no estará solita cuando no haya más nadie en la casa. Por lo que esto me ha parecido una excelente casualidad. (Para los creyentes que digan que las casualidades no existen, sino que todo es obra de Dios -o el diablo-, les recomiendo mejor guarden su comentario donde mejor les quepa por casualidad jaja... bromeo, no se enojen =P). Minos no se lleva tan bien con mi prima, ni con mi tía, lo que hace mi cariño por el gato aumente ^^ jaja

Tengo todos los brazos mordidos y rasguñados. El método de Minos de jugar y de mostrar afecto es ligeramente violento ¬¬. Incluso me me dejó una cicatriz en la mano izquierda después de uno de mis intentos de bañarlo ¬¬. Aunque esa vez culpo a mi prima, a quien le pedí ayuda para bañarlo. Yo le pido que tome un poco de agua para echarle, pero noté que agarró agua fría en vez de la caliente -que era la que estaba usando- y le digo a ella: "Mejor ni se te ocurra ehh ¬¬". Pero ella creyó que no iba a pasar nada y no me hizo caso, y ahora tengo una pequeña cicatriz en la palma de la mano que no sirve para impresionar a las chicas ¬¬. Tenía ganas de matar a mi prima por bruta.

Minos está terriblemente consentido. No le gusta que lo dejen solo. Ni comiendo, ni durmiendo, ni jugando, sólo por mi suerte no necesita compañía para ir a la caja de arena (iba a escribir "ir al baño", pero me pareció incorrecto en muchos sentidos). Lo cual me parece un tanto extraño, porque pensé que los gatos eran más del tipo independiente y solitarios. Lo que me hace pensar que cosas le pudieron pasar los días antes de que lo encontrara.

Mi gato no hace caso, hace lo que le da la gana, es muy terco y persistente; es muy curioso, cosa que me encanta; le gusta jugar y es muy tremendo; me hace reír cuando el gato se coloca en modo defensivo y se le encrespan los pelitos, se ve más adorable que amenazante; se vuelve loquito con la carne y el pollo, y no le gustan las verduras (incluso pone la cara de: "¿Y tu en serio me estás ofreciendo verduras? ¬¬ Yo no me como la comida de mi comida, por favor ¬¬") pero es tan glotón que increíblemente al final se las come; le gusta que le acaricien su barriga (¿A quien no?); le tiene mucho miedo al secador de cabello, quien es su archienemigo no natural, y también a los autos; le tiene miedo al perro de mi papá (mi papá no es un perro, sino que él tiene un perro... Esa frase no se puede mejorar jeje), quien hasta ahora es su archienemigo natural; es medio torpe, y siempre se golpea cuando corre y salta... La verdad, en muchos sentidos se parece un poco a mi... (Sí, a mi no me gustan las verduras y también me aterra el secador de cabello, ¿Algún problema con eso?)

Su nombre es Minos, pero nadie respeta el nombre que le puse y lo llaman: Trucutú, Santana, Satanás, Damián, miau-miau, Cara'e Diablo, misifú, gativiri, e incluso yo a veces le digo terremotico, mordelón, gaturro, miaa-miaa, gatito foo, y todo lo que se me ocurra para el momento... Ahora que lo noto, estoy rodeado de personas que les gusta utilizar sobrenombres ¬¬ jaja.

Dejo una foto para los curiosos:

Sé que parece que está jugando con una pelota, pero en realidad está calculando su volumen y densidad en contraste con el orbe terrestre desde 23,5º grados de inclinación, que corresponde a la misma inclinación de la tierra sobre su eje... sí, yo tengo un gato inteligente xD
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...