La Historia de la Humanidad
es la historia de la estupidez Humana.

7 de julio de 2010

Mi Abue Cantor

No suelo escribir mucho sobre mi familia... porque no es asunto tuyo!!! Pero voy a hacer una pequeña excepción (Mi vida ha sido siempre una gran excepción, y quien no hace grandes excepciones no puede tener una vida). Yo no conocí a mis abuelos, con excepción de mi abuela paterna, y quien murió cuando yo todavía era muy niño. No recuerdo mucho sobre mi abuela, tan sólo que olía raro y que no me gustaba cuando me hacía cosquillas, porque sus largas uñas me rasguñaban.

Por el lado de mi mamá, definitivamente, no conocí a mis abuelos, sino tan sólo por las fotos y las historias de mi mamá. Mi mamá me contó que mi abuelo era un cantante de opera español, que había salido de aquel país por la crisis de la guerra civil española. Su primer destino fue Argentina, después viajaría por Perú, y algunos otros países de Sudamérica hasta llegar a Venezuela. Allí conocería a mi abuela, con quien tendrían una niña que sería mi mamá, y la cual tendría un niño fastidioso que tiene un blog impertinente... ¿No son los genes divertidos? Mi mamá tampoco conocería mucho sobre mi abuelo, ya que murió cuando todavía era adolescente, y porque según parece mi abuelo era bastante discreto...

Un día mi mamá nos contó a mi hermano y a mi, que una vez cuando era niña, llegó a ver a mi abuelo encerrado en su cuarto, y escuchando Radio Moscú, la cual era una antigua emisora radial internacional de la Unión Soviética. Ante lo que me fue muy difícil no maquinar ciertas cuestiones. Le dije a mi mamá:
- Mamá, mi abuelo escapó de España por la Guerra Civil Española, ¿No? Y quienes escaparon de España eran normalmente los disidentes a Francisco Franco; esos férreos enemigos de Franco eran los comunistas y los anarquistas; ahora me dices que escuchaste a mi abuelo sintonizando "Radio Moscú"...
Y como mi mamá es ferviente anti-comunista, le dije con malas buenas intenciones:
- Mamá... aceptalo, el comunismo corre por nuestras venas (jaja).

La verdad no sé si mi abuelo era comunista o anarquista, o porqué escapó de España, pero su historia me resulta interesante. Hace un par de días, un familiar nos envió una reseña que se escribió sobre mi abuelito como cantante de ópera... La reseña se encuentra en un horrible post de un foro, y que quiero rescatar de ese terrible lugar que parece el infierno de cantantes de ópera, y compartirlo en un blog que parece un infierno de anarcos y ateos que no tienen respeto por la decencia y la moral... sí, yo creo que a mi abuelito le gustaría más mi blog jeje (La verdad espero que haya sido anarco xD... los bolcheviques no tienen sentido del humor). Además, he subido a Youtube un par de sus canciones, sobre todo porque es muy probable que esos archivos se pierdan en la selva de archivos que tengo en la PC xD. No digo más... Dejo la reseña. (FUENTE: http://www.unanocheenlaopera.com/viewtopic.php?t=9475&start=75&sid=2630c959ecd6a1a83b88b34fd589620a)




Tenor nacido en Alcoy.

Comenzó sus estudios en Valencia, con Lamberto Alonso, uno de los maestros de la Bori, y los perfeccionó en Barcelona, junto al afamado profesor Rosses, al tiempo que trabajaba como litógrafo para costearse la enseñanza. Becado por el conservatorio catalán y la Diputación de Alicante, marchó posteriormente para ampliar sus estudios a tierras italianas.

Enrolado en la compañía de Jaume Pahissa, recorrió la mayor parte de los escenarios nacionales, siendo destacado por los críticos su inimitable registro agudo. “La voz de terciopelo”, e incluso “El tenor cañón”, le acompañaron en sus giras como expresión de su estilo.

En los años veinte se enroló en la Compañía de Ópera Popular, actuando en el teatro Tívoli, junto a Conchita Callao y Marcos Redondo, en La Favorita de Donizetti. Las crónicas evocaban así sus interpretaciones : ”cantaba con galanura vocal tan irreprochable y de matices tan delicados...”

1926 fue su gran año. Se produce su debut en la Scala de Milán, y, posteriormente, en Berlín, donde a los aplausos pudo añadir la grabación de una docena de los hoy legendarios discos de 78 r.p.m. para el sello Parlophon.

Incorporado a la compañía de Serrano a principio de los treinta, estrenó “La isla de las perlas” (1933) del maestro Pablo Sorozábal. Al año siguiente el profesor Ezequiel Endériz realiza un arreglo musical de La Favorita convirtiéndola en una zarzuela realizada “ex profeso” para el lucimiento del cantante alcoyano, bajo el nuevo título de “La favorita del Rey”, que estrenó en el Teatro Principal de Valencia.


Su excelente carrera fue segada por la Guerra Civil. Acusado de desafecto al régimen se ve obligado a viajar a tierras sudamericanas con la compañía de Penella. Se hace habitual en cualquier cartel operístico de Argentina. Después de varias giras por todo el continente se pierde su pista, quedando constancia tan sólo de su residencia en Caracas y de su fallecimiento allí, totalmente olvidado.

Florentino Hernández Girbal lo incluye en la lista de tenores malogrados, en el sentido de que su magnífica voz no va pareja con el nivel de su formación musical.



Lo escuchamos en el rol de Fernando, de La Favorita de Donizetti.
Las grabaciones son del año 1926, para el mencionado sello Parlophon.

Una vergine, un angiol di Dio.

Spirto gentil.

P.D.: La mayor parte de la información aquí escrita la he obtenido de un artículo firmado por Juan Javier Gisbert publicado en la Hoja del Lunes el 14 de Diciembre de 1987, y cedido, amablemente, por kraustex, el forero.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...