La Historia de la Humanidad
es la historia de la estupidez Humana.

28 de marzo de 2010

La Malandro Economía

ADVERTENCIA: si no eres venezolano, es poco probable que entiendas este post, pero si conoces algún pana que te explique como es la güevoná... date con furia mi pana!!. Y por cierto, estoy contra Chávez, la oposición y la estupidez.

¿Que pasó el mío? Yo soy el malandro economista, y estoy en esta verga pa' enseñarles con que se come eso de la economía. Yo les voy a dar unas clasecitas, que no sólo lo van a dejar vuelto loco, sino que van a aprender a manejar esa platica que les gasta la jebita...

Arrecochínsense pa'cá... que les voy a contar primero unas cositas sobre mi. Yo soy un economista graduado de la Central. Me gradué suma cum laude con los mejores honores. Yo soy como el pran de la universidad y toda esa vaina, mientras que otros me dicen soy burda de lo mamagüevo... Pero estos carajos lo que están es picaos po'que yo soy el papá de los helados y hasta Maza Zavala me pide que le haga la segunda...

Vamo a empezá la verga esta. Primero, todos debemos saber, ¿Que coño es la economía? Pues la economía es una rama del pelabolismo, que consiste en hacer de toda vaina con un coño'e'madre. Es decir, es el arte que tenemos todos los venezolanos de estirar los riales pa' tratá de no pasá hambre... Al que tiene plata, no se le puede decir que le importa la economía, po'que el coñoesumadre ya tiene mucho pa' hacé mucho... Por eso cuando hablamos de millonarios, no lo llamamos economía, sino "nomequitesmigüevoná".

Entendiendo economía, tenemos que entender que significa el merca0'o. El merca'o es eso parecío al merca'o de Quinta Crespo, donde hay un coñazo 'e gente ofreciendo com'ía, y otro coñazo 'e gente buscando comí'a y que tienen plata pa' paga'la. Y el que no tiene plata, no solo no va pal baile... sino que se queda muerto de hambre. En definitiva, se llama merca'o a las transacciones entre los que compran y los que venden bienes y servicios.

Esas transacciones que se producen en el merca'o, son lo que finalmente producen el precio de todas las mariqueras que comemos. Esto lo señalamos como las leyes de la ofelta y la demanda. Les voy a dar un ejemplo, supongamos que yo soy un portugués de esos que tiene una panadería, y soy el único dueño de la panadería en todo el pueblo. En cuanto todos ustedes son unos muertos de hambre, siempre van a estar buscando comí'a, por lo tanto estarías dispuesto a echarle pelota pa' pagáme mi pan al precio que sea. Con ello, si yo ofrezco poco pan, eso quiere decir que va a haber mucho muerto de hambre demandando comí'a, por lo tanto, los precios aumentan, porque tengo que sacarle todo el provecho que pueda. En cambio, si yo ofreciera mucho, eso quiere decir que no habría mucha necesidad de pan, por lo que los precios bajan. Y mientras más bajo tenga el precio de mi pan, más te verás con ganas de comprarte un pancito. Así es como las putas leyes de la ofelta y la demanda afectan los precios.

Es menester resaltar que la economía hace una interesante bifurcación, esta se divide en: economía chiquita y economía grande (o microeconomía y macroeconomía, respectivamente, pa' los que se las quieran tirar de sabihondos). La microeconomía es aquella que nos involucra a nosotros: los pobres diablos de a pie, y los no tan pobre diablos, como las empresas. En cambio, la macroeconomía involucra a la nación, el Estado y sus políticas. Muchas veces, lo que es conveniente para una persona, quizás no sea lo más conveniente para una nación, y viceversa. En definitiva, la relación entre microeconomía y la macroeconomía es tan excelente como una pelea de machetes en un ascensor que no tiene luz.

En lo que respecta a la microeconomía, y a nosotros, no importa lo que hagamos, no hay na' que hacé, 'tamos jodíos. Pero en cambio, el Estado tiene muchas acciones en lo que respecta a la macroeconomía, uno de esos ejemplos es la política monetaria. La política monetaria es una política puta: si le metes o sacas dinero hará lo que tu quieras. Pero pa' entender bien la vaina tenemos que pillarlo de este modo: ¿Cual es el efecto que tiene mucha o poca plata en la economía? Y para responder esto nos guiamos por las mismas leyes de la ofelta y la demanda. Cuando hay muchos riales en la economía, es decir, en mano de cualquier coñoesumadre, lo primero que se le viene a la mente, hasta al más pendejo, es gastar esos riales. Esto provoca un aumento de la demanda de bienes y servicios, y, por lo tanto, se refleja en la inflación. En cambio, cuando hay escasez de dinero en la economía, y la gente no tiene ni pa' comprá pan viejo, eso provoca una caída de la demanda de bienes, con la consecuente caída de precios.

El Estado tiene un modo particular de actuar para controlar la plata dentro de una economía, y eso es través de las tasas de interés... Es decir, te someten a través de los bancos. Cuando hay mucho dinero en una economía, y existe el riesgo de que eso provoque inflación, al gobierno le puede parecer una idea de la puta madre aumentar las tasas de interés. Con esto se buscaría incentivar el ahorro, pa' que no gastes esos riales en lo que te da la puta gana. Por el otro lado, cuando no hay dinero dentro de una economía, el gobierno hace lo contrario, y baja las tasas de interés; de ese modo ves que el ahorrar tu platica no sirve pa' un coño y es preferible gastar esos riales comprándote un blacberry pa' publicá tus estupideces en feisbú de 'onde te de la gana... Con ello, el gobierno estaría incentivando el consumo, y daría progreso económico...

Wenoo.. Hasta aquí llegó la clase de hoy... Otro día les explicaré las grandiosas políticas cambiarias del gobierno... Pero hey!! no se hagan los pendejos, que esta vaina no es regalada como la jeba tuya, págame mis 150 lucas ehh...

17 de marzo de 2010

No estoy de Letras

Realmente no me importa si me leen o no, esto de llevar un blog lo hago por gusto... Los comentarios que recibo son tan solo buenos o malos accidentes de lo que me gusta hacer. Entendiendo como bueno o malo, el halago y el insulto, respectivamente. De hecho, con el tiempo he aprendido a ver ambos como buenos.

La verdad, para mi, esto de llevar un blog es casi terapéutico. Diría que es como experiencia religiosa, pero le tengo un enorme desprecio a esa cosa que llaman religión. Se los recomiendo, si algún día no están en el mejor de los días, expresarlo en letras puede ayudar un poco. Además, leerte a ti mismo, ayuda a entenderte mejor a ti mismo. Aunque suene raro.

Pero ahora estoy brutalmente bloqueado. Empiezo algo y lo dejo a medias, porque no me gusta lo que veo. A veces ni lo soporto y borro. Nunca he borrado un artículo ya publicado, y no planeo hacerlo nunca, pero no puedo decir lo mismo con artículos no publicados. De los cuales sólo yo, y quizás, si eres un poco paranoico, los servidores de Google, sabemos. Con poco más de 3 años de blog pienso que ya lo he tratado todo, pero a la vez sé que todavía quedan muchas cosas sobre qué escribir.

Trabajo de pasante para una ONG de Derechos Humanos, aunque eso de "trabajo" debo acentuarlo entre comillas. Últimamente, me he dedicado a molestar a cristianos católicos y protestantes en un foro de facebook, lo cual me mantiene entretenido por un tiempo. Sé que es un intento en vano, pero a la vez no creo que lo sea. Entiende que en mi forma de pensar está la idea de que el hombre puede cambiar su forma de pensar, aunque suene redundante. Si no logro convencer al más terco de los cosas necias, nunca lograré nada de lo que quiero. Una idea a la que ya me acostumbré, y pretendo que no sea más así.

Me gusta el dulce de leche. Aquí en Venezuela lo llamamos arequipe, y recién me acaban de regalar todo un frasco. La verdad esto que menciono no tiene mucho sentido, yo tan sólo quería demostrar como comer mucho dulce no provoca hiperactividad, pues tengo mucho sueño (jaja).

Este mes hice algo particular al blog, está incluido en el logo de este mes: una dedicatoria al pueblo haitiano y chileno (se ven en las imágenes cambiantes, abajo y a la derecha). Sé que no es gran cosa, y materialmente no sirve para nada, es sólo algo que se me ocurrió de un día para otro, y me pareció un bonito detalle.

Creo que estoy perdiendo mi mojo jaja (o mollo, si no eres de los que son buenos detectando y pronunciando palabras en inglés) (Y si supongo menos entenderás si nunca viste Austin Powers o vives en una caverna), y espero recuperarlo pronto jeje

Mis salu2 socialdementes

9 de marzo de 2010

8 de Marzo. No tenemos rostro

El siguiente es un texto que me ha llegado al correo. Sería bueno leerlo después de leer mi post anterior. Se agradece, La Gerencia jeje.
NO TENEMOS ROSTRO PORQUE DESPRECIAMOS EL PATERNALISMO DE ESTADO.

Nos segmentaron y uniformaron con normas de conducta en función a vaginas y penes, y los convirtieron en órganos fetiche, en zonas prohibidas. Si teníamos falda, éramos mujeres; si llorábamos, no éramos hombres. La educación escolar y la propaganda televisiva nunca fueron algo separado de la “vida real”, sólo la reproducían: tanto la familia como el conjunto de relaciones sociales cotidianas nos impulsaban a cumplir con estereotipos y obligaciones.

Cuando inventábamos nuevas fórmulas de expresión sincera, nos esperaban los castigos, las burlas y el miedo. No solo nos dijeron cómo debíamos jugar, cómo vestirnos, cómo comer, cómo saludar... sino que nos obligaron a hacerlo. Nos educaron para que de adultos, los hombres acepten las obligaciones del trabajo; y las mujeres, las de casa.

Luego, pasaron los años. Los mismos policías de la sexualidad nos dijeron que la modernidad requería de cambios en la sociedad, que necesitaban que los grupos suprimidos participen íntegramente en la homogeneización ciudadana: mujeres, negros, homosexuales; ellos aún no eran productivos de modo directo para la satisfacción de la sociedad tecno-económica, eran sólo herramientas de las herramientas. Las mujeres ahora podrían ejercer nuevas tiranías desde cargos de gobierno; las personas de color podrían ir a la guerra a defender la nación; los homosexuales podrían casarse y ser bendecidos por la ley de dios – todos ellos siempre fueron educados por la imagen del progreso: pensaron que rol del típico hombre-blanco-oficinista, al que envidiaron por tantos años, era lo mejor que podrían alcanzar en la vida... y hoy reclaman salarios, nuevas leyes y aceptación social porque fueron incapaces imaginar otro mundo, de generar diferentes formas de relacionarse.

Pero también estamos nosotrxs. Aparecemos y desaparecemos. Estamos al margen filtrándonos por grietas creativas, evadiendo las normas sociales. Estamos, las que no pedimos nada, los amantes ilegales, los que desobedecemos con una sonrisa, las delincuentes anticapitalistas, los queer desgeneradas, las que escupimos a la policía, los que pariremos con placer, las que somos todos y, también, somos nadie. Hoy somos demasiado locas para ser “mujeres”. Queremos la revolución que nunca triunfe, mil revueltas multicolor, gozosas e incontrolables. Estamos en todas partes.

8 de Marzo del 2010, Lady Ludd & Brujas

7 de marzo de 2010

Día de la Mujer: Aprendamos de Feminismo

Normalmente, cuando se habla de feminismo, se piensa que es lo contrario a "machismo", lo cual no es técnicamente cierto.

Se entiende como machismo la dominación del hombre sobre la mujer, por lo tanto, feminismo sería la dominación de la mujer sobre el hombre. Entonces, ambas serían en realidad las dos caras de una misma moneda. Es por ello que mucha gente suele decir que están en contra tanto del machismo como del feminismo. Declarando así una posición de neutralidad o de balance entre ambas partes.

Sin embargo, el feminismo no es necesariamente una declaración de superioridad sobre el género opuesto, es en realidad una respuesta a los constantes abusos que hubo a lo largo de los siglos a un grupo determinado de seres humanos, y la mitad de la población mundial. El feminismo es un conjunto de ideas, teorías, planteamientos y prácticas, que aspiran a la igualdad de derechos entre hombre y mujeres. Mientras tanto, el machismo carece de una estructura teórica, y es sencilla y llanamente una actitud y práctica que se lleva a cabo en perjuicio de las mujeres, y es más un producto cultural que se lleva de generación en generación. Es por esto que, desde mi punto de vista, el machismo y el feminismo no se pueden catalogar como "la misma cosa, diferentes ángulos". (El término correcto para identificar lo contrario a machismo, es hembrismo)

Existen muchos tipos de feminismo, cada uno con diferentes teorías y propuestas. Entre los principales tipos de feminismo se encuentran el feminismo radical, el feminismo marxista, el feminismo liberal, el feminismo de la diferencia, el feminismo anarquista, y entre otros más.

Los voy a explicar cada uno un poquito. El feminismo radical, tal como su nombre lo dice, es el más radical de todos. ¿Por qué? Porque esta es uno de esos feminismos que no desean la reconciliación entre hombres y mujeres, y si no la dominación de la mujer sobre el hombre, pues será la completa separación entre hombres y mujeres, donde cada uno, para ponerlo de algún modo, vivan en islas separadas. Dentro de este tipo de feminismo, se presenta una gran aversión a los hombres, pudiendo llegar a la misandria. Dentro de este feminismo se sostiene que todas las injusticias sociales, pudiendo llegar desde la pobreza hasta la guerra, son el producto del patriarcado. Ya que, "en un mundo dominado por mujeres, las guerras no existirían". En mi opinión, no tengo idea si eso podría ser cierto, pero lo más probable es que no, ya que quizás sea cierto que las mujeres raras veces son más violentas que los hombres, pero también pueden llegar a grandes extremos de crueldad sin necesidad de usar la violencia (las mismas niñas y adolescente pueden decirlo mejor que yo jeje)

El feminismo marxista, como todo marxismo que se respete, el problema de la mujer es el problema de la lucha de clases. El marxismo convencional nos dice que la actual sociedad en la que vivimos, está basada en la explotación del hombre (trabajador) por el hombre (burgués-capitalista). En el feminismo marxista lo único que hacemos es cambiar la frase de este modo: la injusticia social es producto de la explotación de la mujer por el hombre. De este modo, el feminismo marxista considera que la desigualdad de género está determinada en último término por el modo capitalista de producción en la división social en clases. La subordinación de la mujer es vista como una forma de opresión que es mantenida porque sirve a los intereses del capital y de la clase dominante. Pero como todo marxismo, sus conclusiones suelen ser muy economicistas, y no muy explicativas a toda la realidad.

El feminismo liberal es el feminismo institucional, es decir, el que busca dentro de las mismas bases del Estado, la igualdad de género entre hombres y mujeres. Esto se manifiesta con el sufragio femenino, la inclusión de las mujeres en la política (senadoras, alcaldesas, presidentas, etc.), y que busca leyes favorables hacia las mujeres. Con esto último, eso sería lo que se llama "discriminación positiva", que se puede ver con las leyes en caso de violencia doméstica, leyes que obliguen a que haya un ratio equitativo entre mujeres y hombres en las instituciones políticas (asambleas legislativas, universidades, etc.) y toda cosa que le otorgue beneficios a las mujeres. Y este es, a diferencia de los anteriores, un feminismo quizás más conciliador.

El feminismo liberal tiene su contraparte, el llamado feminismo de la diferencia. Este proviene del feminismo radical. Estas señalan que toda nuestra sociedad está construida sobre los cimientos del patriarcado, lo cual incluye las instituciones políticas, sociales, económicas, religiosas, etc. Entretanto ocurre de este modo, el hecho de que una mujer forme parte del sistema político, por ejemplo, como presidente, sólo significa que es una mujer "jugando (imitando) a ser hombre". Estas señalan que las mujeres no deben tratar de incorporarse a un sistema que no fue creado por ellas, sino por los hombres. Los gobiernos son por tanto una institución patriarcal, y las mujeres deben mantenerse lo más alejado de ello sin imitarlos. Los hombres y las mujeres no son iguales, y las instituciones creadas por ELLOS son violentas, agresivas e injustas; y el sólo hecho de que exista una mujer en el gobierno, no cambiará nada, sólo será una mujer que juega a ser hombre: violenta, agresiva e injusta; tal y como es considerada Margaret Thatcher, mujer que libró una guerra, y actuó fría y calculadamente, y es llamada la "dama de hierro". Todo lo contrario a lo que debiera ser una mujer, pues deberían ser "superiores" a eso.

Entre otras cosas que rechaza el feminismo de la diferencia, es la discriminación positiva que hay hacia las mujeres. Por ejemplo, algunas universidades se plantean que el número de mujeres estudiando no deben bajar de un cierto número, y se crean toda una serie de medidas para evitar que ello ocurra. Esto podría ser bien visto desde cierto punto, ya que es un modo de inclusión social. Sin embargo, desde el punto de vista del feminismo de la diferencia, esto es negativo. Esto sería admitir que las mujeres necesitan ayuda y no pueden lograr las cosas por su propio esfuerzo. Es por esto que ven esta discriminación como una concesión, y casi una burla. A estas feministas les gusta lograr las cosas por ellas mismas, y no que se las concedan.

"No se puede ser anarquista, sin ser feminista". El anarquismo es una ideología que rechaza todas las formas de poder y dominación, proponiendo una sociedad ideal basada en la libertad, la igualdad y el mutuo apoyo. Si los anarquistas luchan contra todas las formas de dominación, y entendemos al patriarcado como una forma de dominación (de hombres sobre mujeres), y el feminismo como la lucha contra el patriarcado, pues todos los anarquistas pueden ser llamados sin ningún inconveniente como feministas. Este tipo de feminismo guarda mucha relación con el feminismo radical y con el feminismo de la diferencia, la gran diferencia que tiene con ellas, es que esta busca la igualdad entre hombres y mujeres. No considera que los hombres y mujeres son irreconciliables, sino complementarios.

Al igual que el feminismo radical, el anarcofeminismo, rechaza el matrimonio. Puesto que esta es una institución creada por el hombre con las intenciones de controlar y dominar a la mujer. Dando a entender que la mujer con la que que se haya casado es "suya, de su propiedad". Es por tanto, no muy diferente a un objeto. De este modo, si llegan a conocer a un iluso de estos que se haga llamar "anarquista", y les diga que no se desea casar, no es porque no tenga la capacidad de amar, sino porque quiere amar sin dominar y en condiciones de igualdad. A pesar de todo, muchos todavía vivimos confundiendo el matrimonio con el amor, o inclusive el matrimonio con la familia...

Un concepto muy importante a entender dentro del feminismo, es la diferencia entre "genero" y "sexo". Sexo son las cualidades naturales con las que hayas nacido, en pocas palabras, son tus genitales. Mientras que género es el rol social que juega cada sexo dentro de una sociedad. Algo que nos enseñan desde muy pequeños, y aunque pueda sonar como una nimiedad, es la diferencia entre lo que los niños y las niñas hacen. "Los niños juegan con carritos, las niñas juegan con muñecas", "A los niños les gusta el azul, a las niñas les gusta el rosa", son varios ejemplos de los roles sociales. Sin embargo, no hay nada en nuestra propia naturaleza o en nuestros genes que digan que los niños juegan con carritos, y las niñas juegan con muñecas. De hecho, los niños pueden jugar con lo que sea que les plazca, y eso no cambiará su sexo. "Las niñas juegan con muñecas" es una costumbre impuesta por la sociedad, de manera arbitraria, sobre cuales son las formas aceptadas en las que un individuo, de un cierto sexo, debe comportarse. Esto se puede extender a cosas más profundas, por ejemplo, "las mujeres no pueden hacer deportes" o "los hombres no deben llorar", "las mujeres deben maquillarse", "los hombres no se maquillan" y muchos otros más. De este modo, podemos afirmar que tanto la femineidad como la masculinidad, son construcciones sociales y, por lo tanto, no son ciertas (aunque puede creas que lo sea). Incluso nuestros propios gustos, como que nos resulte más atractiva una mujer delicada o un hombre que sea rudo, son parte de una construcción social (o la combinación de tu preferencia). En definitiva, yo NO confiaría en mis propios gustos, porque puede que no sean realmente mis propios gustos...

Mañana, 8 de Marzo, es el Día Internacional de la Mujer, y cómo me he cansado de decirlo, este no es un día para dar felicitaciones, como si fuera el día de las madres o la navidad, este día es un recordatorio de la lucha que han librado las mujeres a lo largo de los años, en pro de sus derechos y libertades. Solo he dado un pequeño esbozo de lo que el feminismo significa, existen muchas más tendencias con múltiples teorías, y habría que escribir todo un libro para tratarlo a plenitud.

Puedes leer mis otros post en otros años:
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...