La Historia de la Humanidad
es la historia de la estupidez Humana.

2 de septiembre de 2009

Las Leyes del Supermercado

No hay nada que me fastidie más que salir de compras -Se quejaba Jesús Cardozo, con un nuevo monólogo que salía a lucir en el escenario-. Incluso salir a comprar un par de medias me resulta una verdadera ladilla.

Hay algo muy interesante que he notado para aquellas grandes tiendas de ropa para ambos sexos. Y es que en las susodichas, la mayor parte de la ropa es para las mujeres. Casi todo la tienda le pertenece a ellas, la sección femenina abarca el 80% de la tienda. En cambio, la sección de hombres se encuentra ubicada al fondo en una esquina.... junto a la ropa de niños. Y eso es, mis amigos, y terrible discriminación.- Exclama Jesús con indignación.

Una vez entré a una de estas tiendas, y ya sabía que tenia que buscar en la esquina del fondo, y me acerco hasta allá. Era un espacio bastante reducido. Allí veo a otro hombre que está viendo unos pantalones. Quedo de lado a lado con el otro hombre. Nos sentimos algo incómodos por el pequeño espacio que hay. Ambos volteamos a vernos el uno al otro, y nos saludamos moviendo la cabeza: "¡Hey!"... Y volteamos la cabeza rápidamente para ignorar lo que acababa de pasar... Otro hombre se acerca, para ver unas camisas. Tenía la cara más seria que te podías imaginar. Ahora eramos 3 hombres en un reducido espacio. El anterior hombre y yo, vemos al nuevo recién llegado, le saludamos instintivamente con la cabeza: "¡Hey!"... Y el nuevo... nos guiña el ojo y devuelve una morbosa y grande sonrisa. Escapamos del lugar como si nos buscara la policía. (jaja). Las tiendas no son lugares justos en lo que se trata de mercancía entre hombres y mujeres. Es como si los hombres solo necesitáramos de una camisa, un pantalón y ropa interior para poder sobrevivir... Lo cual es técnicamente cierto, pero no estaría mal que me ofrecieran un poco más- Reprocha con tono de indignación.

- Yo, como soy un inútil para ir de compras, quizás necesito de un poco de ayuda.................. ¡Seh, seh! Lo admito, necesito de ayuda de una mujer. Es que tengo un mal sentido de la moda. No es mi culpa que yo sea un sujeto monocromático y me guste vestir siempre igual. No importa quien sea, mi mamá, mi hermana, mi novia, una amiga, una vecina, o una chica desconocida dentro de la tienda... Lo que sea mientras tenga senos. Y en ocasiones, un gay también puede servir. Pero no me gusta esta última opción porque mi experiencia me dice que soy más atractivo para los gays que para las mujeres. Lo que nunca es bueno, es varias mujeres ayudándome a escoger ropa, pues empiezan a crear una especie de debates improvisados sobre "¿Cómo me vería más lindo?" ¬¬. Y poco a poco después de eso, empezarían a hablar de mi: "¿Por qué será que todavía no se ha casado? ¿Por qué será que comporta así? ¿Por qué le tiene tanto miedo a la mujeres? ¿Quien le dijo a él que era gracioso?"... Y todo eso en frente de mí, como si yo no estuviera ahí. Y después me preguntan porqué les tengo miedo ¬¬....

Lo realmente malo de salir de compras con una chica, es que es mejor que dispongas del tiempo y el dinero necesario. ¡No entiendo por qué lo quieren ver TOOODDOOO dentro de la tienda! ¡¡Yo solo quiero una camisa, un pantalón y ropa interior!! Pero fácilmente podrías perder 2 o 3 horas de tu vida buscando ropa. Es por eso que sólo pido ayuda cuando es realmente necesario, y es por eso también que sólo tengo 3 trapos en mi guardarropa.

Les contaré algo, que quizás pueda servir a cualquier chico necesitado, una vez cuando andaba con mi chica, ella se detiene en la vitrina de una tienda para ver un bonito traje de novia, y me dice:
- ¡Mira que lindo es ese traje de novia!...
Con pocas ganas de que ella empiece a tener alucinaciones, le dije:
- ¡Ay, amor mio! Ese traje de novia me queda mucho mejor a mi que a ti... -y hago el intento de que suene lo más ofensivo posible.
Si con eso no logras hacerla reír, pues lograrás hacerla enojar, y concentrará todo su enojo en ti, y por lo tanto, toda su atención. De esa manera olvidará el estúpido traje de novia (jaja). Les garantizo a todos que eso funciona. Y bueno, para todos aquellos que lo intenten, me avisan como les fue para ver si me animo a intentarlo... (jaja)... No sé quien en su sano juicio diría algo así ¬¬ jaja

Pues la peor parte de hacer las compras está en el momento de pagar. Varias veces he tenido que enfrentarme a grandes colas para pagar. Pero ya me he inventado algo para superarlo (muajajaja). Tengo 3 técnicas diferentes para adelantarme en la fila: una sirve para cualquier persona en la fila, bien sea hombre, mujer, joven o anciano; la segunda solo sirve para los hombres, y la tercera sólo para las mujeres.

Jesús hace llamar a alguien del público, y una chica joven responde al llamado.
- Les voy a demostrar la primera técnica- dice Jesús mientras se sube un poco los pantalones y se desarregla un poco la camisa-. ¡Hooooolaaa!- exclama con voz de retrasado mental- ¡Buuuuenos díassss!
- Buenos días- responde la chica con risa y extrañada.
- Yo voyyy.. a pagaaaar en la caaajjaaa- continúa con voz retrasado mental.
- Esta bien- vuelve a responder la chica de la misma manera.
Jesús empieza a cojear un poco y se acerca a ella. Le coloca la mano en el rostro de la peor manera en que se pueda hacer.
- ¡Eres muuuyyyyyy bonita!- y se sonríe como retrasado- jua jua jua.
- ¿Te gustaría pasar adelante?- dice sin más opciones la chica.
- GRAAACIIIIAAASS..... ¡Eres muuuuyy bbooooniiitaaa!!!- le vuelve a colocar la mano en el rostro...- y finaliza dejando de hablar como retrasado.
- Lo ven señores, así me adelanto un puesto en la fila. El truco del retrasado funciona con cualquiera que tenga un corazón (jeje). El siguiente truco solo sirve contra un hombre.

Vuelve a llamar a una persona al escenario, pero esta vez obliga con aplausos, a un hombre fornido y robusto a subir .
- Muy bien, así es como funciona la técnica dos -Hace una breve pausa.
- ¡Hooolaa! ¡Gordo bello!- se le acerca con voz de afeminado mientras le frota la barriga...
Jesús deja la voz de afeminado y exclama:
- ¡Vieron cómo se asustó el hombre! jeje... hizo un salto para atrás, jaja. El único defecto es que una vez un hombre intento abrazarme después de eso =S... pero esa es una historia que no quiero contar- Señala queriendo evadir el tema...

- Mi tercera técnica es la que uso con las mujeres, y esta es en verdad muy sencilla. Solamente soy yo mismo y eso suele funcionar =( -sentencia con desilusión y gracia al mismo tiempo.

- Pero si algo me da fastidio de verdad, es salir a hacer las compras en el supermercado. Lo primero que hago es tomar mi carrito, y lo segundo, recordar que olvidé la lista de compras. Mientras recorro los pasillos del supermercado, e intento recordar que es lo que necesito, pero cuando llego al pasillo de los cereales, veo a 2 señoras conversando y ocupando todo el pasillo. Pues como todo ser civilizado, espero a que terminen de conversar. Pero no tienen intenciones de terminar ¬¬... Incluso hablan más duro cuando simulo tener tos para que se apuren ¬¬. Es en ese momento que me gustaría estar dentro de un automóvil, porque desde ahí puedo insultar al otro conductor: "Mueve ese culo, hijo de la gran...". Pero cuando estas con el carrito del supermercado, no puedes lanzar ese tipo de improperios. No sé porque no se puede, simplemente no se hace..... He de ahí que yo decreto: "Las Leyes del Supermercado". Yo no estoy haciendo un tratado de economía, es literalmente, una ley para el supermercado.

Leyes del Supermercado

Artículo 1. Los pasillos del supermercado no son lugares para la reunión social, quien obstruya el camino de los demás usuarios será penalizado.
Artículo 2. Se permitirá a los usuarios la reunión social, sí y solo sí, es con las intenciones de ligar.
Artículo 3. De acuerdo al artículo segundo, se le permitirá a los usuarios llevar sus mascotas al supermercado: no todos tienen niños adorables para atraer chicas.
Artículo 4. Se apartarán las frutas maduras de las inmaduras. Esto ayudará a todos los usuarios que no sabemos saben que sentir cuando tocan la bendita fruta.
Artículo 5. Nadie debe de sentirse mal cuando, sin intención, tumba una exhibición de latas de atún o productos variados. Que el personal de servicio se merezca sus centavos.
Artículo 6. Las promotoras de productos serán siempre bonitas y usarán ropa más apretada. En caso de que promuevan alimentos, será válido repetir hasta que se acabe la mercancía.
Artículo 7. La caja para menos de 10 artículos, es estrictamente para máximo 10 artículos. No 12, ni 11... 10.
Artículo 8. Cuando alguien esté en la fila, no se cederá el puesto a una persona que tenga menos artículos y no haya estado en la fila. Que cada quien haga su fila como corresponde.
Artículo 9. Estará permitido golpear al alguien que tarde mucho en pagar en la caja. Es exasperante que te hagan esperar tanto. No se permitirá pagar con cheque, solo efectivo y tarjetas de crédito.
Artículo 10. Cederás tu puesto cada vez que me veas a mi.

- He ahí, damas y caballeros -quiere finalizar Jesús-, mi vida cuando salgo de compras. Sin embargo, he visto que muchos de ustedes se han reído mientras yo les cuento los episodios de mi vida... ¿Que no es esto Alcohólicos anónimos? ¬¬

Jesús se despide sin decir más.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...