La Historia de la Humanidad
es la historia de la estupidez Humana.

25 de junio de 2009

La Libertad

"Libertad", un bello nombre que inspira muchos sentimientos. ¿Pero qué en el nombre del demonio significa "libertad"? ¿Es un ideal, un principio, un concepto moral, una expresión de la justicia?

¿Qué se entiende vulgarmente como libertad? Pues libertad se entiende algo así como vivir sin presiones: capaz de moverte, pensar y decidir a tu gusto... Entendiendo la libertad de esa manera, todo lector que lea esto dirá: "¡Ese soy yo, malditos hijos de puta!".

En política, la libertad es un eufemismo para todo aquello que las leyes no prohíben. Así era el pensamiento de los antiguos griegos, Thomas Hobbes, J.J. Rosseau, y blabla... Es decir, casi todos los personajes de las más distintas tendencias. Por lo general esos mismo autores dicen que la libertad es algo intrínseco del ser humano: inalienable e imprescriptible... Pero hay que ser serio: Si esa libertad no está expresada en una ley, convenio o acuerdo internacional, ¿Tendríamos esa libertad? Nop, cualquier gobierno tendría en ese caso la posibilidad de eliminar o limitar cualquier tipo de libertad sin ningún obstáculo. Es decir, al final la libertad no es más que una concesión, o un permiso que concede el Estado a sus ciudadanos, quizás con el propósito de que sus ciudadanos se sientan más cómodos y no resulten una molestia para el correcto funcionamiento del Estado.

Esas concesiones de "libertad" se expresan en diferentes formas: libertad de circulación, libertad de comunicación, libertad de expresión, libertad de pensamiento, libertad de culto, etc., etc. Pero hay un derecho que simplemente me parece triste que tenga que mencionarse: "Derecho a la vida". Y ese derecho se puede interpretar como una promesa que hace el Estado de que no te matará, o también como el permiso que otorga el Estado para vivir. De cualquier manera en que se vea, es realmente el derecho más triste de todos... Triste porque es necesario mencionarlo.

En economía, y demás vida social, libertad es la capacidad de elegir donde trabajar, de escoger tu carrera, o donde o qué estudiar, de escoger donde y qué comer, a donde viajar, con quien hablar, como resistirse, de decidir que hacer con tu cuerpo, etc., etc. Muy bonito todo ^^. Pero ni incluso en eso es ser humano es libre en tal caso. La única razón por la que el hombre estudia, es porque se ve obligado a conseguir un mejor trabajo que le remunere de acuerdo a sus capacidades, el hombre se ve obligado a trabajar porque de ello depende su supervivencia o las de sus allegados. Técnicamente se puede escoger donde trabajar, e incluso decidir no trabajar, pero esta última sería una opción suicida que no todos estarían dispuestos a correr. Así el ser humano se ve obligado a vender su fuerza y capacidad para garantizar su propia subsistencia. En su trabajo debe cumplir ciertas reglas e incluso personas. Se debe cumplir un horario, unos lineamientos, normas de conducta, y todo por un trabajo que quizás no le guste a la persona o no era lo que soñaba cuando era niño. Invento una historia: Quizás a un ingeniero le gusta mucho la pesca como pasatiempo, y sí por él fuera pescaría todos los días porque eso es lo que el disfruta... El problema es que el trabajo de pescador no es precisamente de "buena paga" (bueno... eso depende jeje), y al ingeniero que le gusta pescar deberá regresar a su trabajo regular, que posiblemente no disfrute tanto como la pesca. Lo mismo ocurre con la vida del artista y del filósofo, no hay nada peor pagado que la belleza de la creatividad y el pensamiento... ¿O acaso suena muy promisoria la persona la vida de alguien que estudia arte o filosofía o algo que involucre pensar mucho?...

Desde que nacemos estamos destinados a una vía de dos sentidos: nacemos, morimos (cosa inevitable); nos emparejamos, no nos emparejamos; nos casamos, no nos casamos; formamos una familia, o no formamos una familia; conseguimos un trabajo, no conseguimos un trabajo; estudiamos, no estudiamos; etc y no etc... Cosa que realmente no hace tan difícil predecir la vida de una persona.

Incluso las condiciones socioeconómicas mundiales y la cultura, nos dicen que lo más probablemente es que en los países occidentales una familia este formada por entre 1 y 2 niños. Así que se puede predecir hasta cuantos hijos tendrá alguien.

El hombre, el individuo, no puede controlar el mundo político, económico y social que le rodea... Y por lo tanto, no tiene mucho control sobre su propia vida, y es su vida la que está dominada por el aspecto político, económico y social que le rodea. Es por ello que el ser humano se aferra a cosas que tiene más capacidad de dominar: su aspecto, con un peinado nuevo, un piercing, un tatuaje, un bronceado, ejercitarse; su ropa, un nuevo traje, zapatos nuevos; su localización, un viaje a Europa, visitar a los tíos, acampar en la montaña o en la playa; con su vida, su trabajo, su pareja, su etc., etc. Todas esas cosas crean la ilusión de libertad a una persona que tiene realmente poco control sobre su vida.

Pero también hay otras formas en que el ser humano escapa de la realidad de su vida, eso es la necesidad de sentirse integrado a alguien o algo. El hombre primitivo no tenía poco o ningún control sobre el animal salvaje, sobre las plagas, las enfermedades, sobre el clima, sobre su ambiente que le amenaza su existencia, es por ello que se vió en la necesidad de crear un dios o una religión, de esa manera escapa de un mundo sin ningún control que le hace sufrir dentro de sus pensamientos.

Pero en la actualidad hay muchas formas más de escapes, una puede ser escogiendo una ideología: el nacionalismo, conservadurismo, liberalismo, socialismo, anarquismo, algún partido, o cualquier idea que se adapte mejor a la forma de pensar del individuo. Pero también se puede ir por algo más cultural: un artista, una banda, un equipo de fútbol... o cualquier cosa que le de la sensación de que es capaz de decidir, de escoger, y de mostrarse diferente a los demás.

El individuo le tiene miedo a la libertad, es miedo a lo que no puede controlar, y por eso se somete y está dispuesto a perder su libertad; por otro lado, el individuo quiere ser libre, y busca formas de expresar su individualidad y alcanzar la libertad. Aunque no ha sido particularmente existoso en ese tema. Pero para esto recomendaría mejor leer el libro de Eric Fromm, El miedo a la Libertad. Que es una maravilloso ensayo al respecto.

Me voy directo a mi lo que considero que el la libertad:
La libertad es una condición del ser humano, donde este es capaz de autodeterminarse, de pensar y obrar bajo sus propios términos, sin que nada ni nadie (mediante el uso de amenazas o violencia) se lo restrinja. La diferencia entre el ser libre y libertino, es que el ser libre es consciente y responsable de sus propios actos, mientras que el libertino ni siquiera está consciente, se parece más a un animal salvaje (Sin ánimo de ofender a los animales salvajes xD). La libertad no es un principio moral ni de justicia, la libertad no es ni buena ni mala, la libertad es solamente aquello que nos hace hombres.
Para el próximo me debo a mí mismo un escrito sobre la "Igualdad", que parece un término contradictorio con la libertad, pero no lo es.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...