La Historia de la Humanidad
es la historia de la estupidez Humana.

13 de febrero de 2008

La Coca-Cola en Venezuela

José Chirinos
Comité Nacional de Solidaridad con los ex trabajadores de PANAMCO, Venezuela.

“Nos hemos convertido en una piedra en el zapato de la Coca-Cola”

Desde hace dos años los ex trabajadores de la empresa transnacional Coca-Cola, (representada en nuestro país por PANAMCO), vienen desarrollando una lucha. Esta, como en otras partes de Latinoamérica, tiene como objetivo principal que se les considere como trabajadores de la empresa y no como simples concesionarios, situación que les permitiría tener acceso a la seguridad social y otros beneficios, ahora negados por la compañía. Para conocer un poco más sobre este conflicto, El Libertario, entrevistó a José Chirinos, dirigente sindical de la organización Autonomía Sindical, colectivo conformado por militantes de Patria Para Todos, quienes crearon un Comité de Solidaridad con los ex trabajadores y actualmente están llevando las acciones por la defensa de sus derechos.

- ¿Cómo comienza este conflicto con la Coca-Cola?
- Hace aproximadamente dos años, un grupo de trabajadores, alrededor de 21, empiezan a realizar acciones para la conformación de un sindicato al margen del Sindicato Nacional de Bebidas Gaseosas, ya que consideraban que este no defendía realmente sus intereses. En ese sentido la abogada Corina Lagos, se interesa en el caso e introduce una medida legal que busca el reconocimiento de los concesionarios distribuidores como empleados de la empresa, ya que la misma históricamente no los reconoce como tales, a pesar de que los camiones son propiedad de la empresa, los concesionarios usan uniforme y carné de la empresa, son obligados a cumplir un horario, son supervisados, no pueden distribuir bebidas, explotándolos de manera sistemática.


- ¿Esta figura es la misma desde hace años o es una medida tomada recientemente?
- Siempre se ha estipulado esa figura en nuestro país. Precisamente el conflicto no se ha orientado desde la óptica de la recuperación o consecución de prestaciones sociales, ya que en el pasado se ha intentado y ha fracasado. La orientación de la lucha en estos momentos está dirigida hacia el reconocimiento de estos ex trabajadores como empleados a través de una acción legal denominada medio declarativa, que no busca el pago de prestaciones sino su reconocimiento como empleados. La acción legal interpuesta ha sido reiteradamente retardada en los tribunales, lo que motivó la realización de asambleas para que los trabajadores tuvieran conocimiento de la situación. Esto produjo inmediatamente el acercamiento de una gran cantidad de ex trabajadores que habían pasado por la misma situación, ¿cuál? la del desconocimiento de sus años de trabajo al finalizar la relación laboral. En estos momentos hay en Carabobo 300 ex trabajadores, en Cojedes 200, en Aragua 400, en Zulia 500…

-¿Y qué acciones se ha desatado posterior a esa serie de asambleas?
- La calle…la denuncia pública, a fin de presionar al poder judicial para que se aceleren los casos e incluso la posibilidad de llegar a un acuerdo extrajudicial con la empresa. Esta última acción debido a la situación desesperada de muchos de estos trabajadores que ha sufrido incluso accidentes laborales como lesiones cervicales, pérdida de ojos, mutilaciones, etc. y en donde la empresa no ha reconocido ninguna de estas lesiones, a pesar de fueron ocasionadas durante la jornada laboral y dentro de sus instalaciones. En el marco de este conflicto desde hace un año estamos en una campaña de denuncia a la empresa y pensamos que este conflicto permite ver de una manera clara de que se trata eso de la globalización y el neoliberalismo, donde se demuestra que bajo la excusa de la optimización de recursos, la productividad, etc. se eliminan derechos como la sindicalización, se flexibiliza la mano de obra para hacerla más barata, se eliminan los contratos colectivos, se elimina la seguridad social etc.

-¿Cómo ha sido la organización de los trabajadores?
- Lo primero que se consideró, para que el movimiento fuera compacto y con una mayor proyección, era la no partidización, que es lo que hacen tradicionalmente los partidos políticos, tanto de derecha como de izquierda. En ese sentido se planteó la necesidad de la organización horizontal, que toda la información del conflicto debía ser discutida en asamblea, que no se designaran comités que decidieran por la gente, sino que la asamblea tomara las decisiones y se ha logrado después de año y medio de conflicto, una constancia ejemplar, donde cada domingo se reúnen los trabajadores, en promedio 100 acá en Carabobo.
En cuanto a acciones se ha buscado un impacto en la opinión pública y se realizó un primer acto de solidaridad con los trabajadores, donde se involucró a la universidad, en la persona del rector (a pesar que es de derecha), al movimiento estudiantil organizado, a otras toldas políticas, como la Causa R, PPT, MAS, MVR, la iglesia, movimientos culturales y deportivos, y el mismo se realizó en el anfiteatro de FETRACARABOBO, con el objetivo de que se pudiera ver como un conflicto real y no de una parcialidad política. Estas experiencias han hecho que los trabajadores se politicen mucho y la campaña de boicot en contra de la empresa se ha venido realizando sistemáticamente. Para Semana Santa se van a repartir 50.000 bolsitas ecológicas, con el lema “No compres Coca-Cola, no le paga a sus trabajadores”.

-¿Y el Sindicato Nacional que dice respecto al conflicto?
- Ellos han estado muy preocupados, pero por mantener o marcar su territorio, por el problema del protagonismo sindical. Sin embargo los concesionarios de otras empresas como KR, Pepsi-Cola, nos mantienen permanentemente informados sobre la situación de esas empresas. Tenemos conocimiento por ejemplo que Coca-Cola ha retirado no menos de 200 neveras, lo que le ha causado una disminución del 20 al 25%, esto como consecuencia de la campaña que hemos desatado, en escuelas, liceos, universidades, sindicatos, etc.

-¿Cuál es la próxima acción de contundencia que tienen pensado realizar?
- Tenemos pensado repetir la toma de las instalaciones de la empresa en Caracas en Semana Santa. Esperemos que con mejores resultados que la vez pasada, que a pesar que logramos hacer una concentración de 1.000 trabajadores, esto no tuvo repercusión en la prensa nacional, sin embargo, a pesar de que los medios no reseñen estas acciones, las vamos a seguir realizando, siempre estando claros del inmenso poder de una compañía que invierte mensualmente en los medios de comunicación 300 millones de bolívares.

-¿Qué contactos han tenido con situaciones similares en Latinoamérica?
- Hicimos contacto con un sindicato de bebidas colombiano. Tuvimos una reunión con dos delegados de ellos en Caracas. Estamos interesados en realizar un encuentro binacional en San Antonio del Táchira, con el fin de intercambiar y fortalecer la lucha, que para ellos es mucho más difícil ya que los paramilitares han asesinado a 16 dirigentes, a solicitud la Coca-Cola Colombiana que financia a este tipo de grupos.

-¿Cuál es la visión a largo plazo?
- En principio debemos decir que estaos claros que esta pelea es de David contra Goliat, estamos claros en nuestras limitaciones, sabemos del poder de la empresa, pero también estamos claros que los trabajadores han tenida un proceso de aprendizaje importante, de mucha autoestima, incluso hay trabajadores que se lo plantean como un problema de razón de vida. Sin embargo serán los mismos trabajadores los que decidan en futuro que es lo que quieren hacer y hacia donde quieren ir, creo sin embargo que vamos hacia la consolidación de un grupo de carácter nacional.
Coca-Cola continúa reprimiendo en Colombia

Violentando el legítimo derecho de asociación, la empresa PANAMCO COLOMBIA, S.A., ha venido denunciando penalmente a los directivos de la referida asociación. En el 2001 y como respuesta al pliego de peticiones, han formulado denuncias penales con los cargos de “concierto para delinquir”, “injuria” y “calumnia” contra miembros de la subdirectiva del sindicato de Bucaramanga y el presidente de la junta directiva nacional Luis Javier Correa Suárez. Actualmente y como consecuencia de la demanda introducida por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria de Alimentos, SINALTRAINAL, en la Corte del distrito Sur de Florida, Estados Unidos, a fin de obtener la reparación e indemnización de los enormes perjuicios ocasionados por las graves violaciones de los derechos humanos y en los cuales se han visto seriamente comprometidos agentes, funcionarios y subordinados de The Coca-Cola Company, Coca-Cola de Colombia, S.A., Panamerican Beverages Company, L.L.C, Panamco LLC, Panamco Industrial de Gaseosas, S.A., Panamco de Colombia S.A., Richard I. Kirby, Richard Kirby Keilland, Bebidas y Alimentos de Urabá, S.A., la empresa ha denunciado judicialmente al presidente del sindicato, Javier Correa, de los miembros de la subdirectiva de Barrancabermeja, Juan Carlos Galvis, de Cúcuta Jorge Leal y de Bucaramanga, Luis Eduardo García, Álvaro González y José Domingo Flores.
Además de las acciones judiciales, se han venido realizando acciones de hostigamiento, como atentados contra las sedes sindicales, teniendo como consecuencia el desplazamiento de varios trabajadores huyendo hacia la muerte y una nueva serie de despidos como lo sucedido el pasado 15 de febrero en la planta de Medellín.
El sindicato aún mantiene su posición y no están dispuestos, aún bajo presiones, a desistir de la demanda en los Estados Unidos y luchar por las justas aspiraciones de las víctimas de las violaciones de los derechos humanos.
La guerra es una masacre entre personas que no se conocen, en provecho de personas que sí se conocen, pero no se masacran.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...